La despenalización de delitos de opinión

marzo 17 /2009

Sergio Poma

La Asociación de Periodistas de Salta (APES) hace pública su adhesión al proyecto de ley de despenalización de los delitos de opinión presentado por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). El proyecto del CELS prevé la despenalización de las figuras de calumnias e injurias respecto de expresiones referidas a temas de interés público.

Salta tiene ejemplos de restricción de la libertad de expresión y la crítica pública a través de las figuras penales de calumnias e injurias.

El proyecto, enviado al Poder Ejecutivo Nacional y a los bloques de legisladores oficialistas y opositores, remite al fallo dictado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el 2 de mayo de 2008, a favor del periodista Eduardo Kimel, en el que se ordena al Estado argentino adecuar la legislación interna para evitar que el uso de estas figuras penales afecte el ejercicio del derecho a la libertad de expresión inhibiendo la participación ciudadana o la labor periodística en el debate de los asuntos de interés público.

El CELS propone reformar los artículos 109 y 110 del Código Penal argentino. El proyecto prevé que en ningún caso las expresiones referidas a cuestiones de interés público pueden configurar los delitos de calumnias e injurias. Además, para el caso de que un tribunal considere que se ha incurrido en estos delitos, propone la supresión de las penas de prisión y las reemplaza por multas.

El CELS también sugiere que se reforme el Código Civil para evitar la proliferación de juicios civiles como consecuencia de expresiones públicas. La posibilidad de que estos juicios civiles enfrenten a los periodistas o ciudadanos en general al pago de sumas exorbitantes de dinero en concepto de reparación del daño al honor también compromete la libertad de expresión.

La historia reciente de Salta contiene ejemplos claros de intentos por restringir la libertad de expresión y la crítica pública a través de las figuras penales de calumnias e injurias.

El caso paradigmático lo constituyó el del periodista Sergio Poma, cofundador de APES, quien tuvo que soportar querellas de quien ocupaba la máxima magistratura de la provincia, el actual senador Juan Carlos Romero, y de otras personas públicas del entorno del ex gobernador, como las demandas que impulsara su asesor Angel Torres.

Como Asociación de Periodistas que tiene entre sus objetivos la defensa de la libertad de expresión APES adhiere a la propuesta del CELS y aboga para que los legisladores nacionales aprueben rápidamente la despenalización de los delitos de opinión.

Elena Corvalán
Presidenta

Andrés Gauffin
Secretario

Asociación de Periodistas de Salta (APES)
Mail: apesalta@gmail.com.
Web: http://apesalta.wordpress.com.