Las garras del imperio están sobre Venezuela y su petróleo

Diego Olivera
marzo 12 /2015

Maduro y Obama

El reciente homenaje al Comandante eterno de Venezuela, Hugo Chávez Frías, luego de conmemorarse dos años de su desaparición física, pero no su legado en el proceso revolucionario venezolana, puso una vez en la palestra, el tema de la unidad latinoamericana, sus iniciativas para crear PetroCaribe.

El fracaso de la derecha para derrocar al gobierno Bolivariano

El presidente Barak Obama Obama declara a Venezuela "amenaza para la seguridad nacional" de EE.UU. Impuso además sanciones contra siete individuos venezolanos, a los que considera violadores de los derechos humanos.

La ALBA, UNASUR y la CELAC, como una visión multipolar, para crear una alternativa al capitalismo neoliberal, como al modelo unipolar, que ahora sustenta el presidente de EEUU, Barak Obama, como lo refleja parte de sus declaraciones al amenazar de manera prepotente de “torcer el brazo a aquellos estados, que no quieran hacer lo que EEUU quiere que haga”, dejando entrever claramente su visión imperialista y antidemocrática.

Hoy el gobierno bolivariano del presidente Nicolás Maduro, ha enfrentado una guerra continua económica, constantes focos de violencia, quemas de vehículos, como parte de una asonada de guerra, similar a la ocurrida en Chile, en el derrocamiento y asesinato del presidente Salvador Allende, los mismos métodos, pero la diferencia marcada, ha sido la unidad cívico militar, que he permitido derrotar y controlar las acciones fascistas.

La realidad de Venezuela, no es un invento paranoico o manipulado del gobierno venezolano, como dice EEUU, hoy los funcionarios de esa nación, apuestan al control del petróleo de esta nación sudamericana.

Obama agrede a Venezuela

Ante el fracaso de los planes de la derecha venezolana, para derrocar al gobierno del presidente de Nicolás Maduro, desde el año 2013, donde fue elegido como candidato luego de la desaparición física del comandante presidente Hugo Chávez, consideraba que había llegado la hora de tumbar al gobierno bolivariano, desde las guarimbas de Abril del 2013, con la violencia desatada por la derecha, ensalzada por el llamado del candidato de la oposición Henrique Capriles, que en su derrota, al salir a las calles a “drenar la arrechera”, venezolanismo que significa salir a ganar las calles con violencia, con más de 40 asesinados y decenas de heridos, durante casi 4 meses de violencia.

Desde ese abril 2013 a marzo del 2015, se han desarrollado dos intentos de golpe, guerra económica, violencia callejeras, destrucción de edificios, metrobuses, asistencia medicas populares, se trató de crear un levantamiento popular, por los efectos del desabastecimiento, producto del acaparamiento, contrabando, pero todas estas acciones, no pudieron eliminar, ni derrotar al presidente Maduro.

Ante esta realidad el presidente de EEUU, Barak Obama emitió una nueva orden presidencial para implementar y ampliar sobre la Ley de defensa de derechos humanos y sociedad civil de 2014 de Venezuela. Los funcionarios de Venezuela del pasado y presente que violen los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y que se involucren en actos de corrupción pública no serán bienvenidos aquí, y ahora tenemos las herramientas para bloquear sus bienes y su uso de los sistemas financieros de EEUU.

Esta es una orden con carácter internacional, violatorio de la soberanía de Venezuela, ilegal en el marco del derecho internacional, como violatorio de los acuerdos internacionales de Helsinki, además contrapuestos con la carta democrática de la OEA, como de los acuerdos de la ONU, para activas acciones unilaterales, de un estado supra nacional, que ha concebido el derecho internacional, como de su jurisprudencia, pudiendo violentar cualquier nación, que como el mismo Obama declaro, nos quiere torceré el brazo, para aceptar las exigencia de su modelo imperial.

Luego de desarrollar una defensa de la derecha golpista, como las violaciones a los derechos humanos, parte de ese documento concluye que “Es desafortunado que durante una época en donde hemos abierto un compromiso con cada nación en el continente americano, Venezuela ha optado ir en la dirección opuesta. A pesar de las dificultades en nuestra relación oficial, Estados Unidos sigue comprometido con mantener nuestros vínculos fuertes y duraderos con la gente de Venezuela y está abierto para mejorar nuestra relación con el gobierno de Venezuela”

Sera que Obama títere del Complejo Militar Industrial, ha interpretado el papel del afroamericano, manipulado por la derecha estadounidense, que ve la muerte de afrodescendiente, en una sociedad racista, que sigue permitiendo la tortura en la cárcel de Guantánamo, que deporto a miles de niños por ser ilegales, decenas de detenidos por La Ley Patriota, legalizan la violación de derechos humanos, sus leyes avalan la tortura, como mecanismo de interrogatorio, lo que demuestra una vez más, quien son los verdadero violadores del derecho internacional, avalado por sus guerras, armas genocidas y sus campañas desestabilizadoras en Venezuela y el Mundo.

