Invertirán más de $37 millones en la construcción de 100 viviendas en Embarcación

septiembre 22 /2015

El Instituto Provincial de Vivienda invertirá más de 37 millones de pesos en la construcción de 100 nuevas viviendas en Embarcación, que se sumarán a las 45 casas sorteadas en julio pasado. El último grupo se encuentra con un avance de obra del 98% y sólo se ultiman detalles para ser entregadas y habitadas en lo inmediato.

La construcción de las 100 nuevas viviendas se ejecutará a través del Programa Federal Techo Digno, con una inversión de $37.481.905 y un plazo de ejecución de 12 meses.

Geográficamente, las viviendas estarán ubicadas sobre avenida Buenos Aires, detrás de la cancha del club River Plate de Embarcación y se dividirán en dos prototipos: la tradicional de estar-comedor, cocina, baño, dos dormitorios y lavadero externo de 55,40 metros cuadrados. En tanto, las adaptadas, que son especialmente construidas para familias con integrantes con discapacidad motriz, cuentan con los mismos ambientes que las tradicionales, pero con una superficie cubierta de 61.20 mts2.

Viviendas para aborígenes
En la misma ciudad, el IPV construye 12 viviendas a través del Programa Provincial Mi Casa. Se ubican en terrenos de la comunidad wichí San Ignacio de Loyola y presentan un avance de obra del 82%. Las casas se financian con fondos provinciales y se ejecutan por medio del municipio con mano de obra local y materiales de la zona. Cuentan con cocina-comedor, dos dormitorios, baño y lavadero externo.

“La Provincia apuesta fuertemente al interior en materia de viviendas, y es por eso que en cada rincón de la provincia se construye una casa del IPV” dijo el presidente del organismo, Marcelo Ferraris, y detalló que se encuentran en ejecución más de 3.000 viviendas en la Provincia, “que luego se transformarán en hogares”.

“La premisa sigue siendo la construcción de viviendas en el interior para que sus habitantes puedan crecer y desarrollarse en su pueblo natal” apuntó Ferraris.

En la comunidad San Ignacio de Loyola, las casas se emplazan sobre terrenos de la comunidad y cuentan con provisión de energía eléctrica y agua potable. “Entre los trabajadores hay miembros de la misma comunidad que ocupará esas viviendas” destacó Ferraris.​