“El presupuesto asignado a la Facultad es insuficiente”

octubre 23 /2013

Las autoridades de la Facultad de Humanidades emitieron el martes 22 de octubre un nuevo comunicado para aclarar y desmentir datos e informaciones que difunden por varios medios las “Autoridades de la Universidad Nacional de Salta”, donde insisten en circunscribir el asunto a los “desmanejos” financieros de la Facultad, desconociendo que hay muchos otros actores y sectores de la comunidad universitaria que expresan su malestar por diferentes motivos.

Sin miras de solución sigue la toma del rectorado

"Reafirmamos la necesidad de realizar una Auditoría general de toda la Universidad que dilucide el financiamiento real de todas las Facultades y Sedes Regionales, y el pedido a las autoridades de la UNSa."

1) A la fecha, 22 de octubre de 2013, la Facultad de Humanidades no ha sido notificada del primer informe de Auditoría Interna de la Universidad. Por lo tanto, la información que circula dando cifras y certezas sobre la “deuda” de la Facultad no tiene validez, toda vez que aún no se ha realizado el informe de descargo, por parte de nuestra Facultad, ni las instancias consecutivas previstas por la reglamentación vigente para poder dar por concluido el trámite de auditoría.

2) Ratificamos lo que hemos expresado en el informe publicado el día 19 de octubre del corriente en el sentido de que dado que el presupuesto asignado para el Inciso I es insuficiente, es inevitable que se produzcan estas diferencias negativas. En todo caso, tal como lo planteamos, reafirmamos la necesidad de realizar una Auditoría general de toda la Universidad que dilucide el financiamiento real de todas las Facultades y Sedes Regionales, y el pedido a las autoridades de la UNSa. de que informen fehacientemente cuál/es son los criterios y explicaciones que den cuenta de esta insuficiencia presupuestaria que impide cubrir la totalidad de la planta de cargos aprobada.

3) Respecto de la situación de la toma del rectorado, se informa que el día 21 de octubre del corriente la Asamblea de la Comunidad Universitaria que se expresa en el ámbito de la toma acordó designar al Mg. Sergio Grabosky, secretario administrativo de la Facultad de Humanidades, como interlocutor de la misma frente al Ing. Falú, secretario general de la UNSa, designado por las autoridades de la Universidad para el mismo fin. Los dos representantes se encuentran conversando sobre las condiciones en las que se habilitará la mesa de diálogo acordada el día 17 de octubre del corriente en el ámbito de la Asamblea con presencia del Ing. Falú. Estas condiciones incluyen: lugar de reunión, carácter público, número de representantes y posible temario.

4) Por otra parte, es necesario aclarar que hubo una convocatoria a la decana de la Facultad de Humanidades para que integre otra mesa de diálogo, realizada mediante nota de fecha 19 de octubre por los cinco decanos de las demás facultades. En esa nota se expresa: “Dicha Mesa deberá abocarse a la discusión y análisis de la situación de la Facultad de Humanidades en el marco del conflicto originado por la ocupación del edificio del rectorado y tiene como único propósito el resolver las cuestiones que dieron origen a esta situación”.

Desde la Facultad declinamos la convocatoria aduciendo dos cuestiones: por una parte, hemos considerado que no se debe superponer su funcionamiento con el de la mesa de diálogo que se está conformando entre la representación de la Asamblea y las autoridades de la UNSa, y por otra, estimamos que el temario no debe ser impuesto unilateralmente por una de las partes. Al respecto, textualmente se respondió en fecha 21 de octubre: “Consideramos que sería oportuno reprogramar dicha reunión en fecha posterior al inicio del funcionamiento de la mesa de diálogo que se está organizando entre las autoridades de la Universidad (con la mediación del Ing. Falú) y los representantes de la Asamblea de la Toma del Rectorado, y que tiene por fin comenzar a conversar para destrabar el conflicto. Estimamos que una mesa de diálogo entre los decanos, podría superponerse a la instancia de diálogo promovida por las autoridades. Asimismo, nos parece saludable que, en una mesa de diálogo, todos los asistentes, en este caso los seis decanos, acudan con un temario previamente acordado. Es por ello que estimamos que la nueva convocatoria deberá tener en cuenta estos consensos previos en los temas a tratar, y no como ocurrió en este caso, donde son sólo los cinco decanos firmantes quienes fijan las cuestiones a tratar en la reunión”.

5) Es por ello que dejamos expresamente aclarado que esta convocatoria realizada por los decanos nada tiene que ver con la mesa de diálogo que se está intentado conformar entre la Asamblea y las autoridades de la UNSa a través de los señores Grabosky y Falú. Es válida esta aclaración teniendo en cuenta las informaciones publicadas el martes 22 de octubre en el diario El Tribuno y la que circula en los mails institucionales respecto de una negativa por parte de la Facultad a iniciar la mesa de diálogo, configurando una información tendenciosa que confunde a la opinión pública y coloca, una vez más, a la Facultad de Humanidades como única responsable del conflicto y sin ánimo de entablar acciones tendientes a superar el conflicto institucional actual. Informaciones falaces que creemos necesario desacreditar por este medio.

6) Reafirmamos lo dicho en el informe de fecha 19 del corriente, cuando expresamos que el problema planteado no se origina en la toma del rectorado, sino que la misma es la expresión de una serie de demandas y necesidades que abarcan al conjunto de la Universidad en todos sus estamentos. Las autoridades de la Universidad insisten en circunscribir el asunto a los “desmanejos” financieros de la Facultad de Humanidades, desconociendo que hay muchos otros actores y sectores de la comunidad universitaria que expresan su malestar por diferentes motivos, siendo la toma una de las manifestaciones conjunta más visible.

7) Para finalizar, ratificamos el pedido realizado en el informe anterior, en el sentido de que abogamos por una pronta resolución del conflicto a través de la mesa de diálogo entre los representantes de la Asamblea de la Comunidad Universitaria y las autoridades de la UNSa.

  • Liliana Fortuny, Decana
    Marcelo Marchionni, Vicedecano
    Fabiana López, Secretaria Académica
    Sergio Grabosky, Secretario Administrativo

    Salta, 22 de octubre de 2013