La "inconducta" de la jueza Marta Snopek

diciembre 10 /2013
Elena Corvalán

Como lo habían anunciado, los querellantes Susana Aramayo, David Leiva y Tania Kiriaco denunciaron ante el Consejo de la Magistratura de la Nación a la vocal del Tribunal Oral Federal de Salta Marta Liliana Snopek. La acusaron de “mal desempeño en el cargo de jueza de la Nación, entorpecimiento y/o denegación de justicia”.

Para los querellantes “la inconducta” de la jueza Marta Snopek y la resolución del resto del Tribunal “fueron escandalosas” y constituyeron una “denegación de justicia”.

Los denuncia se basa en los sucesos del 3 de diciembre pasado, cuando la jueza no se presentó al debate en el juicio por delitos de lesa humanidad que se lleva a cabo en Salta aduciendo haber sufrido un “pico de estrés” encontrándose en Villa Alcaraz, Entre Ríos, y poco antes de las 10 de la mañana, a pesar de que no contaban con el certificado médico que justificara la ausencia, los restantes miembros del tribunal, Carlos Jiménez Montilla y Marcelo Juárez Almaraz, suspendieron el juicio hasta el 11 de febrero de 2014.

Para los querellantes “la inconducta” de Snopek y la resolución del resto del Tribunal “fueron escandalosas” y constituyeron una “denegación de justicia”. Es que al momento de suspender el juicio el “certificado médico justificante (…) no se encontraba a la vista, ni en Secretaría del Tribunal” por lo cual se “trató de una decisión -liviana y apresurada- fundada sólo por un dicho telefónico” atribuido a la jueza, “lo que la convierte en una resolución nula de nulidad absoluta”.

El certificado fue remitido al Tribunal recién a las 12,56 del 3 de diciembre; además, el médico que la asistió añadió un signo de interrogación luego de la palabra “estrés”, por lo que en opinión de los denunciantes se trata de “una aproximación presuntiva que necesita confirmación”. El certificado también “sugiere” reposo, por lo cual “no constituye una prescripción médica idónea” para justificar la inasistencia de la magistrada.

Los denunciantes afirmaron que “esta maniobra totalmente reprochable y contraria a derecho, así ejecutada por la doctora Marta Liliana Snopek ha producido una frustración al desarrollo del debido proceso” conforme venía llevándose a cabo; “lo que ha desencadenado en una denegación de justicia; denegación en la que también ha intervenido el resto del Tribunal al dictar la suspensión del proceso sin pruebas respaldatorias de la decisión que se tomaba; antes bien, basados en una simple llamada telefónica de quien dijo ser la doctora Snopek”.

Los abogados añadieron que ante los pedidos del fiscal Ricardo Toranzos y las querellas de integrar el Tribunal con el cuarto juez para continuar con el debate, los jueces “escogieron el camino más engorroso. (…) El más injusto, el más inhumano, el que prolonga y profundiza el dolor de las víctimas que aún esperan justicia”.

En la denuncia, que también fue entregada a la Cámara Nacional de Casación Penal, se reseña que el Tribunal Oral salteño ha tenido “acciones erráticas, por momentos indolentes” en la conocida como Megacausa Salta, porque reúne 18 causas acumuladas (por 34 víctimas) y 17 imputados. Como ejemplo, reseñaron los cambios en la frecuencia de las audiencias, que pasaron de dos por semana durante todo el día, a una cada 15 días y solo mediodía, y el hecho de que durante el año y 7 meses de debate no se haya podido contar con oficiales notificadores para contactar a los testigos.

“No tengo por qué
dar explicaciones”

La jueza Marta Liliana Snopek viene generando enojos desde el inicio del juicio oral y público por delitos de lesa humanidad en esta ciudad por su aparente desinterés en el proceso, evidenciado sobre todo (aunque no solo con eso) en el constante uso del teléfono móvil durante el debate.
En la denuncia ante el Consejo de la Magistratura los querellantes sostienen que la jueza demostró un “supino desinterés” en el proceso: “Ha sido una constante casi desde los primeros días, enviando mensajes de texto o twitter, u operando su teléfono celular”, afirmaron.
El 16 de octubre pasado el abogado David Leiva le recriminó esta actitud y la recusó, por considerar que con sus intervenciones demostró “una pérdida total de parcialidad”. “No tengo por qué estar dando explicaciones, de todas maneras las doy para que sepan qué es lo que yo estoy haciendo en mi celular, estoy dando instrucciones de otro juicio, y eso no me impide escuchar absolutamente toda las cosas que se dicen, las que son coherentes y las que no. Por lo tanto, voy a rechazar el pedido de recusación”, respondió la jueza en su descargo, en el que reconoció el envío de mensajes durante el debate. “Esta vocal tiene la capacidad de poder atender las cosas que ocurren, más las cosas que me mandan mis secretarias por el celular, por mail, y a través del chat del Blackberry, preguntándome infinidad de cosas de cuestiones que ocurren en el Tribunal”, aseguró.
Para los querellantes, “este reconocimiento expreso, de encontrarse realizando otras tareas ajenas a las relacionadas con el debate que se ventilaba, coloca a la magistrada, no sólo en situación inapropiada, sino en la posición de incumplidora de los deberes a su cargo”. En este sentido, subrayaron que por tratarse de un juicio oral, los jueces tienen “la obligación de comprometer todos los sentidos en el desarrollo del debate”. Y afirmaron que con esto “quedó evidenciado el supino desinterés por el debate que se estaba llevando a cabo, por parte de la señora vocal doctora Snopek, además del grave incumplimiento de los deberes a su cargo”.

Audiencia
desde las 8.30

Si no surgen nuevas sorpresas, hoy habrá audiencia en el juicio por delitos de lesa humanidad que se lleva a cabo en esta ciudad. Toda la jornada estará destinada a escuchar el alegato del fiscal federal Ricardo Toranzos.
En este proceso se juzga a 17 hombres, entre militares y policías, y un civil, por su participación en hechos de terrorismo estatal cometidos en perjuicio de 34 personas, 30 de las cuales fueron asesinadas o desaparecidas.
Se espera que en la audiencia de hoy se conozca también el cronograma de las restantes audiencias para escuchar los alegatos de los defensores, las palabras de los acusados y el fallo del Tribunal.
La Fiscalía ya ha dicho que pretende que el debate concluya este año, tal como se había previsto inicialmente, antes de que el faltazo de la jueza Marta Snopek trastornara todas las previsiones.