¿Discriminación lingüística?

abril 26 /2009

Hilaria Supa

El Congreso peruano expresó su rechazo a la publicación de un artículo periodístico acompañado de una foto que puso en evidencia las faltas ortográficas en castellano de la parlamentaria Hilaria Supa, cuya primera lengua es el quechua.

"Nunca tuve la oportunidad de ir a la escuela. Empecé a leer y a escribir por la discriminación y la inequidad contra los quechua hablantes en Perú"

Varios ejemplares del matutino "Correo" llegaron a manos de los legisladores, quienes abrieron un acalorado debate sobre la discriminación de las minorías lingüísticas. Finalmente, el cuerpo emitió una condena formal que contó con 72 votos a favor, dos en contra y una abstención.

"A pesar de que el quechua es también una lengua oficial, sus hablantes han sido históricamente los más marginados del país", explica el corresponsal de la BBC en Lima, Dan Collyns.

La discusión también abordó aspectos relacionados con la formación académica de los congresistas y los requisitos para ser elegidos, así como el derecho a la intimidad y a la libertad de prensa.

La resolución del cuerpo legislativo advierte que se analizarán eventuales acciones en el ámbito legal. El director del matutino Aldo Mariátegui, en tanto, negó las acusaciones y mantuvo su posición.

La chispa que encendió la mecha

La congresista no tiene quien le escriba es el título del artículo que encendió la polémica. El texto alude a una fotografía tomada el pasado 17 de abril que muestra a Supa, del Partido Nacionalista (PN), en su banca, tomando notas.

Tras un breve relato del tema que en ese momento se discutía, la nota periodística destaca que "sus limitaciones en cuanto a ortografía dejan mucho que desear".

Al hablar ante sus pares, la congresista de la sureña región del Cuzco contó que aprendió sola el castellano. "Nunca tuve la oportunidad de ir a la escuela. Empecé a leer y a escribir precisamente porque vi la discriminación y la inequidad contra los que hablan quechua que subsiste en el Perú".

Uno de los votos negativos perteneció a la legisladora Martha Hildebrandt de la fujimorista Alianza para el Futuro (AP), quien consideró que el controvertido artículo no criticaba a Supa por su origen, sino por "su ignorancia del castellano".

El otro a Aurelio Pastor, de la gobernante Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), quien dijo que el matutino sólo se limitó a expresar su preocupación por la "calidad de la representación en el Perú".

Hilaria Supa es una dirigente campesina que se desempeñó como empleada doméstica entes de acceder al Congreso. Su nombre está asociado además con las protestas contra el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Perú y Estados Unidos.