La Justicia salteña suspendió otro desmonte denunciado por Greenpeace

octubre 2 /2014

Tras recibir la denuncia de Greenpeace por el cargo de “destrucción de bosques”, la justicia notificó al dueño de la finca San Francisco, José María García del Río, que debe suspender el desmonte (1). El predio se encuentra en el departamento de San Martín, en un área protegida por la Ley Nacional de Bosques (2)

El documento, fechado el 27 de septiembre, dispone que por orden del Juzgado de Garantías n°1 a cargo de la Dra. María Flores “deberá hacer cesar todas las actividades de desmontes que se estén realizando en los terrenos pertenecientes a la finca, hasta tanto no se resuelva sobre el hecho denunciado”.

Los ambientalistas habían denunciado el desmonte ilegal en 2013 y nuevamente la semana pasada, cuando comprobaron que habían avanzado las topadoras y las quemas en más de 3 mil hectáreas. Luego fueron encerrados por el dueño del lugar, quien les impidió la salida hasta que llegó la Policía (3). La organización presentó la denuncia por destrucción de bosques y privación ilegítima de la libertad.

La resolución se suma al fallo que la Justicia salteña dictó el mes pasado para el caso Cuchuy, que autorizó a Greenpeace a continuar bloqueando las cisternas que alimentan las topadoras y mantener los controles contra los desmontes en la zona. (4)

La finca San Francisco fue recategorizada por el gobierno de Juan Manuel Urtubey como Categoría III - verde, que habilita el desmonte de 6.383 hectáreas para uso agrícola y ganadero. Tres mil de ellas ya fueron deforestadas.

Los cambios de zonificación que está realizando ilegalmente el gobierno de Salta con el objetivo de autorizar desmontes en zonas protegidas por la Ley de Bosques superan las 150.000 hectáreas y se están ejecutando en este momento.