Actualidad Viernes 28 de mayo de 2010
Por Raquel Adet

El contrato sigue vigente

Romero gobierna a través de sus funcionarios

Con motivo de la anulación del contrato de digitalización de archivos con la empresa Plumada realizado por el gobernador Juan Manuel Urtubey, escuché a muchas personas felicitarlo por "luchar contra la corrupción". No hay tal cosa. Todo es una cortina de humo político.

Urtubey ha declarado que los que quieren que vuelva Romero es porque quieren seguir robando. No hace falta que vuelva Romero.

La tan mentada anulación es nada más que una cortina de humo para tapar el escándalo desatado por el informe de la auditoría requerida por los diputados, mientras se mantiene intacto el contrato firmado por Romero en el 2006 por el que nuestros archivos fueron entregados a una empresa privada.

Es un contrato ilegal porque viola la Constitución provincial que en su artículo 52 establece que el patrimonio documental debe estar bajo al guarda del Estado y es un contrato abierto porque Plumada ha seguido llevándose los archivos.

La empresa goza de tal grado de impunidad que sacó las historias clínicas de los hospitales, algo realmente inaudito que provocó paros y hasta una demanda judicial de los médicos que se vieron privados de una información imprescindible para realizar su trabajo, y después se llevó los prontuarios de la policía, por cuya guarda (según información periodística) cobra la suma de $500.000 anuales.

Días atrás los concejales hicieron un pedido de informes sobre el accionar de Plumada en la Municipalidad. Ignoro si han recibido alguna respuesta, pero es preciso aclarar que la empresa se llevó hasta el último papel del Archivo Administrativo Municipal en donde también había documentación con más de treinta años de antigüedad que por su valor histórico no estaba autorizada a llevarse.

Urtubey sigue negándose a informar a la ciudadanía cuánto le paga a Plumada y mantiene los archivos en manos de una empresa que utiliza procedimientos corruptos, que es responsable de haber firmado un contrato doloso y de haber recibido más de tres millones de pesos en concepto de "adelanto" y que la pasada semana fue cuestionada por la justicia porteña.

El juez Cataldo suspendió la adjudicación directa que Plumada había obtenido en el Ministerio de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires para digitalizar archivos por irregularidades denunciadas por una empresa del sector.

Como afirmó la diputada Virginia Cornejo, en este asunto hay responsables del gobierno que se fue y del que llegó, y esto es así porque los funcionarios de Romero que se llenaron y se llenan los bolsillos con este escandaloso negociado ahora son funcionarios de Urtubey.

Urtubey ha declarado que los que quieren que vuelva Romero es porque quieren seguir robando. No hace falta que vuelva Romero.

Hoy los recursos públicos se siguen yendo por el agujero de la corrupción mientras miles de salteños viven en condiciones infrahumanas.

Lo que el gobierno quiere es que nos conformemos con la rescisión del contrato de digitalización y que no se hable más del asunto Plumada, pero nosotros tenemos la obligación de seguir reclamando y de seguir exigiendo la revisión integral del contrato y su anulación.

Que nos devuelvan los archivos públicos. No hay que olvidar que esto no es solo un negocio para algunos. Esto se hizo para tapar muchas cosas y es un atentado a la memoria histórica.

  • Raquel Adet
    Escritora

Compartir: 

2015 © Copyright - Saltalibre.net - Todos los Derechos Reservados