Actualidad Viernes 13 de mayo de 2011
Por Reynaldo Sietecase

¿A quién le habló Cristina?

“No me muero por volver a ser presidenta"

La presidenta de la Nación, Cristina Kichner, brindó en José C. Paz su discurso más fuerte y emotivo de los últimos meses. “No me muero por volver a ser presidenta, di todo lo que tenía que dar”. “Estoy haciendo un inmenso esfuerzo personal y hasta físico para seguir adelante”. “Yo no quiero ni explotación ni extorsión, ni de un lado ni de otro”. “Las medidas de extrema dureza terminan desprestigiando al movimiento sindical”.

La mayoría de los dirigentes gremiales consultados por el discurso no se dieron por aludidos.

“Yo quiero sindicatos solidarios con todos los argentinos, no sólo con sus afiliados, porque si no dejan de ser sindicatos para ser una corporación”. “Estoy cansada de hipocresías de quienes vivan el nombre de Cristina y al otro día hacen exactamente lo contrario para que tenga problemas o para que esto se derrumbe”. Estas fueron algunas de las frases más notables del discurso.

El mensaje de la presidenta tiene múltiples destinatarios, dentro y fuera del Frente para la Victoria. Estuvo dirigido a los gremios no alineados con el gobierno y a los gremios que responden a Hugo Moyano. Al sindicalismo clasista y a la CTA.

Si bien la presidenta había hecho un discurso similar en marzo pasado, al momento de inaugurar una autovía en Paraná mientras estaban bloqueados los puertos del norte de Rosario, una sucesión de hechos afectaron su ánimo y la decidieron a decir lo que dijo en José C. Paz.

  • La amenaza de Pablo Moyano, en el marco de un conflicto de camioneros de hace una semana, horas después de su llamado al pacto social: “Vamos a parar el país”, dijo el secretario de Camioneros.
  • Los dichos del Jefe sindical de los taxistas, Omar Viviani, apoyando a Sergio Massa para la gobernación, cuando Daniel Scioli es el aliado privilegiado por el gobierno.
  • El conflicto en Aerolíneas Argentinas y Austral, protagonizado por una decena de empleados que pararon vuelos por un pedido de encuadramiento sindical. La presidenta se preguntó en voz alta ante dos ministros: “para esto recuperamos AA, para que la destruya un grupo de irresponsables”.
  • Veinte o treinta trabajadores de Kraft cortaron ayer por la mañana la avenida Panamericana mientras están en conciliación obligatoria.
  • Los petroleros en el sur, los mejores sueldos del país, no sólo persisten en un paro de difícil justificación y paralizan la producción de crudo, sino que no escatiman los métodos violentos.
  • Los docentes de Santa Cruz rechazan, en opinión de la mandataria, un acuerdo racional y no solo siguen con el paro sino que también cortan rutas.
  • Los gremios más sumisos durante el menemismo como Comercio y Gastronómicos ahora hacen planteos que duplican la media salarial.

Además la presidenta cuestiona, sin ambages, los métodos violentos del sindicalismo cuando en el país hay negociaciones paritarias y “se gobierna para los trabajadores”. Los que aseguran que CFK está al borde de desistir de su candidatura construyen su opinión en base al propio deseo.

Ahora bien, no se puede soslayar su frase: “No me muero por volver a ser presidenta”. Lo que muchos leyeron como una advertencia, puede leerse así: yo estoy dispuesta a ir, dispuesta a hacer el esfuerzo, el sacrificio pero para eso exijo colaboración y racionalidad. O dicho de otra manera: son ustedes los que necesitan que yo vaya a la reelección si es que no quieren rifar “el modelo”.

La mayoría de los dirigentes gremiales consultados por el discurso no se dieron por aludidos. En la CGT aseguran: “nosotros no hicimos ningún paro general desde el 2003”. Es cierto. Como cierta es la presión que ejercen sobre el gobierno en busca de cargos y otras concesiones. En José C. Paz, la presidenta avisó que no las aceptará. Antes se vuelve a El Calafate.

A pesar de la tensión, es falso que exista ruptura con la CGT. Es evidente que CFK y Moyano están en el mismo barco. El tema central es que no pueden quedar dudas de quién es el que lo conduce.

Compartir: 

2015 © Copyright - Saltalibre.net - Todos los Derechos Reservados