Los Federales tienen su candidato

Néstor Peyret
diciembre 20 /2009

Sonia Margarita Escudero

¡Insensatos..! Señores romeristas de la segunda hora, insensibles besamanos del poder, alcahuetes del último siglo, ¿creen que pueden garantizar un guiño de Don Juan, lucubrando blasfemias?.

Sonia Escudero, un peligroso globo de ensayo político-mediático, un favor inestimable para nuestro gobernador.

“¡Ah criollo! si parecía; Pegáo en el animal, Que aunque era medio bagual a la rienda obedecía. De suerte que se creería ser no solo arrocinao, sinó también del recáo de alguna moza pueblera: ¡Ah Cristo! Quien lo tuviera. Lindo el overo rosáo. Ansina sufre en la ausencia, quien sin ser querido quiere: ahura verá como muere de su prenda en la presencia”. (Estanislao del Campo 1.873).

Estallaron por cientos los chispazos de las asunciones de los nuevos legisladores nacionales, provinciales y hasta municipales, es hora de reflexionar tenuemente, las épocas se visten de navidad, hasta el arbolito de la plaza central de la “Linda” engalana la magia de los recuerdos, algunos se preguntan quien paga el costo: nosotros los de la clase media productiva, ¿cabe alguna duda?.

Hasta la ANSES se convirtió en una caja obtusa del Estado. La dignidad y las urgencias del Poder que espera la peonada raza, así lo imponen. En realidad no hay tiempo que perder. Ya sin festejos ni lisonjas, es momento de gobernar. ¿Queda hilo en el carretel?.

Tampoco es momento para fantasear, fabular, ni siquiera soñar. Las urgencias del tercer milenio belicoso, así lo imponen. La gente clama soluciones, no promesas, cosa curiosa son aquellos que pagan impuestos, los otros lamentablemente son la subvención continua. Algo puede ser verdadero aunque no hermoso. El Pueblo necesita justicia igualdad y soberanía. De lo contrario, el pueblo hará “tronar el escarmiento” como conmovedoramente afirmaba el General.

Muy lejos está 2011. Sin embargo los coroneles del romerato imaginan una elección general para gobernador e intendentes que fuera de espacio y tiempo, suena a ridiculez. Intentan para la candidatura a gobernador de su sector a la liberal populista, autodenominada federal, blonda, ella, senadora nacional: Sonia Escudero, un peligroso globo de ensayo político-mediático, un favor inestimable para nuestro gobernador Don Juan Manuel, a pesar de muchas de sus promesas incumplidas, de no ser presidenciable hasta ahora, será sin duda contundentemente reelecto en la mayor magistratura provincial.

No caben dudas que las luces, las alfombras y el “brillo” del senado nacional lo obnubilaron, igual que en 1985 cuando fue elegido por el dedo de “papá”.

Los atrevimientos van más allá: resulta que los pensadores del poder del Dr. Juan Romero, aún impensados y audaces, pretenden un precandidato a intendente de “La Linda”, al camarada César Alvarez Adet, para combatir a un reciclado Miguel Isa.

Nada más desatinado, por dos razones irrefutables: Miguel será abrumadoramente reelecto, y el Presidente del Concejo Deliberante, ha nacido para ser concejal y para morir concejal. Todos lo saben, menos los amanuenses del ex gobernador. No olvidemos que la desintegración del Imperio Romano estuvo condicionada en parte por la misma burocratización de su aparato militar y administrativo.

“Volveré, ¡volveré! Donde está mi madre y mi padre también. Un beso de Luna me espera en los Valles. Volveré a ser niño y sentir un sentir”.

¡Insensatos..! Señores romeristas de la segunda hora, insensibles besamanos del poder, alcahuetes del último siglo, ¿creen que pueden garantizar un guiño de Don Juan, lucubrando blasfemias?.

Si los intereses para la Provincia y todos los municipios, son tan importantes que para los que nos toca son una irreverencia para los “genuinos” ciudadanos y que nadie quiera tirar la primera piedra, menos cuando son de tierras ajenas que comen en la nuestra.

Dejen de entrometerse en terrenos que nunca podrán conocer. Hace falta ser diaguita auténtico para comprender. Son siglos que ustedes jamás alcanzarán.

Cuando el rey Lear declara su “más encubiertas intenciones, hablemos de la división de sus bienes, expresa un verdadero propósito vanguardista y de gran osadía política para los comienzos del Siglo XVII:

“Conservaremos sólo del rey el nombre con sus atributos. Mando rentas y ejecución del resto, amados hijos, vuestros son: y, en prueba, reparto esta corona entre vosotros”.