Murió El Tuna Esper y Patricio Jiménez está internado

octubre 12 /2009
José Acho

Eduarto "El Tuna" Esper

La “Cacharpaya” folclórica está de luto tras el fallecimiento de su creador el reconocido presentador y conductor de programas radiales Eduardo "El Tuna" Esper. Quién fuera el creador de las "Cacharpayas de Cosquín", falleció ayer a la edad de 77 años luego de casi 30 días internado en el hospital San Bernard por un accidente cardiovascular (ACV). Por otro lado, otro artífice del folclor de Salta, Patricio Jimenez del Dúo Salteño, está en terapia intensiva por una enfermedad grave. Se suspendió el recital del Dúo previsto para el próximo sábado 17 en la sala del Teatro Provincial.

El 2009 no no parece ser un buen año para las históricas figuras del ámbito cultural y folclórico de Salta y del país.

La “Cacharpaya” está de luto

Luego de diversas complicaciones finalmente falleció de un paro cardiorespiratorio en el hospital de esta capital, luego de un fallo multiorgánico. Esper comenzó con sus problemas de salud hace tres meses, hasta que fue hospitalizado tras una descompensación por una cardiopatía dilatada que derivó incluso en la colocación de un marcapasos.

Su familia agradeció al personal y a las autoridades del Hospital San Bernardo por toda la atención que recibió durante los 30 días que estuvo internado.

Sus restos son velados en la sala de Servicios Sociales del Nortes de Mitre 1.112. La carroza con su cuerpo partirá hacia su morada final, mañana martes a las 9 horas, con destino al Cementerio Divina Misericordia donde será enterrado.

En su velatorio apenas se enteraron llegaron diversos artistas, entre ellos “Pitin” Salazar y otros tantos a solidarizarse con su familia. Unos de sus hijos, René Esper dijo a Calchaquimix que su padre no hubiera tenido tenía ningún problema si en su sepelio alguien agarraba la guitarra y quería homenajearlo con una “cacharpacha” hasta el amanecer, como un símbolo de despedida.

Esper dejó una familia unida de siete hijos, cuatro hijos con su esposa Matilde Serra Esper, René, Roberto, Ruth Silvana y Rosana Beatriz; más tres hijos de su anterior mujer llamados Margarita, Martín y Matías. “En los ultimos años –cuenta a Nuevo Diario su hijo mayo René- mi padre se dedicó a unir a la familia, luchó por sanar rencores y reglamentó hoy puedo decir que lo logró”.

Tras su desembarco en Cosquín como presentador, Esper en año llegó a conducir unos 70 festivales en todo el país. Es decir que, prácticamente descansaba un fin de semana por mes. Todo un récord para una época donde no había movilidad segura, ni buenas rutas. Fue así que cosechó la amistad de los más grandes artistas del país.

Cuando llegó a los 30 años de presentación de Cosquín fue galardonado. El premio lo recibió hace tres años durante una ceremonia. Este premio fue también porque Cosquín lo consideró creador de las “cacharpayas”.

Su hijo René Esper contó que cuando él llegó a trabajar a Cosquín, impone las “cacharpayas” (vos quechua que significa “reunión de amigos hasta el amanecer”, que luego de la trasmisión televisiva, era quedarse hasta la madrugada cantando, modalidad que luego impuso también en la Serenata a Cafayate.

Fue nombrado Padrino de la Universidad de Cuzco (Perú), por 30 años. Fue el presentador oficial del mayor festival del folclor del país, Cosquín, creador y conductor de la Fiesta Nacional e Internacional del Palo Santo (Tartagal).

Mientras él estaba convaleciente “El Tuna” Esper, tenía varios proyectos en carpeta. Julio Maharbis lo había llamado para que vaya a Buenos Aires a trabajar con él, en una serie de presentaciones con algunas vivencias de mi papá y otras de nivel folclórico. También estaba trabajando siempre junto al poeta Eduardo Ceballos sobre vivencias folclóricas para un programa de televisión.

Otro de los proyectos en los que andaba ocupado era una reedición de un viejo programa llamado “Salta Nuestra” que hizo durante mucho tiempo en Canal 11, que le permitió ser conocido a nivel nacional y ganar un premio nacional, cuando Salta aun era desconocida en el aspecto turístico.

El “Tuna” vivía en Tartagal. Hasta su enfermedad conducía el programa "Y vamos todavía" los domingos por FM Alba. Allí, los amigos cercanos lo conocían como el "tío Tuna". Uno de sus últimos grandes sueños, fue hacer renacer el Festival del Palo Santo, cosa que logró en 2008 con el acompañamiento de un grupo de personas y amigos.

El músico y cantante folclórico Patricio Jiménez, fue operado de urgencia y está internado. El integrante del famoso Dúo Salteño, sufrió el sábado último un accidente cerebrovascular (ACV) que le provocó la imposibilidad de mover su brazo y su pierna izquierdos.

Patricio Jimenez en terapia intensiva

Suspendieron el recital del Duo Salteño

Hoy lunes, los médicos tenían previsto operarlo para evaluar cual era el grado de lesión cerebral que sufre. La intervención iba a ser realizada por el neurocirujano Emilio Benítez. El intérprete se encuentra internado en la sala de terapia intensiva de la clínica San Roque de nuestra ciudad.

“Se debe aguardar el resultado, manifestó a la prensa Roberto Salvatierra, quien además informó que se suspende el show, previsto para el próximo sábado 17 en la sala del Teatro Provincial. El productor agregó que en breve se dará a conocer la fecha y lugar donde se devolverá el importe de las entradas anticipadas.

El Dúo Salteño integrado por Patricio Giménez y Néstor "Chacho" Echenique tenía previsto una serie de presentaciones en Salta y en el resto del país para dar a conocer algunas canciones nuevas y los clásicos de su extenso repertorio.

El Dúo Salteño fue fundado en el año 1967 por Echenique y Jiménez bajo la dirección musical de Gustavo "Cuchi" Leguizamón. Dos años más tarde fueron revelación del festival de Cosquín, de allí la popularidad obtenida en el país durante las décadas de 1960 y 1970.

El dueto posee una armonía basada en el contrapunto de las dos voces. Cada voz realiza una melodía diferente, al escucharlas juntas se producen disonancias que le dan un sonido muy particular. En 1990, la Unesco les entregó un reconocimiento mediante el premio Tierra para el desarrollo cultural y fueron nombrados "Socios de Honor" por la misma entidad.