El gobierno acelera su proceso de privatización de la salud pública

mayo 30 /2007
José Acho

ElGobierno de Salta profundiza su plan para imponer su proceso de gerenciamiento de la salud pública de países ricos con sueldos de miseria y hambre, con hospitales centros de salud pobres deteriorados y carentes de recursos humanos. A pocos meses del cambio del gobierno, está a punto de concretar la parte final de su privatización con la licitación y el gerenciamiento del Nuevo Hospital y el Hospital de Niños y de 23 centros de salud. El mapa de privatización de la salud provincial se dividirá en zona Sur y Norte. Pero según el gobierno coexistirán diversos sistemas: autogestión, gestión privada y gestión centralizada. Para los gremios representantes del sector de la salud APSDES, ASPROMIN, ASPROBER y APRONEM, la reunión con Diputados y el Ministro de Salud Dr. José Luis Medrano, no conformó ni clarificó la situación sobre la estabilidad laboral, los niveles, forma y presupuestos para la atención de pacientes. Además dijeron que no solo se habla de gerenciamiento sino también de gestión comunitaria y de autogestion, regionalización de la salud y el Seguro Provincial.

"Vamos directo a la subprestación de los servicios de salud, a una salud pública que solo ofrecerá gratuitamente las prestaciones mínimas, los tratamientos más complejos será privatizados".

La reunión de hoy con legisladores de la Cámara de Diputados y el Ministro de Salud, Dr. José Luis Medrano con la presencia de representantes de APSDES, ASPROMIN, ASPROBER y APRONEM, no conformó ni clarificó la situación sobre la estabilidad laboral de los trabajadores de la salud en relación al proceso de licitación y gerenciamiento del Nuevo Hospital y el Hospital de Niños y de 23 centros de salud.

Segiremos en asamblea permanente y en los próximos días informaremos las medidas a seguir para intentar frentar este proceso privatizador que sigue sin clarificarse, porque la reunión con el ministro fue más de lo mismo", dijo a la prensa un miembro de APSADES, el gremio que nuclea a los profesionales médicos.

"Lo que nos enteramos además, es que no solo se habla de un gerenciamiento, sino también de gestion comunitaria y de autogestion. Es decir que el funcionario no clarificó para nada como quedará la situación laboral de los trabajadores y médicos de Salta", agregó.

A los profesionales de la salud les preocupa la cuestión laboral y de atención primaria de la salud que se verá afectada a medida que se profundiza el plan de gerenciamiento de la salud, porque no se clarificó nada sobre la estabilidad de los puestos de trabajo del sector".

¿Adiós a la Salud pública?

Por su parte el Bloque del Partido Obrero, quien impulsó la presencia del ministro en la Cámara para que diera respuestas e informes, reclamó que se anule la licitación. Del Plá opinó que "esta licitación es conocida porque ya llevaron al fracaso la administración del Nuevo Hospital del Milagro, pero esta vez alcanza incluso a la atención primaria de la salud de 120.000 salteños. Es una avanzada decisiva para destruir la salud pública como un derecho ciudadano y convertirla apenas en un negocio privado con subsidios millonarios estatales".

"En este esquema del gerenciamiento privado vamos directo a la subprestación de los servicios de salud, a una salud pública que solo ofrecerá gratuitamente las prestaciones mínimas siendo totalmente privatizados los tratamientos más complejos", concluyó Del Plá.

Uno de los principalas estrategias del Gobierno es el ocultamiento de una información precisa respecto de un proceso que prevé un seguro provincial de salud con carnet de indigencia para los ciudadanos pobres de Salta, dentro de un sistema en el que se dice, pagará escasos $30 (treinta) por cápita según el padrón de pacientes de cada institución sanitaria.

Dentro de estos $30 estarían ncluidos el pago de los sueldos de los trabajadores y los insumos de atención al paciente. La preocupación abarca también a la situación del Hospital de Niños que trabaja en el sector de rayos y bioquímica. Ambas actividades se encuentran tercerizadas en el Nuevo Hospital y se sospecha que el modelo sería instrumentado en el área pediátrica, que reemplazaría el actual Hospital de Niños. Además se supo que las autoridades de hospitales y centros serán designados por quien gane la licitación de la red.

El Ministro y la fundación catalana

El ministro explicó que para el pliego de licitación se realizó un sistema de doble sobre, en los que se solicitaban los antecedentes técnicos para el gerenciamiento de la red que incluye al Nuevo Hospital y 23 centros de salud. Para esta licitación se recibieron consultas de ocho interesados y dos empresas compraron los pliegos, la primera que se presentó fue Capio Sanidad junto a la Fundación Jiménez Díaz; la otra presentación fue de la Unió Catalana de Hospitales junto a la Fundación Xarsa - Sanidad, entidad sin fines de lucro que nuclea a más de cien asociaciones de salud en España.

A criterio de la comisión evaluadora de los pliegos de licitación, la Fundación Catalana acredita que su objetivo primordial es la atención en el sector público y cuenta con una vasta experiencia en relación con el
Estado y se especializa en el trabajo en red. Además, se aclaró que esta fundación no tiene ninguna relación con los anteriores gerenciadores del Nuevo Hospital del Milagro y que la rescisión no tuvo perjuicio para el Estado. Los últimos pagos fueron retenidos por el Ministerio de Hacienda por posible compensación.

Cuando los legisladores indagaron al ministro sobre la
situación de la estabilidad laboral de los trabajadores de la salud, no contestó nada y su disertación se desvió a ponderar "el sistema que se propone redundará en una optimización de los recursos de salud y en la equidad del sistema, ya que el sistema de redes permitirá fortalecer el primer nivel de atención".

Los representantes gremiales plantearon objeciones a la licitación. No figuran las cantidades de prestación y de recursos y de las prestaciones se habla de un regreso a la atención primaria, pero que no se aclaró cuáles serán los recursos económicos y humanos con los que se contarán.

Subrayaron además las carencias de los centros de salud para llevar a cabo una atención óptima, y en este sentido, expresaron que tampoco cuentan con el recurso humano para esta atención.

Los trabajadores de la salud pidieron precisiones en cuanto a la estabilidad laboral y manifestaron que a la dirección de los hospitales debiera accederse por concurso, pero el ministro no respondió nada al respecto. Solo indicó que coexistirán en la provincia diversos sistemas: autogestión, gestión privada y gestión centralizada, los que -dijo- continuamente serán evaluados por esa cartera.