Megajuicio: más testimonios sobre las hermanas Torres

junio 24 /2012

El juicio oral y público que se sustancia ante el Tribunal Oral en lo Federal Criminal de Salta continuará el lunes 25 de junio con más testimonios sobre los secuestros y desapariciones de las hermanas Torres, hechos cometidos en los primeros meses de 1976 en General Güemes y por los que están acusados quien fuera jefe del Ejército en Salta, el represor convicto Carlos Alberto Mulhall, y quien fuera jefe de la Comisaría en Güemes, el comisario Julio Oscar Correa.

Mulhall y Correa están acusados también por los crímenes en perjuicio de René Russo y Raúl Osores, ambos desaparecidos cuando estaban detenidos en la cárcel de Villa Las Rosas, y los secuestros y desapariciones de los jóvenes amigos Nolberto Guerrero y Felipe Rodolfo Pizarro Gallardo, que residían en Güemes.

El Tribunal, presidido por el juez Carlos Jiménez Montilla e integrado también por los jueces Mario Marcelo Juárez Almaraz, Martha Liliana Snopek y Gabrial Casas (cuarto juez), tiene previsto dedicar la segunda parte de la jornada de hoy a escuchar testimonios referidos a estos últimos delitos.

Las hermanas Francisca Delicia Torres y Carmen Berta Torres eran militantes peronistas. Francisca, a quien llamaba Berta, fue secuestrada el 9 de abril de 1976, desde las oficinas de la municipalidad de Güemes, donde trabajaba. Carmen fue secuestrada de su casa, la medianoche del 28 de abril de ese mismo año. Ambas están desaparecidas, y no se sabe qué ocurrió con el embarazo que tenía Berta al momento de ser llevada por los represores.

La semana pasada hubo algunos testimonios sobre ellas y el Tribunal había previsto, en principio, escuchar a otros cuatro testigos hoy, pero (como viene ocurriendo por las dificultades para ubicar a algunos testigos y por los inconvenientes de sus avanzadas edades, en la mayoría de los casos) es posible que solo algunos de ellos concurran hoy a la sala de grandes juicios del Poder Judicial. Uno de los citados a declarar hoy es Manuel Torres, hermano de Carmen y Berta y quien participa de este proceso como querellante.

El lunes también se seguirán escuchando testimonios sobre Russo, Osores, Guerrero y Pizarro Gallardo. Los testimonios sobre estos crímenes seguirán el martes.

Russo fue detenido el 24 de marzo de 1976, en Orán, donde era empleado municipal y gremialista, además de militar en el Partido Comunista. En el Centro Clandestino de Detención que funcionaba en el Escuadrón 20 de Orán de Gendarmería Nacional fue torturado y luego trasladado a la cárcel de Villa Las Rosas, donde permaneció hasta el 24 de diciembre, cuando lo llevaron a la Central de Policía con la excusa de que iba a ser liberado. Fue la última vez que se lo vio.

Osores fue detenido el 15 de mayo de 1976 “por fuerzas de seguridad bajo control operativo dependientes del Ejército Argentino”, en Embarcación. También él estuvo en el CCD de Gendarmería en Orán, luego fue visto en la cárcel de Villa Las Rosas, de donde desapareció.

Guerrero cumplía el servicio militar en Salta. Fue secuestrado de su casa la madrugada 30 de mayo de 1976, cuando disfrutaba de su primer franco. Al día siguiente, también en horas de la noche, fue secuestrado su amigo, Felipe Pizarro Gallardo, que solo tenía 17 años.

  • Informe: Elena Corvalán