Vendedores ambulantes se resisten al control y agreden a inspectores municipales

noviembre 30 /2015

El último fin de semana se registraron nuevos hechos de violencia en un operativo de control en el espacio público. Mientras realizaba su servicio, un inspector de la Dirección de Operativa fue amenazado con un elemento cortante por un vendedor. Tras radicar la denuncia, recibió nuevas agresiones por parte de los vendedores quienes lo increparon en las instalaciones de Control Comercial con palos y baldosas, tanto a él como a personal que se encontraba en la guardia.

Lamentables hechos de violencia involucran nuevamente a vendedores que ejercen el comercio ilegal en el espacio público. En un operativo de control que se realizaba en las peatonales, en el marco del Black Friday, un inspector recibió amenazas y agresiones de un mantero que se resistió al cese de su actividad comercial.

En un primer momento, el personal municipal instó al vendedor a abandonar el espacio público ya que el mismo estaba infringiendo la ordenanza que regula dicha actividad. El comerciante no sólo se negó, sino que extrajo una trincheta y propicio todo tipo de amenazas al inspector, se le fue encima, lo que provocó la intervención del personal policial.

Tras estos hechos, el damnificado radicó inmediatamente la denuncia en la Comisaría Nº 1, bajo la carátula inicial de “amenazas”. Sin embargo, esto no terminó aquí, ya que mientras se encontraba en su lugar de trabajo (Pje. Castro y Gral. Güemes), el agresor, quien respondería a una de las pandillas más numerosas que ejerce el comercio ilegal, llegó acompañado de dos personas más provistos de palos y baldosas.

Nuevamente comenzaron las agresiones contra la integridad del inspector ocasionándole daños físicos y también resultó lesionada una de las administrativas que se encontraba de turno en la guardia. Mientras los agresores intentaban escaparse fueron detenidos por personal policial y quedaron demorados en la Comisaría Nº 1, bajo la intervención de la Fiscalía Penal Nº 2.

Al respecto, el Director General de Operativa, Julio Gorena, manifestó su repudio y lamentó que se sigan repitiendo este tipo de hechos. “Necesitamos que se continúe con este tipo de medidas ante estas situaciones de violencia. No sólo se puso en riesgo la integridad física del inspector que realiza su trabajo en el espacio público, sino también del personal administrativo y del propio edificio de la subsecretaría”, enfatizó.