Fallo contra Matus por estafa

marzo 11 /2010

El publicista Javier Matus

La Corte de Justicia de Salta reconfirmó la condena por estafa sobre el empresario de medios Javier Matus y el coautor del delito, Enrique Alanís. El alto Tribunal rechazó el recurso extraordinario presentado por el defensor de Matus, el ex juez federal, Horacio Aguilar. El publicista propietario de una radio y un canal, afirmó que seguirá apelando.

A Matus le queda aún la vía de apelación a través de un recurso en queja, para que el caso sea elevado a la Corte Suprema de Justicia.

El único magistrado que votó en disidencia entendiendo que el recurso debía ser concedido, fue el ex diputado provincial renovador, Fabián Vittar. Fuentes judiciales indicaron que si bien la Corte con su decisión reconfirmó su posición sobre la condena establecida por la Cámara del Crimen Nº 1, queda aún la vía de apelación a través de un recurso en queja, para que el caso sea elevado a la Corte Suprema de Justicia.

Según esta explicación, la sentencia aún no se encuentra firme, y con ello, se demora el pago del resarcimiento económico al denunciante de Matus y Alanís, Román Salva, a quien los dos acusados deben pagar 20 mil pesos con los intereses acumulados por 12 años. A ello se agregan otros 20 mil pesos a pagar por los bancos Francés y HSBC (con igual cúmulo de intereses), que resultaron responsables porque las entidades bancarias absorbidas por estos no hicieron los controles pertinentes cuando se fueron a sacar créditos con un documento falso.

La Corte ya había rechazado la apelación a la resolución de la Cámara del Crimen, y al reconfirmar su posición, indicó que la defensa no estableció nuevos elementos que refuten “de todos y cada uno de los fundamentos independientes que dan sustento a la resolución apelada, y sus agravios no revelan la existencia de una cuestión federal o constitucional”.

Salva hizo la denuncia tras haberse enterado que la quinta parte de una vivienda que era lo que quedaba para el como herencia, había sido embargada en 1998. Fue en ese momento que cayó en cuenta que con su DNI extraviado Alanís se había presentado en los bancos con la identidad de Salva. Matus fue imputado por haber llenado un certificado a nombre del falso Salva, firmando el papel como si fuese Jorge Tenreiros.

Vittar concedió

El único voto en disidencia con el fallo del Tribunal fue el de Fabián Vittar.
Para el magistrado, la apelación de Aguilar cumplió con los requisitos de tiempo y forma, al momento que “ha efectuado una pormenorizada crítica de la resolución impugnada refutando todos y cada uno de los argumentos que, a su entender, contravienen normas constitucionales o resultan arbitrarios y, en ese contexto, los agravios expuestos constituyen cuestión federal suficiente”.

Por otra parte, entendió que “pudo considerarse vigente la acción penal, cuando a su criterio se halla prescripta”.

Los puntos que argumenta Matus al momento de presentar la apelación es que en parte de un escrito que fue peritado, ni el nombre Román Salva, ni el número de documento, fueron de su puño y letra. Sin embargo, la pericia muestra que el resto del escrito, si lo fue, al igual que la firma que dispuso como Tenreiros.

  • Fuente: Nuevo Diario de Salta