El rebrote de la derecha en América Latina

Diego Olivera
junio 19 /2015

Violentas marchas en Ecuador

Las burguesías de varios países de América Latina, han retomado el camino del golpismo, ante el avance de varios países progresistas, luego de que estos sectores de derecha, fracasaron en su propuesta económica del neoliberalismo, hoy buscan retomar el camino de una salida militar.

La violencia de la derecha a través de la clase media y sectores sociales, manipulados por los medios de comunicación, han creado una realidad falsa de la realidad, lo que genera que estos sectores, se pongan una venda a cualquier cambio social.

Se intenta volver a una salida de violencia, como fue aplicada en el continente en las décadas del 60 al 90 del Siglo XX, donde la botas militares, asesinaron a miles de latinoamericanos, grupos de escuadrones de la muerte, desaparecieron a decenas de luchadores sociales, niños secuestrados y criados por militares, de padres desaparecidos, esta fue la respuesta a los cambios sociales en el Chile de Salvador Allende, en el Brasil de Getulio Vargas, en la Bolivia del general Torrez, en la Argentina de Perón, como en el crecimiento del Frente Amplio (FA) en Uruguay.

Hoy nuevamente las derechas a través de ex presidente neoliberales, como senadores y diputados de sus partidos políticos, retoman las banderas del fascismo, carteles y pancartas, llaman en Brasil, Ecuador, Bolivia, Venezuela, el regresos de los golpes militares, ante la incapacidad de lograr ganar las elecciones de manera democrática.

Esta visión de las derechas, de que las elecciones ganadas por los países progresistas, son concebidas como regímenes y no democracias, en las elecciones de Uruguay en el 2014, una amiga opositora definía al nuevo triunfo del FA en Uruguay, como una dictadura, por 3 gobiernos seguidos, lo que demuestra la incapacidad de comprender, que los sectores populares votan por el cambio, no por los ajustes macroeconómicos del neoliberalismo.

Muchas veces al analizar los temas económicos y ver la miopía de la clase media, que no puede comprender la grave crisis del capitalismo, hoy al analizar las elecciones en España, vemos una sociedad en crisis, con millones de desocupados, de centenares de españoles sin vivienda, con disminución del valor de las pensiones, como los recortes drásticos a la salud y la educación.

Pero este fenómeno de los ajustes se reproduce, en otras naciones de Europa, Grecia, Portugal, Italia, llevando a la miseria a millones de ciudadanos, que Vivian bajo el espejismo de que Europa, mantendría los niveles mejoras sociales, pero el capitalismo y su forma más salvaje, el neoliberalismo no tiene sentimientos, solo concibe apoyo a los bancos, financieras, que son los padres de las burbujas financieras, junto a las multinacionales, para hacer ricos a los más ricos, empobrecer a las mayorías de los pueblos.

Marchas y violencia organizada

La violencia de la derecha a través de la clase media y sectores sociales, manipulados por los medios de comunicación, han creado una realidad falsa de la realidad, lo que genera que estos sectores, se pongan una venda a cualquier cambio social. Para este sector la disminución de la pobreza de millones de latinoamericanos, no es un logro humano, es una regalía de lo que ellos definen como populismo, las mejoras en educación para los marginados, no tiene sentido, como la salud gratis, es anti económico, se debe privatizar la misma, es decir esta clase intermedia entre la Burguesía y el pueblo, solo defiende a las clases altas, bajo el sueño e llegar a ser ricos.

Las continuas marchas con alto contenido de violencia, se multiplican en Brasil, Ecuador, Venezuela, en Chile, entre otras naciones Latinoamericanas, buscando crear una salida anticonstitucional, de los presidente electos por las mayorías de sus ciudadanos, porque el concepto de democracia de estos grupos, no es la democracia social y popular. Para ellos son los viejos mecanismos de la democracia “representativa”, un mecanismo perverso de los partidos de derecha, para controlar la economía y los recursos naturales, usando la trampa electoral, la compra de votos, hasta usar la violencia, para lograr el control de la sociedad.

Rebrote de la derecha

Hoy la nueva estrategia de las derechas latinoamericanas, es crear un vacío de poder, usando a los medios de prensa privados, como creadores de una imagen de crisis total, en las naciones que han apostado a una salida social y progresista, cualquier argumento le sirve, para crear angustia en los ciudadanos, las miles de imágenes en las televisoras, en los tweeters, en la presa escrita, muestran naciones en crisis y violencia. Pero lo llamativo es que la mayoría de estas imágenes, son de otras naciones del mundo, lo que demuestra, la falta de ética e irresponsabilidad de los monopolios, que solo buscan crear una mentira, para crear el caos.

La organización de visitas de legisladores de derecha de Brasil, a Venezuela, esa circunscrita a la campaña de la derecha venezolana, para usar a los violentos detenidos, como luchadores sociales, como presos políticos, con la idea de crear la imagen, de una Venezuela devastada por la crisis, sin derechos humanos. Pero no solo este sector, es parte de las campañas desestabilizadoras, son España, EEUU, Colombia, hasta el gobierno de México, concebido por el presidente estadounidense Barak Obama, como un estado fallido.

Para el uruguayo, Luis Almagro secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), que manifestó al recibir su cargo, que "No me interesa ser el administrador de la crisis de la OEA, sino el facilitador de su renovación". Le tocara un periodo muy difícil, ante las acciones de las derechas, que buscan salidas anti democráticas, para lograr la salida de manera ilegal, de presidentes como Dilma Rusel, Nicolás Maduro, Rafael Correa, Evo Morales, entre otros mandatarios.

Porque el mismo Almagro declaro recientemente, que grupos opositores, le han planteado la necesidad de aplicar la Carta Democrática de la OEA, a la vez reclamaban la participación de sectores “civiles”, en las decisiones en la OEA, como lo hicieron en el Foro de Panamá, donde fueron hasta mercenarios y asesino profesionales, cercenando el derechos de los sectores sociales, las comunidades.

La realidad es que hoy vivimos un ataque general de las derechas, no solo enfocadas en Venezuela, ellos conciben, la teoría del domino, si cae uno de los gobierno progresistas caerán todos, al mejor estilo de la dictaduras del 60 al 90, además de algunos golpes institucionales, contra Zelaya en Honduras, y contra el gobierno de Paraguay. Solo la unidad continental de los pueblos, podrá garantizar una respuesta, ante los ataques de la derecha continental, los logros alcanzados en América Latina, como territorio de paz y avances sociales, no se pueden perder por las acciones de estas nuevas batallas.

  • Diego Olivera Evia
    diegojolivera@gmail.com