El Chaqueño pide pruebas de ADN

septiembre 18 /2009
José Acho

Después que la revelación exclusiva de Salta Libre aparecida el 3 de setiembre y la exploción en el periodismo nacional, en los últimos días Oscar Esperanza Palavecino se puso el sayo e hizo cargo de que tiene un supuesto hijo en Tartagal. Aquí su versión periodistica sobre la "inocente omisión" del famoso cantor que, luego de 20 años, le pide al joven de escasos recursos se haga un ADN.

A todas luces es un hecho periodístico oculto (por pecado u omisión) de un protagonista famoso que tarde o temprano tenía que surgir.

Tanto él como su abogado Marcelo Arancibia, dijeron a medios de Buenos Aires, de Tartagal y de Salta, que “si ese chico piensa que es su hijo que pida una prueba de ADN”. Ambos saben que la familia humilde del supuesto hijo es de escasos recursos y difícilmente pueda pagarse ese costoso analisis de certificación.

Se sabe que del Chaqueño arriba del escenario es un señor artista, pero la gente lo conoce y sabe que bajo el escenario se puede esperar que diga cualquier cosa. No obstante lo que llama la atención es que un “prestigioso” abogado en el caso el Dr. Marcelo Arancibia, salga por los medios solo a insultar al mensajero que publica una entrevista periodistica, legitima sobre un hecho oculto cuya notoriedad, es evidente porque involucra a un hombre público y famoso.

El negocio de no asesorar

Un letrado debería tener mejores argumentos que solo insultos al periodista, como por ejemplo “asesorar mejor” a su cliente en sus acciones legales; a menos que “no asesorar” también sea su buen negocio. A todas luces existe un hecho periodístico oculto (por pecado u omisión) de un protagonista famoso que tarde o temprano tenía que surgir.

Lo reveló Salta Libre y hoy todos los medios lo explotan sin ponerse colorados, gratis y en ciertos casos sin citar las fuente. En Buenos Aires muchos hubieran publicado también sin temor de tener en sus manos la misma nota en forma exclusiva. De hecho hoy ya lo hacen poniendo el nombre y apellido del cantor.

En Salta, este caso estuvo al alcance de muchos medios locales, incluso varios de Tartagal lo sabían pero callaron. No se sabe si en 20 años no lo vieron como noticia, no se animaron, no quisieron o no tuvieron las agallas de publicarlo.

A casi un mes de un hecho periodístico publicado aquí, el Chaqueño, y su abogados enojados se pusieron el sayo y más vale tarde que nunca, salieron a realizar declaraciones donde más que argumentos vállidos, mostraron insultos.

El periodista Julio Marín de VideoTar de Tartagal dejó al chaqueño decir su discurso y no repreguntó nada. No relató el origen de caso y mucho menos citó la fuente periodística de la que se hacen eco. Quizás porque el cantor les dijo “a Uds le estoy contando esto porque son amigos y somos como del barrio en Tartagal” (…).

El chaqueño en el audio subido en la página digital lanzó injustificados insultos contra un simple periodista que no solo difunde sus grandes hechos artísticos, sino también revela sus influencias de artista convocante para obtener favores políticos y errores como hombre público y artista famoso.

Alguien debería explicarle que en su casos sus malos manejos en su vida de personaje artistico son parte de las reglas de juego comunes en el dentro del periodismo del espectáculo. Mucho más en su caso de un hiper famoso cantor vernáculo que es el “Diego Maradona del folclor”, en todo su sentido.

El joven de 20 años que reclama su identidad paterna se llama Nicolás Frias, que luego la utilice o no será su decisión, pero le corresponde por derecho. Palavecino niega toda relación formal con la madre del joven, pero remarca en tercera persona “se le ayuda” y no que él le ayuda. Dicho más claro en idioma gaucho: “una ayuda bajo poncho”.

Si existe esa ayuda nunca se sabrá porque es extra judicial. Es tan solo una ofensa echada en cara de la madre y familia Frías. Si existe o existió alguna vez seguro no debe tener recibos, tampoco tiene ningún valor legal. Es algo que el Chaqueño y abogado seguro saben pero no lo dicen y tampoco nadie se anima a preguntarles.

El discurso para lo cual el periodista de VideoTar le abrió el micrófono de la radio y de su página digital fue para decir en una muestra penosa de falta de argumentos del entrevistado y de complacencia o desinformación periodística del entrevistador.

