Disturbios y balas de goma en la marcha de mujeres en Rosario

octubre 10 /2016

Disturbios, disparos y represión en la multitudinaria marcha se dirigía al Monumento a la Bandera como cierre del Encuentro Nacional de Mujeres, originados por disturbios cuando pasaban frente a la Catedral, donde resultó herido con tres tiros José Granata, reportero gráfico de Télam que cubría la jornada.

Graves incidentes se produjeron durante la noche del domingo 9 de octubre frente a la Catedral de Rosario cuando la policía reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos a un grupo de manifestantes que participaba de la marcha por el XXXI Encuentro Nacional de Mujeres, entre quienes resultó herido un reportero gráfico de Télam.

Varios heridos por disparos

Varias personas resultaron heridas como consecuencia de los disparos de postas de goma y gases, durante un enfrentamiento que se extendió por unos 30 minutos y en el que también sufrieron lesiones personal policial, indicaron fuentes oficiales.

Los enfrentamientos se produjeron alrededor de las 22.00 en Buenos Aires y Córdoba, frente a la Catedral de Rosario, donde un grupo de varones rezaba el rosario en una actitud que las organizadoras del encuentro calificaron de “provocadora”.

Policías salieron de la iglesia

Entonces, un grupo de mujeres se desprendió la enorme marcha, que caminaba por calle Santa Fe y Buenos Aires en dirección al Monumento Nacional a la Bandera, a unos 50 metros de la Catedral, y se registró un enfrentamiento.

“Había dos policías a cada lado de la Catedral, pero cuando empezaron a arrojar cosas salieron desde adentro de la iglesia y comenzaron a disparar”, dijo a Télam una participante del Encuentro.

Dos periodistas de Rosario, el reportero gráfico de Télam José Granata recibió cuatro postas de goma en la cara, en el cuerpo y en uno de sus brazos, y el de Canal 5, Alberto Furfari, fue alcanzado también por balas de goma.

Corridas y gases

Luego de una media hora de corridas, gases y enfrentamientos la marcha se disipó y no pudo terminar su recorrido, que de acuerdo a lo previsto debía culminar en la explanada del Monumento Nacional a la Bandera.

“Nosotras en Plaza Sarmiento, decidimos dejar de participar de la movilización por protección a las compañeras”, dijo a esta agencia Norma López, concejal del Frente para la Victoria rosarino. La misma actitud, dijo, adoptaron otras organizaciones que participaron de la movilización de mujeres.

La diputada provincial del Frente Progresista Cívico y Social, Alicia Gutiérrez, escribió en su cuenta de la red social Twitter que un “puñado de mujeres que realizaron actos de vandalismo no pueden oscurecer un hecho relevante. 70.000 mujeres debatimos y participamos en paz”.

Situación de pánico

Otra participante de la movilización reportó que “para mitigar el efecto de los gases, los manifestantes prendieron fuego e hicieron una barrera de fuego”. Contó que se vivió “una situación de pánico entre la gente” porque “durante media hora hubo disparos de balas de gomas y gases”.

La marcha, una de las tradicionales acciones del Encuentro Nacional de Mujeres, había comenzado alrededor de las 19 del domingo último en la plaza San Martín, en el centro de esta ciudad santafesina, y tras recorrer un largo periplo desembocó en el Monumento a la Bandera.

Según varios participantes que dieron su testimonio a esta agencia, fue un grupo pequeño el que se enfrentó a los hombres que rodeaban la Catedral mientras rezaba el rosario. Cerca de las 23.00 la zona comenzaba a despejarse y las mujeres que habían participado de la marcha a abandonar el lugar donde se produjeron los incidentes.