Los sucios manejos periodísticos de Romero y Urtubey

José Acho
febrero 5 /2015

Algunos ya no solo estamos en la vereda del frente sino diríamos que estamos en las antípodas de Juan Carlos Romero y de todos aquellos que condicionan la labor periodística como lo hace El Tribuno según quedó expuesto. Por otro lado también considero que es infantil o naif de rotular a un proyecto como de “buenas noticias”, para camuflar intereses cuya misma finalidad es lucrar con el periodismo.

Este insólito episodio demostró que estos chicos no saben nada de periodismo, no conocen de ética ni sobre la finalidad de formar e informar sin subjetivas posturas "naif".

Hoy por las temerarias escuchas se sabe que Horizontes S.A. prefiere más a un tirabombas serial como Daniel Murillo que a la madre Teresa de Calcuta en sus medios. Y por los dichos del contador sobre que el grupo quiere “incendiar la Provincia” para que gane Romero, Murillo también tendría los días contados hasta julio.

Luego según lo dicho, podrán volver las duplas de “buenas vibras” que quieran para volver a mostrar a Salta como un paraíso terrenal como en los nefastos 12 años pasados de su Gobierno. Así operan y trafican con el periodismo los mandamases políticos en nuestra Provincia. Y sepan todos que la AM-840 y El Tribuno no están solos.

Hay mucho otros medios radiales, escritos, televisivos con dueños que son políticos y/o empresarios periodísticos mercenarios sin escrúpulos que toman periodistas para difundir “buenas o malas noticias", según el color del partido que esté gobernando.

Es común aquí que el periodismo precarizado independiente sea llamado para trabajar, hacer un programa, o integrar un equipo de prensa para “pegarle al Gobierno” hasta que ese medio consigue pauta. Negocian al periodista, lo despiden o le cancelan el contrato diplomáticamente, pero creo que nunca pasó como se develó en este episodio.

A nadie escapa también que este escándalo destapado, conferencia de prensa mediante como un caso de censura, tiene un “tufo” a operación política oficial disimulada tras el discurso de los dos chicos que supuestamente dicen “tener miedo porque no saben nada de política”. Lo que no dijeron y que este medio averiguó, su inocente proyecto gozaba de jugosas “buenas vibras”, publicitarias oficiales de la Municipalidad y del Gobierno de la Provincia.

Freyre, Urtubey con "buena vibra"

En la vereda del frente quedó expuesto un inescrupuloso Norberto Freyre a quien muchos "ex tribunos" conocemos muy bien y esa grabación difundida, reveló al público los manejos partidarios y comerciales de los dueños actuales de El Tribuno por sobre la libertad de expresión que pregona, y quedó flagrante sus intenciones incendiarias que tienen contra el gobierno de Juan Manuel Urtubey que no desaprovechó la oportunidad de aparecer también de la mano de dos supuestos "inocentes chiquilines" como un adalid de la libertad de prensa.

Este contador, que frente a dos imberbes comunicadores actuó como un despótico e insuflado dueño de un medio con cuyos dichos ventiló las aviesas intenciones de un medio periodístico que maneja un Senador de la Nación, es el gerente del ajuste financiero de la era neoliberal de Horizontes S.A. En su CV figura con medallas doradas el papel de verdugo que cumplió para sanear la empresa, al dejar en la calle desde el año 2000 a la fecha, a más de 300 trabajadores de prensa de El Tribuno y AM-840.

Como autocritica periodística tenemos que reconocer también que en los medios actuales hay una generación juvenil salida de la Universidad Católica como publicistas más que comunicadores sociales. Este insólito episodio demostró que estos chicos no saben nada de periodismo, no conocen de ética ni sobre la finalidad de formar e informar sin subjetivas posturas "naif".

A su vez quedó claro que en Salta cómo dos imberbes comunicadores con esa tontera de proyecto radial de dar “buenas noticias” no solo es un trabajo riesgoso sino también oneroso. “No sabemos hacer política. Lo único que sabemos es dar buenas noticias” dijo la inocente Macarena Cañada. ¿Acaso dar solo “Buenas noticias” no es también hacer política para uno y otro bando?

Está claro, según los temerarios dichos de Norberto Freyre, CEO del Senador Juan Carlos Romero, a Macarena Cañada y Rodrigo Ayub, en tiempos de campaña “no se pueden dar buenas noticias. Vuelvan el primero de julio… si gana Romero lo necesitamos…”.

Para muchos que fuimos echados de El Tribuno, este bochornoso episodio fue casi un “deja vú”. Freyre para evitar pagar indemnizaciones justas, nos decía a todos los echados por “reestructuración económica de la empresa” algo parecido:

“Tengamos la mejor relación posible… acepten con tranquilidad la platita que les damos y en el futuro si todo mejora, quizás puedan volver a trabajar en esta empresa. Caso contrario, si vos te manejas de otra forma vas a estar en la vereda del frente siempre...!".

Hace hoy quince años de esto. Y por lo que ahora se supo públicamente sobre los sucio manejos periodísticos de El Tribuno y los rebotes benéficos para Urtubey, está a la vista que el balance de quedarnos en “la vereda del frente” de ambos bandos manipuladores, fue totalmente positivo.

  • José Acho
    info@saltalibre.net