18 represores a juicio por desaparecidos de la UNSa. y Orán

Elena Corvalán
marzo 19 /2012

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta fijó para el 14 de mayo el inicio de las audiencias en varias causas en las que se investigan desapariciones de docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de Salta y de habitantes de Orán. Esta es la causa más importante, por el número de imputados y de víctimas, que llega a juicio en Salta. Dieciocho hombres serán juzgados por las desapariciones u homicidios de 17 personas y los tormentos infligidos a otras dos.

Se iniciará el 14 de mayo de 2012

A esta causa se acumularon otras siete, por distintos hechos cometidos desde 1975 por fuerzas de la Policía y el Ejército.

En la causa principal se investigan las desapariciones de Silvia Benjamina Aramayo, Víctor Brizzi, Carlos Estanislao Rojas, Gemma Fernández Arcieri y Héctor Gamboa, y el asesinato del casi adolescente Martín Miguel Cobos.

Por estos hechos están imputados siete militares, Carlos Alberto Mulhall, Joaquín Cornejo Alemán, Fernando Antonio Chaín, Marcelo Diego Gatto, Ricardo Benjamín Isidro de la Vega, Ubaldo Tomislav Vujovich Villa y Virtom Mendíaz; dos ex oficiales de la Policía de Salta, Joaquín Guil y Abel Vicente Murúa, y el civil Juan Manuel Ovalle.

A esta causa se acumularon otras siete, por distintos hechos cometidos desde 1975 por fuerzas de la Policía y el Ejército. Es el caso del homicidio de Eduardo Fronda, asesinado el 8 de enero de 1975, hecho por el que también está acusado el ex comisario general Joaquín Guil, además del ex policía federal y ex oficial del Servicio Penitenciario Provincial Juan Carlos Alzugaray.

Mulhall y Guil comparten acusación por el homicidio y la privación ilegítima de la libertad de Oscar Alberto Bianchini y Néstor Miguel Díaz. Y están procesados, junto a Gentil y Murúa por la desaparición del arquitecto Ramón “Chicho” Gallardo.

Además, Mulhall, Murúa y Diego Alejandro Varas serán juzgados por secuestros y homicidios cometidos en Orán: los de René Russo, Felipe Rodolfo Pizarro Gallardo, Raún Benjamín Osores y Nolberto Guerrero. Junto a Vicente Leopoldo Abán y Julio Oscar Correa el ex jefe del Ejército en Salta será juzgado por la detención ilegal y el asesinato de las hermanas Carmen Berta Torres y Francisca Delicia Torres, de General Güemes.

En el mismo debate se intentará dilucidar también responsabilidad de Mulhall, Jacinto Ramón Vivas y Felipe Caucota en los apremios ilegales sufridos por Salomón Pablo Ríos, y los que sufrió Aldo Hugo Bellandi, por el que está también acusado Mulhall, junto a Roberto Puertas.

El Tribunal dispuso que las audiencias se harán solo los lunes y martes, de 14 a 19, y que se llevarán a cabo en la misma sede de los Tribunales Federales, en Deán Funes y España, probablemente en la sala de audiencias de la Cámara Federal de Apelaciones.

Mulhall, Gentil y Guil ya cuentan con dos condenas a prisión perpetua, por la desaparición del ex gobernador Miguel Ragone, secuestrado el 11 de marzo de 1976, y el fusilamiento de once presos políticos, cometido el 6 de julio de 1976. El resto llega a la instancia del juicio oral por primera vez.

Mulhall fue jefe del Ejército en Salta desde octubre de 1975 hasta diciembre de 1977. El 24 de marzo de 1976 asumió como interventor militar del gobierno de la provincia. Por eso aparece implicado en la mayoría de los crímenes cometidos en esa época.

Cornejo Alemán, sindicado como integrante del grupo de tareas El Rayo, que operó en Tucumán, fue segundo jefe del Destacamento de la Guarnición Ejército Salta. Mendíaz fue subjefe de la Policía salteña. Gentil fue jefe de la Policía, y Guil, jefe de Seguridad de la Policía, un puesto considerado clave para realizar tareas de seguimiento y represión de los oponentes políticos al régimen. La mayoría de las víctimas eran militantes del justicialismo.

  • Elena Corvalán
    Periodista