Hijos del “Chato” Bazán demandan al Chaqueño Palavecino

José Acho
julio 16 /2013

¿Un inesperado juicio?

Los cuatro hijos del guitarrista Oscar "Chato" Bazán con la potestad de sus madres, le iniciaron un juicio al Chaqueño Palavecino por una demanda de pago de $480 mil en concepto de indemnización y pólizas de seguro. La causa está radicada en Salta, caratulada como cobro de indemnización por fallecimiento contra una de las empresas del Chaqueño llamada “El Guascho”.

“Estoy decepcionada del Chaqueño y no solo eso, sino también muy enojada. El se negó en todo momento a solucionar este conflicto. Hubiera querido que esto no salga a la luz, pero que nunca pude llegar a llegar a un mínimo acuerdo”, dijo a Salta Libre, la pareja del Chato, Lorena Scarano.

El monto de la demanda, patrocinada por el abogado Juan Colombres Garmendia, es por irregularidades laborales de total 26 años de trabajo como principal guitarrista, arreglador y armonizador de los temas del Chaqueño.

La última pareja del Chato Bazán, Lorena Scarano que vive en Metán, contó en exclusiva a Salta Libre, que apenas fallecido notó que el Oscar Esperanza Palavecino no quiso hablar con ella, ni acordar un monto indemnizatorio para el último hijo menor del guitarrista.

“Estoy decepcionada del Chaqueño y no solo eso, sino también muy enojada. El se negó en todo momento a solucionar este conflicto. Hubiera querido que esto no salga a la luz, pero que nunca pude llegar a llegar a un mínimo acuerdo”, dijo la pareja del Chato, Lorena Scarano.

El juicio sobre cuestiones laborales al Chaqueño Palavecino fue entablado por los tres hijos grandes del primer matrimonio del Oscar “Chato” Bazán y por el hijo de 9 de años de Lorena Scarano, su compañera con la que convivió y compartió los últimos 13 años de su vida. La denuncia fue radicada en el Juzgado de 1ra. Instancia Laboral N° 4, en la Ciudad Judicial de Salta, patrocinada por los abogados Juan Colombres Garmendia y Pablo Della Torre.

“No puedo contarte más porque mi abogado me dijo que debo tener cuidado a un contra juicio de su parte”, dijo Scarano temerosa de seguir hablando con Salta Libre.

Oscar Bazán, su padre y Laura Scarano (clic para agrandar)

Bazán era parte entrañable del éxito del Chaqueño. Uno de sus músicos más destacados de su banda. En sus difíciles comienzos ambos habían armado una sociedad para cubrir a medias los gastos y las ganancias que por esa época escaseaban. Luego cuando el Chaqueño comenzó a tener éxito y sus recitales eran más redituables, rompió la sociedad y, tanto a él, como al resto de sus músicos, les empezó a pagar por actuación.

Según contó Scarano, el Chato en los últimos recitales recibía como pago $1.800 + IVA por actuación y era el uno de los mejores pagos de todos sus músicos, con quienes el Chaqueno no tiene ninguna relación de dependencia. Tras su deceso el popular cantante había declarado en todos los medios “El Chato era mi hermano”.

En algunas entrevistas incluso se le cayeron lágrimas cuando hablaba de él y su sacrificio para que el triunfo de su música se cristalice. Su mujer Scarano afirmó que el Chato fue leal con el Chaqueño hasta su muerte. Era su músico exclusivo y no tocaba para nadie más que para él. No obstante, el Chaqueño, no solo desconoció su relación laboral sino que para no pagarle la indemnización le dijo a su mujer que “nunca fue su músico exclusivo”.

Lorena Scarano comentó que solo recibió del Chaqueño el pago del hotel y la liquidación de gastos médicos, pero ni un peso de indemnización para su hijo de 9 años, ni de una relación laboral. Entre otras irregularidades existen en Buenos Aires dos pólizas de seguros a nombre de Bazán por un valor de 100 mil pesos. Pagaban 31 pesos por una y la otra 46 pesos, pero los beneficiarios eran Daniel Fuenteseca y Beatriz Robles, esposa del Chaqueño.

  • Informe de Salta Libre para Nuevo Diario de Salta y Calchaquimix.