Ahora la Policía acosa a un fotógrafo

mayo 6 /2010
José Acho

Gas pimienta (foto Rolando Díaz)

Una reciente acción judicial de la Policía por supuestas amenazas iniciada contra un reportero gráfico de Nuevo Diario encubre un mensaje peligroso y constituye un nuevo ataque a la libertad de prensa y de trabajo en Salta. En un comunicado APeS repudió la desición del Poder Judicial salteño de llamar a indagatoria al reportero gráfico Rolando Díaz

Ante el requerimiento de APeS de mayores garantías para el libre ejercicio de la profesión, el Jefe de la Policia de Salta declaró: "No puedo garantizar nada".

En una reunión que directivos de la Asociación de Periodistas de Salta mantuvo este 6 de mayo con el Jefe de Policía Humberto Argañaraz, se le hizo saber la preocupación por una denuncia y el accionar policial contra integrantes de la prensa.

Directivos de APES le requerieron información sobre la actuación policial sobre la denuncia de las supuestas amenazas en el operativo policial montado el 20 de enero pasado en Finca Las Costas, por el conflicto suscitado entre el Jockey Club y la Comunidad Lules de Finca Las Costas.

A la vez que se le reclamó la reiteradas faltas de identificación de cada uno de los policías como marca la Ley, se le solició informes sobre el jefe del operativo, oficial Alfredo Flores, y también se le pidió garantías de que los trabajadores de prensa no serán molestados ni agredidos por la Policía cuando éstos se encuentren cumpliendo sus tareas periodisticas.

"No puedo garantizar nada"

Ante el requerimiento de APeS de mayores garantías para el libre ejercicio de la profesión, el jefe policial declaró "No puedo garantizar nada"; por lo que esta entidad lo hizo responsable de cualquier agresión policial que pudieran recibir los trabajadores de prensa en ejercicio de su función y, particularmente, el reportero gráfico Rolando Díaz, quien es permanentemente hostigado por funcionarios policiales en su labor.

En un nuevo comunicado APeS reiteró su llamado de atención a las autoridades del Gobierno de Salta para que se tomen medidas con el fin de corregir estas acciones contra la prensa y para que se respete el trabajo periodistico sin temor a ser detenido o agredido por quienes deberían velar por la seguridad de todos los ciudadanos salteños.

El hecho en cuestión ocurrió tras la cobertura periodística de la represión policial en Finca Las Costas del 20 de enero pasado. Por este conflicto la Policía elevó una denuncia ante la Justicia contra el fotógrafo de Nuevo Diario, quien fue convocado a declaración indagatoria por el juez de Instrucción Formal Nº 3, Pablo Farah, el 12 de mayo a las 8.30.

¿Policías amenazados por la prensa?

La citación a indagatoria a Rolando Díaz llegó al domicilio del diario donde trabaja y según se pudo averiguar por fuentes judiciales (dado que no se puede acceder al expediente hasta tanto se concrete la indagatoria), la acusación tendría la carátula de "amenazas".

Supuestamente, el fotógrafo fue citado a indagatoria por haber dicho a policías que actuaron en la represión "correte negro de mierda, nosotros los apoyamos en el paro", entre otros dichos. Pero no pudieron explicar en qué parte de estos dichos se constituyó la supuesta amenaza que adujo la Policía.

Según la notificación que llegó el lunes 3 de mayo a manos de Díaz, se ordenó presentarse"en forma personal y bajo apercibimiento de conducción por la fuerza pública en caso de incomparencia injustificada".

Diversas causas abiertas

Esta convocatoria se hace en el marco del expediente Nº 82823/10 seguido en contra de Pastora Vilte, Estela Guzmán, Froilan Leañez, Gladys Borja, Delia y Narciso Burgos, y Teresa Pistán por "turbación de la posesión, lesiones y amenazas".

Por este conflicto de poseción de tierras se abrieron diversas causas en la Justicia. Las mismas imputan a unos 14 integrantes de la Comunidad Lules de Finca Las Costas que se oponen a la instalación de canchas de rugby del Jockey Club en una de las parcelas de este territorio.

La entidad pudo poner sus canchas al subarrendar unas tierras, acción que se encuentra prohibida en los contratos que se dio a los ocupantes de Finca Las Costas; cuando esta ocupación tenía el aval "excepcional" otorgado por el gobernador Juan Manuel Urtubey.

El oculto gas pimienta

Según relata Nuevo Diario, el día de los hechos, cuando se generó la represión, Díaz y su director, Néstor Gauna fueron golpeados por policías sin la identificación correspondiente y cuando se le pidió sus nombres se negaron.

El fotógrafo fue escupido en la cara por uniformados anónimos en tres ocasiones. La intervención de Gauna ante los policías impidió que le rompieran o le quitaran la cámara de fotos a Díaz.

En la refriega, una fotografía evidenció la utilización oculta de los policías del gas pimienta y armas electricas que la cúpula policial, e incluso el mismo Ministro Kossiner negaban haber utilizado en los procedimientos policiales.

El jueves 27 de abril pasado Rolando Díaz redicó también una denuncia a los policías que intentaron apresarlo cuando realizaba la cobertura periodistica en un incendio de una casa deportiva. La Policía no pudo apresarlo porque el reportero fue solidariamente defendido por otros periodistas que se encontraban cubriendo el incendio.

  • Fuente: Nuevo Diario de Salta y Asociación de Periodistas de Salta.