Anunciaron tener pruebas de contactos de las francesas con el "libertinaje salteño"

marzo 31 /2014
Juan Antonio Abarzúa Rojo

La segunda semana del juicio y la quinta audieincia por el doble crimen de las estudiantes francesas Houria Mounmi (21) y Casandre Bouvier (28), cuyos cuerpos fueron descubiertos violados, torturados y ultimados a tiros de rifle el 29 de julio de 2011, dejaron un sabor amargo entre los presentes y la cuasi certeza de que los deleznables hechos ocurrieron no en el lugar del macabro hallazgo, sino en otra parte.

Un oficial asegura que no fueron sometidas allí, otro habló de libertinaje y un abogado dijo que presentará pruebas de esto último en la audiencia del martes 1 de abril.

Por lo menos eso fue lo que aseguró, coincidiendo con testimonios anteriores, el oficial ayudante de la Policía de la Provincia Ricardo Ruiz, quien fue el que encontró, en horas de la noche, el segundo de los despojos y aseguró que era imposible que hubiesen sido sometidas allí por la impenetrabilidad de la vegetación. Al mismo tiempo, reveló -en consonancia con apreciaciones previas de otros que respondieron preguntas- que no se apreciaban en los restos la acción de animales carroñeros ni de aves volando en círculos, como es habitual cuando se trata de una muerte, cualquiera que sea.

A su vez, el detective de la Brigada de Investigaciones, Daniel Aguirre Guantay (35), quien realizó parte de las pesquisas, explicó sus tareas y reveló que entre ellas contactó a empresas y personas que se dedican a seducir a turistas para llevarlos a lugares de libertinaje, lo que motivó la intervención del abogado Fabián Reyes, uno de los defensores de Santos Clemente Vera, uno de los tres principales acusados del doble crimen, violación y robo, quien aseguró que mañana (01/04/14), presentará pruebas contundentes relacionadas a contactos y actividades realizadas por ambas víctimas con este tipo de personas.

Estas declaraciones se suman a otras, como las del padre de Cassandre Bouvier, Jean Michel, quien pidió investigar más, sobre todo porque en la cámara fotográfica de una de las chicas se halló la imagen de una desconocida, el mismo día de los hechos, supuestamente el 15 de julio- , lo que consideró imprescindible, en razón de que una autopsia escaneada de los cadáveres realizada en Francia, arrojó datos que aquí no se descubrieron: la presencia de patrones genéticos de dos mujeres y un hombre, cuyas identidades permanecen en el misterio.

El tribunal es presidido por el magistrado Angel longarte, secundado por sus colegas, Carlos Pucheta y Bernardo Ruiz.

Además de Vera, también están acusados Daniel Vilte Laxi y Gustavo Lasi, el más comprometido de todos, habida cuenta que en la cavidades anales y vaginales de ambas chicas se hallaron sus restos seminales y que el arma con el que fueron asesinadas, pertenece a su familia.

Gustavo Héctor Goujón, un maestro chaqueño de 43 años, quien prestó testimonio durante la primera jornada a través del sistema de videoconferencia, desde Resistencia, dijo que bajó hacia el lugar selvático luego de que otro visitante, el pastor protestante Rubén Darío Hoyos (41), domiciliado en Polvorines, Buenos Aires, subiera desesperado desde una zona baja, cubierta completamente por la selva y le comentara, presa del pánico, haber visto el cadáver de una joven.

Goujón bajó, se agachó entre la tupidez de los matorrales, árboles y arbustos y comprobó los dichos. Y observó atentamente: el cuerpo tenía el agujero de un balazo en la frente, estaba cubierta por sangre ya seca, tenía los pantalones hasta la rodillas y rotos, boca abajo, con los ojos abiertos y con señales de haber sido salvajemente torturada.

Presentaba, según su testimonio, llagas, moretones de todo tipo, laceraciones y excoriaciones. De inmediato dio aviso a los encargados del paseo, que en este caso era Walter Lasi, padre del principal, de los acusados, quien no se movilizó, motivo por lo cual, luego de 40 minutos, él se digió a la subcomisaría de la zona.

En la teleconferencia de la primera jornada Goujón y Hoyos coincidieron en que por las condiciones de la vegetación, era imposible consumar allí una violación, como lo había declarado Lasi, quien ante el juez instructor, Martín Pérez, hoy ascendido a camarista, confesó haber abusado en el lugar de las mujeres pero no haber sido partícipe del doble crimen perpetrado con el arma de propiedad de su familia.

En la audiencia del 31 de marzo, el oficial ayudante Ricardo Ruiz, al ser interrogado por el fiscal Félix Elías, coincidió en que "nadie puede hacer el amor en ese lugar", lo que confirma la hipótesis de que las víctima fueron mantenidas bajo secuestro y finalmente arrojadas a ese sitio.

A esta posibilidad se le sumó otra que la afirma y no porque sí, sino porque uno de los abogados defensores de Santos Clemente Vera lanzó un anuncio tenebroso.

Primeramente, el oficial principal Diego Aguirre Guantay (35), quien fuera miembro de la Brigada de Investigaciones, aseveró, al ser consultado por el tribunal y partes, que él y su equipo hicieron una seria investigación del caso, siendo, incluso, quienes detuvieron a Vilte Laxi, a propósito de tener la información de que en días posteriores al hallazgo de las universitarias galas, este joven se hallaba ofreciendo un arma calibre 22, por lo que sospecharon que podría ser la utilizada en los hechos, aunque esllo fue totalmente descartado.

Sin embargo, señaló que durante las pesquisas, entrevistaron a personas y empresas que ofrecen en hoteles y hostales, a todo tipo de turistas, noches de libertinaje, en lugares destinados a estos fines. No habló de fiestas, festivales, cantatas ni nada de eso, fue muy claro al utilizar el vocablo "libertinaje". Y en un momento de su exposición, fue interrumpido por uno de los abogados de Santos Clemente Vera, Fabián Reyes, quien, pidiendo disculpas, anunció que "mañana (01/04/14) y a propósito de lo que está diciendo el oficial Aguirre Guantay sobre casas de libertinaje y acciones en tal sentido, presentaremos en calidad de pruebas, relacionadas con el caso, elementos fundamentales".

En un cuarto intermedio realizado poco después, Reyes le confirmó a este periodista: "Sí, son pruebas claras y concretas que señalan que estas chicas tuvieron contacto con este tipo de personajes, que participaron en actividades nocturnas y que son muy importantes. Pero -concluyó-, discúlpeme, mañana escuchar todos los detalles".

  • Informe: Juan Antonio Abarzúa Rojo
    Periodista
    Correo: politribu@gmail.com
    Columnista invitado.