Gustavo Ferraris y el Comisario Francisco Galván con Salta Libre

La Policía de Salta niega "mano dura" en las detenciones

mayo 16 /2007
José Acho

En los últimos años se registraron fuertes signos de que la inseguridad viene creciendo en la Provincia. Pero el secretario de seguridad dijo a Salta Libre todo lo contrario: "Salta es ejemplo de seguridad a nivel nacional". No obs"No somos de la idea de "policializar" toda la ciudad. No está bien que la Policía tenga que salir a resguardar escuelas".
tante la ola de delitos se hace sentir en la población con casos de violencia, robos en pleno día, asesinatos, golpes premeditados, patotas. Cada fin semana la Policía detiene a 480 personas en la provincia, de las cuales 280 pertenecen solo a ciudad capital. Estos arrestos no siempre están exentas de errores, excesos dentro de las comisarías barriales donde la complicidad, impunidad jurídica y violencia policial contra la pobreza, está latente. Si bien no todos los padres y familiares de los damnificados concretan las denuncias por miedo y otras razones, no cabe duda que estos hechos existen.

"No somos de la idea de "policializar" toda la ciudad. No está bien que la Policía tenga que salir a resguardar escuelas".

¿La población puede estar tranquila ya que la Policía de Salta está respetando sus derechos y garantías constitucionales en las detenciones?

La respuesta a esta inquietud de la gente la dio a Salta Libre, el Director de Seguridad Comisario General Francisco Galván: "De eso estoy seguro. Lo afirmo en base a la tarea preventiva y la demanda de seguridad que tenemos constantemente por parte de la comunidad, se establece los operativos que arrojan estos resultados que para la Policía, son totalmente normales y que aun podrían superar los números brindados, de acuerdo a eventos o festividades que se realicen".

En tanto el secretario de Seguridad Gustavo Ferraris dice que la Policía de Salta en materia de seguridad es referente de varias provincias, por el otro lado, el comisario Francisco Galván reconoce que "existe una demanda constante de la comunidad por mayor seguridad".

De esta forma la tarea preventiva de la Policía parece concentrarse en las detenciones durante operativos barriales, la mayoría de los casos "por averiguaciones de antecedentes y contravenciones". (Léase: portación de cara, signos de pobreza, pelos largos, supuesta vagancia, aros en el rostro, etc.)

¿Pobreza = delincuencia?

Mientras la violencia en Salta se previene de la inseguridad con las numerosas detenciones en operativos barriales, traigo a la memoria que el premio Novel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel advierte:

"El problema es estructural y las medidas para resolver la violencia que vive la sociedad argentina y que lamentablemente va en aumento, tiene cada vez más que ver con la angustiosa situación social del país. No es solamente un problema de los desocupados, de los pobres, es un problema que sufre toda la sociedad y hay que tener mucho cuidado y prudencia en acusar y confundir la pobreza, con la delincuencia".

Y la frase resulta coherente si revisamos las cifras de la pobreza que son por demás evidentes: La Argentina tiene 25 millones de personas en situación de pobreza, más de 10 millones bajo la línea de pobreza y se mueren niños de hambre y enfermedades evitables.

Salta rica pero empobrecida

En el caso de Salta, una provincia rica, pero con casi el 50% de ciudadanos empobrecidos que viven en la pobreza extrema, bien podríamos suponer que los grandes delincuentes no son pobres. Son aquellos gobernantes que generaron a los pobres mismos.

Un dato no menos curioso que Salta Libre pudo constatar, es que los operativos que arrojan como resultado centenares de detenciones cada fin de semana "son totalmente normales" y que según los días festivos "podrían superar los números brindados".

Cada tanto en Salta se difunde por los canales oficiales la adquisición de nueva tecnología y equipamiento policial, y el aumento de efectivos a las filas de la Policía es constante. Aun así Ferraris dijo a Salta Libre: No hay que "policializar la ciudad", aunque a simple vista y utilizando su término "está policializada" o vive en un permanente "estado policial".

Robos sistematicos a escuelas

La inseguridad también afecta a los edificios escolares, con robos y asaltos sistemáticos. Sobre el tema Ferraris dijo: "Venimos observando con mucha preocupación que los salteños carecemos de ese sentimiento de pertenencia a los establecimientos educativos. Si tenemos que vigilar las escuelas donde nuestros niños y adolescentes se forman para el mañana, estamos dando un mal ejemplo como sociedad".

Puntualizó que los atracos y robos a las escuelas de la provincia es producto del "vandalismo" o de las ganas de hacer daño. "Esto no lo debemos tratar como un problema policial, porque nos estaríamos equivocando de diagnóstico. No somos de la idea de "policializar" absolutamente toda la ciudad. No está bien que la policía tenga que salir a resguardar escuelas".

Inmediatamente a esta negativa a vigilar las escuelas, indicó como parámetro que "autoridades de varias provincias nos han visitado para informarse e imitar todo lo que se hace en Salta en materia de seguridad. Indudablemente a nivel nacional estamos en términos más que aceptables. Dentro de un contexto nacional, tenemos buenos niveles de seguridad, pero también tenemos cosas que mejorar", reconoció Ferraris.

¿La Policía de Salta no está aplicando mano dura?. No le parece llamativo el número de detenciones que se registran cada fin de semana en Salta?.

"Bajo ningún punto de vista, porque todas la detenciones se realizan bajo un paraguas legal y judicial. Siempre las averiguaciones de antecedentes tienen que ver con tratar de prevenir algunas situaciones. No hay que tener miedo al aumento de detenciones. Hay que garantizar y darle tranquilidad a la comunidad que estas detenciones se hacen dentro del marco legal y bajo un paraguas judicial, y la gente debe entender que estas detenciones por averiguaciones de antecedentes, en muchos casos significa prevenir delitos".

Operativos en zonas criticas

En busca de más información el director de Seguridad Comisario General Francisco Galván, entrevistado por Salta Libre fue algo más preciso.

"En base a la variedad de operativos que realiza Policía de la Provincia, tenemos una media aproximada durante el fin de semana de 450 detenidos en total, entre ellos la gran mayoría son por averiguación de antecedentes y luego están los contraventores, delitos, capturas y otras infracciones, como es lógico, personal realiza distintos operativos, controles de bailes en las dos zonas Norte y Sur, operativos que realizan las comisarías en sus jurisdicciones en zonas criticas, están arrojando en capital 280 detenidos entre adultos y menores, por fin de semana, viernes, sábado y domingo".

¿Para Uds, estos niveles de detenciones son normales?

Si, antes de ocupar este cargo como Director de Seguridad vengo de la Unidad Regional Nº 1, y conozco bien la operatividad de la unidad, y esto nos lleva a la cantidad de detenidos que le detallé.

¿Acaso este número de detenciones no indica que está aumentando la inseguridad en Salta?

No lo creo. Las cifras de detenidos son por los tres días.

¿La población puede estar tranquila que los detenidos gozan de todas sus garantías?

Lo afirmo. Un detenido o un demorado por averiguación de antecedentes la demora dura tres a cuatro horas, desde que fue detenido hasta que se obtienen los resultados de antecedentes requeridos. Cuando es por contravención por ley en cuatro horas, el detenido debe recuperar su libertad, siempre después de prestar la declaración correspondiente".

"En los casos de detenidos donde los magistrados disponen actas de identificación simple, es por averiguación de antecedentes y también son liberados posteriormente a la consulta", concluyó el comisario Galván.