Reunión de presidente Maduro con delegación de UNASUR en Caracas
La invitación del gobierno bolivariano y del presidente Maduro, a las autoridades de Unasur, para conocer las pruebas de la nueva intentona golpista, a la vez dejar a esta comitiva las manos libres, para dialogar, con la oposición, como los encuentros con el CNE, TSJ, la Fiscalía, para que ellos puedan evaluar, objetivamente la realidad Venezuela, hoy asediada por fuerzas obscuras y antidemocráticas.

En ese sentido tomamos algunas declaraciones, de Ernesto Samper, secretario general de Unasur, que una rueda señalo parte las conclusiones de sus entrevistas “Ofrezco el resumen de la fructífera reunión con Nicolás Maduro. Para analizar la situación que se vive en Venezuela. Recibimos extensa información por parte del presidente de la República sobre hechos internacionales que afectan a Venezuela, compartió evidencias, que revisamos con preocupación. Declaramos de manera enfática, todos los estados de Unasur, rechazan y rechazarán cualquier intento de desestabilización”.

Por su parte el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, quien también forma parte de la delegación de Unasur, que se encuentra en Venezuela, subrayó que “el objetivo principal de esta visita es defender la paz, la estabilidad y la democracia en Venezuela. Nuestros países están en riesgo porque hay muchos órganos de poder en el mundo, organismos fácticos del mundo que están dispuestos a desestabilizar a nuestras democracias y tenemos que protegerlas y cuidarlas”.

A lo que agrego Patiño “Si hay errores, hay que corregirlos, como en otros países, pero las decisiones fundamentales tienen que ser tomadas por el pueblo y en procesos democráticos, en procesos electorales. De tal manera que hay que evitar que procesos de violencia y antidemocráticos se consoliden”.

Diferencias de enfoque entre el FA y el presidente del senado frenteamplista
En la búsqueda de hacer un enfoque objetivo, de algunos desacuerdos en las declaraciones entre la dirección del Frente Amplio de Uruguay, con las declaraciones del presidente del Senado y vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic. Analizamos en principio la declaración del Secretariado del Frente Amplio emitió hoy un comunicado respaldando al gobierno de Nicolás Maduro.

El texto del partido de gobierno, expresa como primer punto "su respaldo a la institucionalidad que se ha dado al pueblo de Venezuela en el marco de su Constitución y sus leyes. Institucionalidad de la cual ha surgido la legitimidad del gobierno del presidente Nicolás Maduro".

Como segundo punto el FA rechazó los "intentos de desestabilización y la injerencia externa en los asuntos internos en Venezuela" y manifestó su "convicción de que los conflictos políticos se procesen a través del diálogo político y la búsqueda de acuerdos entre las partes". También se expresó el respaldo al "derecho a manifestar pacíficamente, sin apelación a la violencia y encuadrada en el marco y respeto de las normas legales".

Sobre la detención de opositores vinculados a actos desestabilizadores, el FA expresó su "confianza en que los ciudadanos acusados de desarrollar acciones en contra de la institucionalidad democrática de la República Bolivariana de Venezuela contarán con todas las garantías jurídicas en el marco del debido proceso". Por último el FA respaldó la "iniciativa de nuestro gobierno que en el ejercicio de la Presidencia Pro Témpore de la Unasur realiza gestiones para que la Comisión integrada por los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador viajen a reunirse" con Maduro.

Nos llama la atención las declaraciones del presidente del Senado y vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic, que solos a pocos días de asumir su cargo, emitió declaraciones contra puestas al comunicado del FA, mostrando una autonomía sobre este tema, o es postura del ejecutivo que preside el presidente Tabaré Vázquez, es importante analizar este tema, porque se muestra una brecha, entre el FA institución consensuada de los frenteamplistas, porque los votos son de las mayorías populares, que apuestan a los principios del FA.

Sera que las presiones de las bancadas legislativas del Partido Blanco y Colorado, llamando a una declaración del gobierno, contra el gobierno del presidente Maduro, ya que Sendic dijo que “El Gobierno de Uruguay no tiene "elementos" para "acompañar" al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, en la afirmación de la existencia de "injerencias externas" en ese país, declaraciones publicadas en El Nacional (vocero de la ultraderecha) y el Ultima Noticias”.

A lo que agrego Sendic que "Ellos están hablando de injerencias externas, pero sin duda que es un proceso que a todos nos tiene preocupado y lo vamos a seguir mirando con mucho cuidado". Esta afirmaciones de Sendic, contradicen su imagen en Venezuela, como lo señaló el presidente Maduro, al manifestar que “le pareció bastante desagradables las declaraciones un amigo del Sur”.

Al escribir este artículo, me quedo un sabor amargo, en el tema de Raúl, amigo de muchos años, del cual desconocía una postura tan esquiva, sin compromiso, ante una nación que ha intentado construir un modelo de cambio, la política de los latinoamericanos, deben ser unidas para enfrentar el enemigo de nuestros pueblos, el poder hegemónico de EEUU.

  • Diego Olivera Evia
    diegojolivera@gmail.com