Irregularidades en la adjudicación de espectáculos patrios del Gobierno

José Acho
julio 3 /2012

Festival de la Patria Grande

Son cada vez más evidentes las irregularidades administrativas y falta de transparencia en el manejo de los recursos públicos, respecto de espectáculos y festivales patrios organizados por el Gobierno de la Provincia. Al Ministerio de Gobierno de Julio César Lutaif se le escapan detalles insalvables. Esta vez fue en el armado de una supuesta licitación pública del festival “Cantemos juntos a la Independencia de la Patria” del próximo 9 de julio.

Intermediarios, familiares y funcionarios

Loutaif dice no saber si hay productores intermediarios pero apunta que “sería irregular que sea un funcionario público”. Si lo dice un Ministro debería ser así, pero hasta ahora las irregularidades persisten.

El mismo día que se abren los sobres, el martes 3 de julio a las 12, se publica en el Boletín Oficial la licitación para servicio de audio, armado de escenario e iluminación para el evento programado por el 9 de julio. Este requerimiento administrativo fue un rústico intento de poner un manto de legalidad a ciertas adjudicaciones directas y logró el efecto contrario. Puso en evidencia el manejo irregular de fondos a través de productores de espectáculos como intermediarios, ligados a la familia del Gobernador; tal como ocurrió en el “Fiesta de la Patria Grande” con Axel y Jorge Rojas.

El “03/07/2012” en el Boletín Oficial, el Gobierno de la Provincia de Salta se publica (según el Art. 13 Inc. H - Expte.: 41-117.340/2012 Cde. 2) el llamado a licitación para la adquisición del Servicio de Audio, Armado de Escenario, Iluminación, etc. del festival “Cantemos Juntos a la Independencia de la Patria". Hasta aquí el procedimiento correcto. No obstante la maniobra salta a la vista en el item “Fecha de apertura de los sobres”: “03/07/2012” a 12 Hs., en la oficina del Ministerio de Gobierno del Grand Bourg”.

Este nuevo espectáculo patrio gratuito del 9 de Julio, como otros tantos que se vienen organizando en los últimos años con partidas presupuestarias del Ministerio de Gobierno, supone millonarias erogaciones que se ejecutan a través de la Comisión Provincial Década Bicentenario 2006 - 2016. Pero tanto el Ministro Loutaif como Martín Guemes, presidente de la Comisión del Bicentenario, declaran no saber quien o como se manejan los millonarios fondos, ni las contrataciones tercerizadas.

Las críticas y cuestionamientos surgieron por el pago tan solo en cachet de 400 mil pesos para los artistas Axel y Jorge Rojas y el verdadero destino un total de casi un millón de pesos que costó al erario público el Festival de la Patria Grande, se extiende a los productores intermediarios por la organización del evento.

Es evidente que la intención es ocultar a los productores intermediarios beneficiados, pero es “vox populi” en el medio artístico que la productora encargada de la organización, servicio de katering, de audio, armado de escenario, iluminación, etc., es de “Sol Producciones” que pertenecería a Soledad Urtubey, hermana del gobernador, en estrecha relación con “Al Palo Producciones”, que figura a nombre de Sebastian Magnasco, funcionario jefe de sala del Teatro Provincial que depende de la Secretaría de Cultura.
Un caso irregular claro de incompatibilidad de funciones.

El Gobierno canaliza en forma directa e irregular a productora de espectáculos intermediarias, fondos del presupuesto provincial que debieran licitarse en forma legal y trasparente. La nota insólita de velado desconocimiento sobre estos manejos la dio el Ministro de Gobierno Julio César Loutaif, cuando se le consultó sobre quienes son los administradores y destinatarios de los recursos públicos que salen de su Ministerio.

Loutaif atribuye la organización a la Comisión del Bicentenario que depende de su área, pero curiosamente afirma no saber quienes son los productores. Según expresó, supone que todo “se hace dentro del marco de la ley”. Aunque subraya no saber si hay un productor intermediario, reafirma que “sería irregular que sea un funcionario público”. Si lo dice un Ministro debería ser así, pero hasta ahora las irregularidades persisten.

  • José Acho
    Periodista