Maniobras políticas para dividir a comunidades victoreñas

abril 3 /2011
José Acho

Pobladores originarios con Salta Libre

INFORME ESPECIAL (PARTE II) La 4° Reunión de la Unión de Comunidades Aborígenes Victoreñas (UCAV), organización con personería jurídica nacional que agrupa representantes de 16 de las 22 comunidades originarias de Santa Victoria Oeste, denunció maniobras políticas de división entre comunidades aborígenes, con motivo de las elecciones, a través de las entregas de becas escolares y de las personerías jurídicas provinciales.

Manejo político y discrecional de las personerías jurídicas provinciales y de las becas escolares del INAI canalizadas a través del IPPIS.

En el encuentro, realizado en los salones de la parroquia de SVO a fines de marzo, se analizó la problemática que en los últimos cuatro años el gobierno de Juan Manuel Urtubey y municipal de Cástulo Yanque, en los últimos meses profundizaron la división entre las 22 comunidades originarias de esa localidad, a través del manejo discrecional de las personerías jurídicas provinciales a las comunidades afines al gobierno y la entrega de las becas escolares del INAI, canalizadas a través del IPPIS.

Elpidio Carrazana, presidente de la UCAV, dijo a Salta Libre que “con motivo de las próximas elecciones, funcionarios municipales y provinciales trabajan en todo el departamento para convencer e incentivar individualmente a padres y jefes de las comunidades para fracturar la posición independiente de la Unión”. En este sentido reclamó a las autoridades “mayor transparencia de los trámites y respetar a las organizaciones legitimadas con la personería nacional”.

Representantes debatieron diversas problemáticas con la participación de Rodolfo Churquina, presidente de la comunidad de Pucará, Herminio Alarcón, integrante de la comisión directiva de la comunidad de Mecollita y Condor Huasi, Ana Quispe, presidenta de la comunidad de La Falda, Estela Torres, presidenta de la Comunidad de La Huerta, Gabriel Castillo, presidente de la Comunidad de Abra Santa Cruz, entre otros jefes comunitarios.

Con el acuerdo de la mayoría, la UCAV elaboró en plan de trabajo, trámites y notas para solicitar al gobierno nacional y local, planes de emergencia agropecuaria para pequeños productores de la zona, medidas contra la mortandad de animales por pestes que desconocen, medidas para el control sanitario del ganado, el suministro de remedios y asesoramiento veterinario.

Sus integrantes aseguraron que por la posición independiente y contestataria, “la UCAV es ignorada tanto por el ejecutivo municipal de SVO como por el Gobierno Provincial”. A cuatro años de “este gobierno incumplió con la promesa de cambio en la zona y la prueba está a la vista con el funcionamiento hasta el año pasado de varias escuelas rancho en SVO”.

A cuatro años de este gobierno, Salta Libre comprobó la existencia de esas precarias escuelitas en dos de las comunidades. Y constató que dos escuelas nuevas, a punto de ser inauguradas, registraron serias fallas de construcción en las comunidades de Pucará y La Falda. Una de ellas presenta grietas y hendiduras en el piso del patio y la otra aun está a medio terminar, sin albergue, cocina, ni salón de actos.

En cuanto a la alimentación de los niños en los comedores escolares de SVO es precaria. A poco del comienzo de año lectivo el aporte del gobierno se mantenía en $5 por niño.

Un dato revelador muestra por si solo, la gestión del intendente Cástulo Yanque. La directora de la escuela de La Falda reconoció que el mandatario comunal, maestro y máxima autoridad de SVO, no visitó nunca la escuela rancho de La Falda en su gestión de cuatro años. Por lo tanto, tampoco supervisó las obras inconclusas del nuevo edificio en construcción. A ese paraje por falta de una ruta sólo se accede a pie a través de las serranías, luego de caminar unas 4 horas y cruzar tres ríos.