La UNSa contra los desmontes

noviembre 19 /2007

Las autoridades de la Universidad Nacional de Salta (UNSa.), instruyeron a la asesoría jurídica de la institución para que inicie acciones legales para detener la destruccion del medio ambiente. El proyecto de declaración fue impulsada por la consejera por el estamento de profesores de la Facultad de Humanidades, Catalina Buliubasich en base a las audiencias públicas convocadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Provincia de Salta (SEMADES) para habilitar desmontes y la tala indiscriminada de bosque nativo por unas 350.000 hectáreas. La iniciativa fue aprobada en la reunión del jueves pasado del Consejo Superior de la UNSa.

"Se incrementan los desmontes y se torna dramatica situación de despojo de la tierra de las diferentes etnias"

En la resolución se pidirá que en Salta detenga en forma urgente la destrucción del medio ambiente con un decreto que ordene la inmediata suspensión del otorgamiento de autorizaciones que impliquen desmontes y que se detengan los efectos de las ya otorgadas, como así mismo se impida la tala ilegal.

Ante las audiencias públicas convocadas en lo que va de 2007 por la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de Salta (SEMADES) y que suman más de 350.000 hectáreas para la autorización de los desmontes, la consejera por el estamento de profesores de la Facultad de Humanidades, Catalina Buliubasich, presentó el proyecto de resolución ante el cuerpo universitario.

La sede regional de Tartagal manifestó su adhesión indicando que "la tala de árboles ha depredado las especies nativas con graves consecuencias para el medio ambiente local" y "profundiza la pobreza estructural de grandes sectores de nuestras comunidades, ya gravemente excluidos como consecuencia de las políticas privatizadoras de la empresas del Estado implementadas desde los ´90". Agregaron que esto incrementa "dramáticamente la situación de despojo de la propiedad de la tierra de las diferentes etnias que habitan esta región".

En los fundamentos también se añadieron conclusiones del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), que mediante la aplicación del índice de Dinámica Agrícola -por el cual se localizan áreas en donde los usos del suelo pueden resultar adversos para la sustentabilidad ambiental- detectó "cuatro zonas críticas, ubicadas en el Umbral al Chaco", siendo dos de ellas en Salta.

La situación indígena, principal fundamento Ante la presentación del proyecto el Foro Salteño por la Tierra realizó en la sesión un informe por el cual "se evidencia el progresivo deterioro ambiental y social, reflejado en el acelerado incremento de las áreas de desmonte y el impacto directo que este provoca sobre las comunidades indígenas y para todos los habitantes de la zona".

Se agregó también la declaración conjunta de dirigentes de comunidades aborígenes e instituciones de comunidades de Rivadavia, San Martín y Orán convocados por la Diócesis de Orán, en la que los indígenas expresaron los cambios irreparables del medio ambiente por la deforestación, la falta de accionar por parte de las autoridades ante estos atropellos, y las graves consecuencias que ello acarrea para su cultura y su supervivencia.

En los fundamentos se sumaron además las declaraciones de las comunidades de Carboncito, La Esperanza, Misión Chaqueña y Salim, además de lo expedido el pasado 10 del corriente en el Primer Congreso Wichí Tridepartamental Orán, Rivadavia y San Martín, en el que se firmó un acta exigiendo "el cumplimiento de los derechos territoriales" y "el inmediato cese de los desmontes"

  • Fuente: Nuevo Diario de Salta.