La ADC reafirma la necesidad de despenalizar el aborto

septiembre 26 /2013

La ADC exige una vez más al Poder Ejecutivo y Legislativo, en ocasión del Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe, que reconozcan el aborto como un grave problema de salud pública, de injusticia social y de violación de derechos humanos de las mujeres, tal como refleja el informe adjunto. Y que, en consecuencia, se avance de inmediato en la discusión parlamentaria de una ley que despenalice el aborto temprano.

El 28 de septiembre día esa lucha

La ADC sostiene que el régimen legal vigente en Argentina, ha probado ser ineficaz ya que no garantiza la provisión de abortos no punibles, no disuade a las mujeres de interrumpir sus embarazos y las empuja a recurrir a abortos clandestinos.

(Buenos Aires) - En un documento elaborado con ocasión del Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe el sábado 28 de septiembre, la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) reafirma que l a sanción de una legislación que permita la interrupción voluntaria del embarazo temprano es una medida imprescindible en nuestro país a fin garantizar los derechos fundamentales de las mujeres.

En su informe , la ADC advierte que, en Argentina más de 100 mujeres mueren anualmente por causas relacionadas a abortos inseguros. Desde hace más de 20 años, l os abortos practicados en condiciones de riesgo son la primera causa de mortalidad materna y representan un tercio del total de esas muertes. Se realizan en nuestro país entre 486.000 y 522.000 abortos clandestinos al año. La mortalidad por esta causa se registra mayoritariamente en mujeres pobres y de escasos recursos.

La ADC sostiene que el régimen legal vigente en Argentina, ha probado ser ineficaz ya que no garantiza la provisión de abortos no punibles, no disuade a las mujeres de interrumpir sus embarazos y las empuja a recurrir a abortos clandestinos. Además, la norma penal es escasamente aplicada por los tribunales lo que surge de la significativa diferencia entre las cifras del aborto clandestino y las de mujeres encarceladas por el delito de aborto (el informe aporta cifras actualizadas al 2012 en esta materia). Asimismo, el régimen vigente viola los derechos humanos de las mujeres a la igualdad/no discriminación, a la salud, a la integridad física y moral y a la autonomía. La ADC argumenta, por último, que la despenalización del aborto temprano no contradice el sistema jurídico constitucional argentino .

En este contexto, la ADC exige, una vez más, al Poder Ejecutivo y Legislativo que reconozcan la realidad del aborto como un grave problema de salud pública, de injusticia social y de violación de derechos humanos de las mujeres y que, en consecuencia, se avance de inmediato en la discusión parlamentaria de los proyectos de ley presentados en el Congreso que intentan poner fin a esta situación mediante la despenalización del aborto temprano.