Cornejo Alemán seguirá en el juicio, la próxima audiencia el 25 de junio

junio 11 /2013

En la única novedad de la jornada de la víspera, el Tribunal Oral en lo Federal de Salta dispuso que el coronel retirado Joaquín Cornejo Alemán continúe siendo juzgado, con algunos cuidados atendiendo a su estado de salud. Por lo demás, la semana resultó frustrante, dado que no se pudo avanzar con la incorporación de las 29 declaraciones que restan para concluir con el listado de testigos previstos en este proceso.

La audiencia del martes 11 de junio fue breve. De entrada nomás el presidente del Tribunal, Carlos Jiménez Montilla, aclaró que solo se iba a dar a conocer el informe de los peritos que participaron de la junta médica a la que fue sometido Cornejo Alemán, que en este debate responde por la desaparición del soldado Víctor Brizzi. El presidente aclaró que no se iba a poder avanzar con los testimonios debido a que el cuarto juez, Gabriel Casas, estaba varado en Buenos Aires, donde el martes fueron demorados todos los vuelos, debido a una intensa niebla.

El informe de la junta médica no favoreció a las pretensiones de Cornejo Alemán, quien ya a principios de abril había pedido ser apartado de este proceso. Como esa petición se basaba en las consideraciones de un perito de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que no lo revisó, a pedido de los querellantes y el fiscal Ricardo Toranzos, el Tribunal decidió convocar a una junta.

La junta médica, integrada por dos peritos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y dos peritos de parte, arribó a la conclusión de que el militar “no tiene contraindicaciones para participar de las audiencias”. Sin embargo, la junta advirtió que Cornejo Alemán tiene que recibir la atención médica adecuada, y que las audiencias no deben extenderse más de dos horas, con intervalos de 45 minutos de descanso.

Atendiendo a esa recomendación, el abogado querellante David Leiva pidió que el militar sea trasladado a la cárcel de Ezeiza, que cuenta con un hospital. El defensor oficial Federico Petrina se opuso: “no sabemos si está en condiciones de ser trasladado”, sostuvo, y se allanó a la posibilidad de que siga sometido al proceso.

El Tribunal reiteró entonces que las audiencias seguirán el 25 de junio, a jornada completa, para “tratar de terminar este juicio lo antes posible”. Restan todavía 29 testigos, luego tiene que incorporarse la prueba documental, se tienen que producir los alegatos de las partes (la Fiscalía, los querellantes y las defensas) y recién se conocerá la sentencia, se estima que en agosto.

Cristina Cobos, esposa de Brizzi y hermana del estudiante de secundaria Martín Miguel Cobos, cuyo homicidio está siendo juzgado también, lamentó las dilaciones en este proceso, que comenzó en mayo del año pasado. Cobos consideró que se han reunido “muchas pruebas” en lo que va del juicio y que “ya están dadas las condiciones para que el Tribunal emita su resolución”, aunque opinó que es interesante escuchar los 29 testimonios que faltan, porque “de cada testimonio siempre algo importante sacamos para las pruebas”.

Además de Cornejo Alemán, en este proceso están siendo juzgados otros 16 hombres, militares, policías y un civil, por delitos cometidos, entre enero de 1975 y marzo de 1978, en perjuicio de 34 personas. De esas víctimas, solo 4 lograron salvar sus vidas.

  • Informe: Elena Corvalán