Ganadores del concurso Jóvenes en Acción trabajan en la huerta orgánica para familias de Tonono

noviembre 6 /2015

Se puso en marcha en Tartatal el proyecto de los ganadores del primer premio del concurso Jóvenes en Acción 2015. El grupo ya trabaja en la creación de una huerta orgánica que directamente beneficiará a la comunidad de Tonono. El coordinador Sergio Frías indicó que es muy fuerte el deseo de crear una fuente productiva y laboral para las familias del lugar.

En la propuesta se invertirán los $15 mil que el Ministerio de Gobierno aportó para ayudar a los ciudadanos guaraníes, wichís y criollos que viven en Tonono, ubicada a 35 kilómetros de Tartagal, sobre la ruta 86. El proyecto incorpora nuevas ideas para el desarrollo económico y la producción.

Frías lo resume diciendo que la idea es impulsar el desarrollo de actividades agronativas generadoras de bienes y servicios útiles. “En dos semanas y si el clima nos ayuda, terminaremos de trabajar la tierra y comenzaremos con la germinación de plantines. Lo que no se venda quedará para que las familias alimenten a sus niños y también para la cría de pollos orgánicos”, detalló Frías.

Otro objetivo recuperar de manera indirecta la costumbre de trabajar la tierra por parte de los pueblos originarios. Los jóvenes construyen cercos con y sin acceso hídrico para la cosecha de hortalizas, vegetales y productos como el maíz, zapallo y sandía.

“Con esta propuesta se busca generar un espacio de trabajo y producción comunitaria, generando alternativas destinadas a la alimentación y al fortalecimiento sociocomunitario, fomentando el trabajo cooperativo”, insistió Frías en el diálogo que mantuvo con la secretaria de Participación Ciudadana, Clelia Ávalos, quien visitó a los chicos junto a técnicos de su organismo, para interiorizarse de la marcha de este proyecto y su proceso.

Educación vial

La funcionaria también se encontró con los autores del proyecto “Reaccioná por la vida”, otro grupo ganador del concurso Jóvenes en Acción 2015. Ellos plantearon el trabajo con niños y niñas con capacidades diferentes pertenecientes a la escuela especial N° 7.047 Félix Bruciaferri, de Tartagal.

La idea es enseñar y aprender en jornadas de juegos y actividades lúdicas en las que el tema principal serán las señales viales. Los creadores del proyecto detectaron el aumento de siniestros viales en la localidad norteña, por lo que decidieron concientizar y trabajar con el sector más vulnerable de la ciudadanía.

Ávalos destacó el trabajo que desarrollan los jóvenes para mejorar la calidad de vida de sus vecinos. “Estas dos iniciativas aportarán cambios significativos a los barrios e implican un permanente compromiso social de parte de los jóvenes. Estamos visitando a los ganadores del concurso para ser testigos de la concreción de sus proyectos y observar los cambios que las nuevas generaciones protagonizan”, indicó.

El Ministerio de Gobierno reconoció por tercer año consecutivo las buenas ideas de jóvenes de toda la provincia. El mes pasado se entregaron los premios a los 55 grupos ganadores y se anunció que otro grupo de 51 proyectos podrá desarrollarse a pesar de no ser ganadores, porque contarán con el apoyo de organismos y de instituciones civiles.