Agresión policial en Orán contra la prensa

mayo 27 /2008

Vecinos golpeados en Orán

La Asociación de Periodistas de Salta (APES) repudió la agresión sufrida esta madrugada contra el periodista Samuel Huerga, de la ciudad de Orán, por un número no determinado de integrantes de la Guardia de Infantería de la Policía de la Provincia, quienes intentaron evitar que la labor del trabajador de prensa durante un enfrentamiento entre la policía y vecinos de San Ramón de la Nueva Orán.

APES se solidariza con un periodista de Orán y repudia la acción violenta de la Policía contra el trabajo de la prensa.

Huerga, que se desempeña en radio Cadena NOA y es corresponsal de Nuevo Diario, recibió un golpe en la cabeza que le provocó un desmayo y un corte en el cuero cabelludo. Hasta esta mañana permanecía internado en el área de Observación del Hospital San Vicente de Paul, donde se le estaban realizando estudios sobre la gravedad de la lesión.

Según información suministrada por Huerga y por el abogado Hernán Mascietti, la agresión ocurrió aproximadamente a la 1 de la madrugada de hoy. Huerga había ido a cubrir un nuevo enfrentamiento entre personas (algunos de ellos que habitaban el asentamiento La Canchita) y grupos de Infantería que se quedaron de custodia para evitar nuevos asentamientos.

Según se informó a la APES, en esas circunstancias un grupo compuesto en su mayoría por mujeres, que estaban reunidas deliberando acerca de presentar una denuncia por los constantes enfrentamientos, quedaron rodeadas por miembros de la Infantería mientras en otros lugares se sucedían las refriegas con balas de goma y piedras del lado de los policías y solo piedras del otro lado, en el que había algunos hombres y mayoría de niños y adolescentes.

Huerga contó que estaba cerca del grupo de mujeres cuando, con la visión nocturna de su filmadora, pudo captar imágenes de policías que sacaban del grupo a un hombre y lo golpeaban. En ese momento un guardia de infantería le ordenó que dejara de filmar, a lo que Huerga respondió que estaba haciendo su trabajo. El policía le tapó la lente con la mano, pero el periodista se corrió para seguir filmando a otros policías que golpeaban al hombre -luego identificado como el empleado municipal Valentín Mamaní- y lo arrojaban a una camioneta, donde continúo la paliza. En ese momento fue que Huerga recibió un golpe desde atrás.

El periodista fue auxiliado por un hombre y una mujer, quienes lo ayudaron a huir y a poner a salvo el video, en el que se registró que cuando iban escapando los policías les disparaban con balas de goma. Un vecino que ayudaba a Huerga recibió al menos 12 balazos y cayó herido. En tanto la mujer pudo auxiliar al periodista, que perdió el conocimiento en esas circunstancias.

Huerga dijo a la APES que antes, ni bien llegaron al lugar de los hechos, en el barrio El Milagro, una piedra le destrozó un vidrio de la traffic en la que se movilizaba. Dos vecinos, que no son del asentamiento, le señalaron a guardias de la Infantería como los autores del piedrazo; cuando el periodista intentó filmarlos, los policías se fueron corriendo.

Una vez más la APES se solidariza con Huerga y repudia la acción de quienes aún creen que la violencia es un medio de expresión válido. Como en otras ocasiones, esta Asociación lamenta que hechos de esta naturaleza ocurran, pero entiende que es aún más lamentable que provengan de organismos del Estado sin que se hayan tomado medidas contra la gravedad de estos sucesos.

APES hace una nueva exhortación a las autoridades provinciales, para que se investiguen estos excesos y se ordene expresamente a la Policía a que respete los derechos de las personas y de la prensa en particular. Asimismo, desde la Asociación de Periodistas consideramos que si la Policía cumple con su deber en un marco estrictamente legal, no tiene que temer la presencia de la prensa.

Elena Corvalán, Presidenta de APES
José Acho, Secretario

Tel. (0387) 4280467. Cel. (0387) 154186517.
Mail: apesalta@gmail.com

  • N de la R: Foto sobre los incidentes: Nuevo Diario de Salta