Muertos por la libertad

enero 7 /2015

Stéphane Charbonnier, periodista, dibujante y director de la revista francesa

En un clima de estupor y profunda emoción, decenas de miles de personas se manifestaron en París y una veintena de ciudades para repudiar el ataque al semanario satírico Charlie Hebdo, que dejó 12 muertos. Desafiando temperaturas bajísimas, a 600 metros del lugar del atentado, en la plaza de la República, unas 35.000 personas, según el diario Le Monde, se reunieron al atardecer para homenajear, primero en silencio y luego con aplausos y gritos de "Charlie, Charlie" a los periodistas y dibujantes del semanario asesinados.

multitudinarias manifestaciones en Francia por el atentado

"Hollande: "Murieron por la idea de libertad que tenían de Francia. Ahora son nuestros héroes. La libertad será siempre más fuerte que la barbarie".

Con velas en sus manos, pancartas o carteles escritos a mano con la frase "Je suis Charlie" (Soy Charlie), miles de parisinos se acercaron espontáneamente a la plaza de la Republica.

"Aún me cuesta creerlo. Charlie Hebdo vivía bajo amenaza, pero nunca creí que podía pasar algo así. Pagaron con sus vidas por defender la libertad de expresión", dijo a Télam la joven Stéphanie, estudiante de Bellas Artes de 22 años quien, como otros manifestantes, esgrimió en una de sus manos alzada un lápiz como arma.

"No, no mataron a Charlie Hebdo", "¿Por qué?" o "Me levanto y me expreso con palabras porque esa es todavía el arma más bella que existe", fueron algunas de las pancartas improvisadas.

A los pies del imponente monumento a la República, cientos de velas encendidas iluminaron los numerosos dibujos y tapas de números viejos de Charlie Hebdo pegadas contra la base de la estatua.

"Es un día muy triste. Los dibujantes Charb (el director del semanario), Cabu y Wolinski eran dibujantes de la vieja escuela, anarquistas decididos a defender la palabra y el humor. Que hayan muerto de esta forma me llena de impotencia", confió a Télam la docente jubilada Nathalie, quien llevaba sobre su gorro de lana una portada de Charlie Hebdo.

La movilización parisina fue convocada por el Sindicato Nacional de Periodistas (SNJ), Reporteros sin Fronteras (RSF), la Liga de los Derechos Humanos (LICRA) y numerosas organizaciones y ciudadanos espontáneos a través de las redes sociales.

"Como musulmán practicante condeno a estos cobardes que en nombre de nuestro Dios se permiten cometer estos actos salvajes y retrógrados para atacar la libertad de expresión que existe aquí y debería existir en todo el mundo", aseguró, emocionado, Nassim, desocupado de 32 años.

El presidente Francois Hollande en una breve alocución televisiva y radial decretó para el jueves 8 de enero un día de duelo nacional y prometió que "buscarán ,juzgarán y castigarán a los autores" de esta masacre, en la que doce personas han sido asesinadas por "la idea que tenían de Francia, una idea de libertad. Ahora son nuestros héroes. La República ha sido atacada hoy, pero la libertad será siempre más fuerte que la barbarie. Unámonos y ganaremos" afirmó.

En total, más de 100.000 personas manifestaron en una veintena de ciudades francesas, según el diario Libération.Además de París, otras importantes concentraciones tuvieron lugar en Rennes (15.000 personas), Toulouse, Lyon y Grenoble (10.000) y en el puerto de Marsella (3.000).

Dibujantes con sus armas, se expresaron

Dibujantes de todo el mundo con sus dibujos se solidarizaron y expresaron su dolor con frases y dibujos en las redes sociales. El argentino Rep posteó en Facebook un dibujo con los ideales de la Revolución Francesa -Liberté, Igualité, Fraternité- tachados; y minutos más tarde posteó la palabra "Humor", donde la primera letra está formada por dos lápices que a su vez son una analogí­a de las Torres Gemelas. Mientras en Twitter, el dibujante polí­tico holandés Ruben L. Oppenheimer subió a un dibujo similar al del argentino.

El chileno Alberto Montt publicó una viñeta con un personaje oscuro y ensombrencido con la leyenda "Nuestro Dios es amor y tenemos armas para probarlo", mientras que el argentino Liniers, en su cuenta de Twitter, posteó: ¿Y si le dejamos de decir "terrorismo" y le decimos "idiotismo"? y minutos más tarde difundió un dibujo con un hombre sosteniendo la revista con la izquierda donde se ven los dedos en V.

Desde Australia el ilustrador político en The Canberra Times, David Pope, posteó "No puedo dormir esta noche, pensamientos a mis colegas de la caricatura francesa, sus familias y seres queridos" y envió un dibujo donde se ve a un hombre armado vestido de negro y un muerto a su lado, mientras dice: "El dibujó primero".

Otro de los que fijó posición en su sitio web es Bernardo Erlich, ilustrador en medios argentinos e internacionales, que publicó una viñeta negra con la revista en un charco de sangre y la leyenda: "Se ha puesto tan serio el mundo que el humor es una profesión de riesgo". Y Diego Parés, por su parte, publicó en Facebook: "Los tipos quieren que no hagamos humor y nosotros vamos y no hacemos humor".

En tanto, en las redes sociales, los medios franceses muestran fotos de sus redacciones en solidadridad con #CharlieHebdo: En @ParisMatch todos sus trabajadores levantan carteles con la frase: #JeSuisCharlie. ("Yo soy Charlie").

Otra de las que opinó por Twitter fue la directora de Revista Barcelona, Ingrid Beck, quien expresó "es un honor" que comparen su revista con Charlie Hebdo. "Pero estamos muy lejos. La peor amenaza sobre nosotros es Cecilia Pando".

Desde París, el dibujante mendocino Sergio Aquindo, que trabaja en Le Monde sostuvo a la prensa que "Lo jodido de todo esto es que el atentado da argumentos a la extrema derecha, a los que hablan contra la inmigración. Hay un clima nauseabundo y esto les da letra".

(Clic para agrandar)