Mister dólar … Good Bye

julio 25 /2009
Juan Carlos Cirilo

Las economías emergentes que forman el llamado BRIC (Brasil, Rusia, India, China) quieren tener mayor relieve en el manejo de los negocios internacionales, pero aún no consiguen ponerse de acuerdo sobre algunos aspectos sustanciales, sobre todo cuál deba ser en el futuro el rol de la moneda americana en la nueva estructura del sistema financiero internacional.

Parecería que el tiempo de la hegemonía del imperio del dólar está llegando a su fin.

En el comunicado difundido el reciente pasado 16 de junio de parte de los cuatro miembros de grupo, se formaliza el pedido de la “urgente necesidad de un Nuevo Orden Internacional” en el cual las decisiones deberán ser tomadas teniendo en cuenta las necesidades de la entera comunidad mundial.

Aún cuando no se hace mención directa del dólar, se sobreentiende que la cúspide tiene como prevalente objetivo político la sustitución del dólar como moneda de reserva.

Es la primera vez que el grupo se reúne a tal fin y ya tienen acordados otros encuentros donde esperan resolver definitivamente la cuestión.

La actual crisis mundial, que se pretendió hacer pasar como una de las tantas que regularmente sufre el sistema capitalista, se “transformó” en la opinión pública internacional como lo que en realidad es, una crisis estructural sistémica, que afecta no sólo las realidades financieras de los países desarrollados, sino que no podrá ser resuelta sin reestructurar la entera arquitectura de todo el sistema económico, financiero, monetario y también político.

¿Una verdadera revolución Copernicana? Esto está por verse.

Los países que hoy forman el BRIC han llegado a acordar las estrategias a seguir. Por ahora han puesto sus ojos en los llamados “derechos especiales de giro”, un instrumento a través del cual el FMI concede créditos a las diferentes naciones que lo componen.

Hoy, esos retiros de fondos en forma de empréstitos oficiales están compuestos por unidades monetarias integradas prevalentemente en dólares, yenes, libras esterlinas y euros. El grupo pretende que, además, en el futuro esas unidades monetarias contengan rublos, yuanes, dólares canadienses y dólares australianos más una porción de oro.

“No estamos hablando de una exclusión de dólar, sino del aumento del peso de las otras monedas que ofrecen mayor garantía por el estado real de la economía mundial”, dijo Arkadij Dvorkovich, portavoz del grupo. Y en el comunicado final de la reunión puede leerse: “… estamos decididos a crear un Nuevo Orden Mundial más multipolar y más justo, basado en las leyes internacionales, que cree condiciones de igualdad y mutuo respeto, que mire a la cooperación y a la coordinación de las decisiones tomadas por todos los Estados”.

El grupo no se ha limitado a manifestarse como un fuerte instrumento que se proyecta en el campo económico-financiero internacional, sino que además se propone como sujeto de transformación en el ámbito político mundial.

Los cuatro presidentes de las naciones que lo componen (Ignacio Lula da Silva, Dimitri Medvedev, Hu Jintiao, Mammohan Singh) solicitan también importantes reformas en las Naciones Unidas, piden que tanto Brasil como la India pasen a formar parte del Consejo de Seguridad de ese organismo, con el objetivo de aumentar su nivel de eficiencia.

Ya han fijado para el próximo mes de septiembre la fecha de una nueva reunión, donde se evaluarán los resultados de las gestiones ya iniciadas.

El proceso de transformación institucional del Sistema Capitalista están en marcha. Lo que vendrá está por verse. Parecería que el tiempo de la hegemonía del Imperio del dólar está llegando a su fin.

Suena en la lejanía un saludo “cordial” y plurilingüe, en la voz de los nuevos líderes de la política internacional, -Mister dólar, good bye.
Mientras tanto, el presidente de los EE.UU envía al congreso un proyecto de ley para evitar que la economía de su país precipite a los abismos insondables de una muy probable bancarrota.

Así lo confiesan sus propios dirigentes, ya no en la privacidad de las reuniones reservadas, sino públicamente y a viva voz. El gobernador del estado de California ha declarado que los fondos públicos de ese estado no permiten hacer frente a compromisos ineludibles, aun cuando ha “recortado” todo lo posible.

La partida es interesante y de su resultado dependerá el futuro de miles de millones de seres humanos, a quienes, demás está decirlo, la prensa libre del mundo occidental y cristiano no los informa, sino en reducidos espacios reservados a los especialistas del sector, haciendo que muchos desinformados sigan creyendo que sus ahorros están al seguro si apuestan al dólar.

Más temprano que tarde, lamentablemente, la nueva sorpresa, se abatirá una vez más, sobre la inmensa mole de ingenuos ahorristas y ávidos especuladores del mundo".

  • Juan Carlos Cirilo
    D.N.I. 4.380.783
    Estudiante de Ciencias de la
    Comunicación de la UNSa.
    F.M. Libre. V. Las Rosas.
  • Miembro del grupo de estudiantes de la carrea de Ciencias de la Comunicación de la UNSa recluido en la Unidad Penal N° 1 de Salta.