El colmo, un Juez de Familia denunciado por violencia familiar

agosto 21 /2012

Justo cuando la Corte de Justicia de Salta se dispone a encabezar la lucha contra la violencia familiar en la provincia, dos hechos en este ámbito salieron a la luz en los últimos días. Nuevo Diario de Salta reveló en su edición de la fecha una denuncia radicada por la ex mujer del juez de Familia y Personas, Víctor Raúl Soria, contra quien pesa una grave acusación. Ana Alaniz, ex pareja del magistrado, lo acusó de ser el autor de golpes a la hija de ambos, de 11 meses de vida.

La madre al retirar a la niña de la guardería descubrió sangre en su boca producto de un golpe que en la denuncia, le atribuye a su padre, el juez.

Otro caso anterior que provocó un escándalo se relaciona con la renuncia de una ex funcionaria de la oficina de Violencia Familia del alto tribunal. Al hacerlo habría aducido presiones para frenar denuncia desde el seno del Juzgado de Familia y Personas.

Una vez conocida la noticia periodística sobre el caso de violencia familiar como una respuesta al tema, desde prensa de la Corte de Justicia de Salta, se informó que su presidente, Guillermo Posadas, ordenó que por Secretaría de Superintendencia se requiera informe a raíz de la publicación de un periódico donde se vincula a un magistrado del fuero Civil de Personas y Familia con una supuesta denuncia.

En consecuencia, la Superintendencia le requirió al magistrado Víctor Raúl Soria un informe pormenorizado al respecto. El Juez de Primera Instancia en lo Civil de Personas y Familia de Segunda Nominación. No obstante indicó que hasta la fecha de la publicación no existía presentación ni denuncia alguna ante la Secretaría de Superintendencia que involucre al magistrado.

Ana Alaniz, ex pareja del juez Soria en su denuncia contó que cuando vivían juntos fue víctima junto a su beba de otros hechos de violencia, puesto que denunció que el juez Soria es alcohólico. Nuevo Diario sostuvo que pese a esta grave denuncia, y otras tantas que ya tendría en su haber el magistrado, la Corte de Justicia no hizo nada hasta el momento.

Un Observatorio

En este marco, la Corte anunció su intención de encabezar la lucha contra la violencia familiar y de género a través de la creación de un Observatorio, según un proyecto que tiene previsto presentar en los próximos días ante la Legislatura.

Soria, según la denunciante, se presentó en una guardería céntrica donde su ex mujer deja a la hija de ambos mientras trabaja. Alaniz relató que al retirar a la niña se dio con que la beba lloraba y tenía golpes en la cara, por lo que reclamó a los encargados del local.

En respuestas, las maestras le contaron que un rato antes que ella regresara a buscar a la beba, apareció en el local el juez Soria, quien pidió permiso para estar con la niña. Le dijeron que el magistrado se ofreció a darle de comer un yogur, pero que a los minutos escucharon que la niña pegó un grito y cuando llegaron para ver qué había sucedido, la criatura sangraba por la boca.

Sin explicaciones

Según las encargadas de la guardería, el juez Soria no fue claro en sus explicaciones de lo que pasó con la niña, sino más bien se retiró casi sin decir nada. Ante esto, la madre de la beba agregó que este tipo de hechos no es aislado, pues cuando convivía con el magistrado, éste golpeó a su hija en varias ocasiones, siempre en momentos en que ella no estaba presente.

Alaniz explicó entonces que ante sus reclamos por su conducta, el juez la maltrató verbalmente y hasta la tenía amenazada. Agregó que Soria siempre llegaba de la calle alcoholizado y causaba este tipo de incidentes violentos.

Desconfianza

Ante esta denuncia contra el juez Soria, abogados del foro y hasta los mismos empleados en Ciudad Judicial dudan que la Corte investigue las denuncias por violencia familiar, puesto que esta no sería la única denuncia que existe en contra de este magistrado por hechos de violencia familiar.

En vista de ello, y dado que la Corte a través de la oficina de Superintendencia no ha tomado hasta la fecha ninguna decisión, como suspender al magistrado. En la Ciudad Judicial existe cierto grado de desconfianza de las tareas de control en materia de violencia familiar que pueda llegar a hacer el alto tribunal.

Otro caso

Por otra parte, los comentarios también apuntan a un integrante de la Corte de Justicia, quien el año pasado también protagonizó un episodio de violencia familiar en el que hizo tiros dentro de la vivienda, pero dada su investidura nunca hubo una denuncia. “La violencia familiar no es un flagelo que afecta a una sola clase social sino a todas, por lo que debe haber Justicia para todos”, dijeron las fuentes.

  • Fuente Nuevo Diario de Salta