Artigas y el feriado que no fue...

Dr. Carlos María Romero Sosa
junio 7 /2015

José Gervasio Artigas

Otra afrenta perpetrada desde Buenos Aires al Padre del Federalismo y marmórea figura rioplatense y americana como lo es el general don José Gervasio de Artigas, fue materializada días pasados por el Senado Nacional.

Una prueba de que Buenos Aires sigue siendo unitaria

Habían motivos más que suficientes para honrar su memoria tributando un feriado nacional, el 29 de junio en conmemoración de aquel Congreso de los Pueblos Libres fruto de su inspiración patriótica y su ideario federal.

Ese acto descomedido también con la nación hermana del Uruguay y con el espíritu federal que impregna nuestra Constitución y que de manera imperfecta viene viviendo la Argentina desde su organización, correspondió al rechazo del proyecto promovido en la Cámara Baja por el diputado por Entre Ríos Julio Rodolfo Solanas, ex intendente de Paraná, de declarar feriado nacional, por única vez, el próximo 29 de junio, fecha cuando se cumplirá el bicentenario del inicio del Congreso de Concepción del Uruguay; estando el propuesto homenaje en un todo a tono con el Decreto 28/15 del PEN que declaró el 2015 “Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”.

Aquel concilio también es conocido por la historia como Congreso del Arroyo de la China, por el lugar entrerriano de su realización, o Congreso de los Pueblos Libres, debido a que en 1815 llevaron al recinto sus representaciones las provincias pertenecientes a la Liga Federal o Pueblos Libres.

En efecto, fueron elegidos para participar de las deliberaciones tendientes a exigir la declaración de independencia de la Corona Española como que las instrucciones del gobernador santafecino Francisco Antonio Candioti no dejan dudas, y tratar además el arreglo de la paz sobre bases sólidas con Buenos Aires, en el marco del ideario federal del prócer oriental autor de la convocatoria, el mismo que cruzó desde su campamento en Paysandú a inaugurarlo, diputados del Estado Oriental, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos, Córdoba y los electos por Yapeyú y Concepción, poblaciones de las antiguas Misiones, el territorio donde actuaba como Comandante General Militar desde ese año de 1815 en concordancia con el lema artiguista: “Los indios tienen el principal derecho”, el guaraní Andrés Guacurarí, héroe de la lucha contra el invasor lusobrasileño y ahijado del vencedor de Las Piedras; aunque los congresistas misioneros llegaron a destino una vez que fueron clausuradas las sesiones.

Ha subrayado Jesualdo –seudónimo literario del escritor uruguayo de Tacuarembó, Jesualdo Sosa- en su conocida obra “José Artigas”, que un delegado del Protector: Francisco Martínez, electo por Maldonado, confirmó en sus memorias la representación de aquellos estados provinciales.

¿Y cómo respondió Buenos Aires a la delegación enviada por el Congreso? Pues nada menos que encarcelando en el navío Neptuno a sus integrantes pese a los mensajes de paz del Director Supremo Ignacio Álvarez Thomas.

De José Gervasio de Artigas, el interlocutor epistolar en alguna oportunidad de Martín Miguel de Güemes como bien surge de la obra del descendiente del caudillo salteño doctor Luis Güemes Ramos Mejía: “Güemes documentado”, bien resumió Emilio Ravignani que sus ideales políticos no fueron divergentes entre 1813 y 1815 con los de San Martín dado que: “coincidieron en lo esencial con respecto a la marcha de la Revolución.

Habían motivos más que suficientes para honrar su memoria tributando un feriado nacional, el 29 de junio en conmemoración de aquel Congreso de los Pueblos Libres fruto de su inspiración patriótica y su ideario federal.

  • Carlos María Romero Sosa
    camaroso2002@yahoo.com.ar