El periodismo de mala leche

“Ustedes (por VideoTar) pueden sacar sus conclusiones como periodistas inteligentes que son (…). Hay un periodista que yo le gané un juicio que decía que yo era dueño de tierras, que creo que está usando a esta gente… Más allá que es tu hijo, o no es tu hijo se lo ha estado ayudando (sic). Esto no es un caso para el periodismo, sino un caso judicial, se va a hacer un ADN. Veremos la forma de saber la verdad de todo”.

“Mi predisposición está para todo, siempre se lo ayudó. Yo creo que más allá de todo esto hay un periodista de mala leche que sabemos quien es, ni porque ni cómo. [1] Me debe 20 mil pesos y nunca los pagó. No se que busca. Se mete en algo privado”.

¿Vos le dijiste a Nicolás que eras su papá?

Si, puede decir todo lo que quiera. No hubo bastante diálogo, pero hubo algo (sic). Habrá que ir a ver más allá de todo esto. Yo no hablo de mi vida privada. Yo no se cual es el reclamo a los 20 años. Hay que ver todo, cual es la cuestión… El caso para mi es judicial, más allá que le pueda importar al periodismo.

¿Existe un lazo afectivo con la familia de Nicolás?

Novio no he sido nunca, prometerle casamiento tampoco, en absoluto. Son cosas muy delicadas. Se tienen que ver en un juzgado donde se soluciona donde tienen que obligar a mi y a la otra parte, para ver que es lo que pasa… (…)

Yo lo único que quisiera es que no los usen. Esta gente que viene de Salta es porque está usando a la otra parte. No creo que le solucione el problema a mí, ni a él, ni a nadie... Yo no tengo que andar rindiéndole cuentas a nadie más que a la gente interesada. No entiendo que es lo que se busca de mí. Me han dado tanto… la Hammer, las tierras, tantas cosas, pero ya se verá… Hay gente que realmente que realmente, ha compartido mi mesa y quiere hablar mal de lo mío. (…)

Otro publicista y dueño de una radio salteña de capital de aparente discurso moralista y religioso, pero siempre apegado a las pautas oficialistas, muestra también su eterno agradecimiento y obsecuencia con el artista quizás porque el Chaqueño le pone avisos de su Peña en Salta.

En este caso, siguiendo su línea de no remitirse a la fuente o escuchar la otra campana en ninguna de sus entrevistas, le hace la acostumbrada nota a su amigo el abogado Dr. Arancibia y otro medio (Des...) informatesalta.com.ar siguiendo el estilo periodistico “grande”, pero que vive del trabajo noticioso de los demás medios que la generan, reprodujo en su sitio la siguiente entrevista.

Nunca lo negó, pero tampoco lo reconoció

El Chaqueño Palavecino nunca negó un caso de supuesta paternidad, dijo Marcelo Arancibia, abogado de Oscar “el Chaqueño” Palavecino. En una entrevista que brindó al periodista Martín Grande, se refirió a una nota publicada en la página digital www.saltalibre.net donde a su entender, mostraban al famoso cantante como un personaje despiadado que había abandonado a su hijo, también cantante.

Una reciente nota publicada en el medio digital www.saltalibre.net, relataba la historia de Nicolás “El Chaqueño” Frías, quien se presume es hijo del famoso cantante.

El artículo periodístico daba a conocer el éxito que el joven artista de tan solo 20 años había alcanzado sin el reconocimiento de su padre, haciendo hincapié en el ferviente y justo derecho de que tal paternidad salga a la luz y sea reconocida.

El abogado del Chaqueño Palavecino, denunció una intención maléfica de parte de una persona cuyo único propósito es desacreditar a su cliente. “Jamás le han reclamado ninguna paternidad y no tendría problema en reconocerlo siempre y cuando se demuestre por los medios adecuados”, explicó Arancibia.

Luego de reconocer el gran parecido físico entre ambos, sostuvo que hubo ya un acercamiento y que Palavecino paga la cuota alimentaria a pesar de que aún no se ha demostrado científicamente que es realmente su hijo. “Nunca negó su paternidad y hasta se refirió más de una vez a él como uno más de sus hijos”, remarcó.

  • [1] N de la R: El Chaqueño hizo al autor de esta nota un juicio por Calumnias e Injurias que tiene condena firma o sea no lo ganó aun. Tiene un fallo a favor en primera instancia de sus amigos jueces romeristas que está en el Tribunal de Casasión apelado. Y no se le debe nada porque el fallo viciado de nulidad, aun no está firme.

Lea la revelación del caso en:

Un folclorista chaqueño en sus genes