Actualidad Viernes 5 de octubre de 2007
Por José Acho

Nervios en "el banquillo" del ex funcionario romerista

Semana complicada durante el juicio a Javier Matus
JPEG - 4.1 KB
Matus Vs. Salva

Semana en la que se cumplieron tres jornadas de audiencia debate en el juicio, que por tentativa de estafa, se encuentra implicado Javier Matus y otros. El ex funcionario romerista está nervioso con la poca prensa que cubre su caso. Las audiencias se reanudarán el martes 9 de octubre a las 9. "Hasta aquí hay un panorama positivo para el damnificado Pedro Roman Salva", dijo a Salta Libre su abogado Marcos Segura Alsogaray. "Si bien hay testigos que faltan comparecer, el miercoles se suscitó una prueba de la testigo Aida Espinoza, la que resultó muy comprometedora para el Sr. Matus", sostuvo.

Matus fue funcionario durante casi tres meses, nombrado por el propio gobernador Juan Carlos Romero.

Es inegable que Javier Matus sentado en el banquillo como acusado, se encuentra nervioso con la escasa prensa independiente del poder que informa día a día sobre la marcha del juicio.

La periodista Laura Urbano, quien sigue cada una de sus instancias para el Nuevo Diario, dijo que está soportando "evidentes y sugestivas formas de presión" de parte del imputado y su esposa, presentes en las audiencias. El Nuevo Diario, denunció estas "intimidaciones" en su edición de ayer cuando titulada "Matus entre su juicio y la presión al periodismo".

En los intermedios de la audiencia, Matus de diversas formas le recriminó a la periodista Urbano que se lo tilde en la publicación como un "ex funcionario" del Gobierno nombrado por Romero, cuando según él, "solo estuvo 15 días". No fue así, pero aun hubiera desempeñado ese cargo por dos días, el nombramiento existió, por lo que es correcto llamarlo "ex funcionario romerista".

JPEG - 8.2 KB
Matus y René Gómez

De sus dichos a la periodista del Nuevo Diario, se desprende que Matus no quiere complicar la imagen del gobierno de Juan Carlos Romero, aunque se sabe que esto será imposible, porque Matus fue funcionario durante casi tres meses, nombrado por el propio Juan Carlos Romero como Secretario General de Prensa de la Gobernación. Incluso para su asunción se organizó un pomposo acto oficialista que fue "la buena noticia" de numerosos medios oficialistas que, por supuesto, obviaron mencionar su procesamiento en la causa por la que hoy está en juicio.

Al poco tiempo tuvo que renunciar. No se sabe bien las causas, aunque trascendió en el Gran Bourg que habría tenido que ver con embargos a su sueldo en blanco. Al poco tiempo en la zona del Grand Bourg con presencia de las máximas autoridades del gobierno, inauguró lo que sería un nuevo y lujoso estudio llamado Multivisión donde funciona una radio (de la cual es director) y productor de programas periodisticos para televisión.

Los años romeristas no fueron malos para ("Franja") Matus, quien pasó de publicista a un poderoso funcionario, con la firma autorizada para distribuir las abultadas pautas publicitarias a los medios afines al gobierno. A poco de su renuncia al cargo inauguró el monumental estudio Multivisión, con el cual se consagró como un empresario de medios y publicista de las máximas figuras del oficialismo y de candidatos relacionados con la fórmula Romero-Wayar.

Ante tantos hechos que lo relacionan con los más altos circulos del poder romerista, su nombre y vinculación es innegable para los pocos medios independientes que siguen de cerca su juicio. Entre un centenar de radios y publicaciones gráficas locales, sobran los dedos de una sola mano para contar quienes son los que están cubriendo su desarrollo.

Además, Matus aparece es también un empresario de medios y tiene sus espacios en sus propios programas radiales y televisivos donde es su director, para responder a todas las hechos o criticas de estos pocos medios como Nuevo Diario o Salta Libre pueden cronicar.

Situación complicada

En el marco del juicio se se pudo establecer, de alguna manera, la responsabilidad que van teniendo las entidades financieras en la aprobación y la apertura de las distintas cuentas bancarias.

Lo que básicamente pretente la actoría civil de Pedro Salva es el resarcimiento del prejuicio ocasionado al damnificado con la falsificación de su documento, (con lo que se abrieron varias bancarias a su nombre). los diez años de violencia sicológica y el ambargo de su humilde vivienda.

De las últimas declaraciones de los testigos se desprende que tanto los imputados, como de las entidades financieras, no obraron de forma legal y diligente.

JPEG - 5.3 KB
El Tribunal

Hasta la ultima audiencia no quedó duda de que el tribunal actuante compuesto por lo jueces de la Cámara del Crimen Nº 2, Carlos Pucheta (presidente) y los vocales Angel Longarte y Bernardo Ruiz, están cumpliendo su labor en forma que se ajusta al derecho. "No tenemos ninguna objeción sobre el desempeño del Tribunal, como de parte del fiscal de Cámara, estamos tranquilos en este aspecto", declaró a Salta Libre el abogado Marcos Segura Alsogaray.

Pero el miercoles fue fatídico para Matus. Las declaraciones de algunos testigos realmente habrían complicado su posición de inocencia. En el juicio que se sigue por tentativa de estafa en la Cámara del Crimen Nº 1, declararon Roberto Gijón, a quien Gustavo Alanís (co-imputado en esta causa), le pagó con cheques a nombre de Román Salva, cuyo documento de identidad fue falsificado para sacar créditos bancarios.

A Gijón se le tomó declaración informativa dado que había sido imputado y sobreseído en la instrucción de la causa. "Alanís me dijo que era una cuenta del tío de él", dijo Gijón al hacer referencia a los pagos de los cheques a nombre de Salva por $10.000, que son los que "nunca pude cobrar", dijo al tribunal.

No recordaba con precisión la relación entre Matus y Alanís. Ante ello, el juez Angel Longarte le recordó parte de su indagatoria en la investigación original, donde había dijo que "los cheques de la causa a nombre de Pedro Salva fueron entregados por Javier Matus y Alejandro Matus".

Gijón respondió que el "había sido asesorado por el abogado". Algo desmemoriado manifestó que pudo haber sido que haya hecho la factura a nombre de Salva "pero no puedo especificar que me los haya dado Matus". Luego habló de una pelea con Matus y contó que fue a raíz de estos cheques.

A su tiempo el ex comisario Raúl López recordó la investigación de la causa. Contó que el día que se allanó la radio de Matus vio una persona que estaba sentada en el acceso y luego desapareció. Contó que al consultarle a Matus si conocía al que estaba adelante este dijo "que no sabía quien era".

René Gómez, el defensor de Matus, le hizo ver que en su testimonial original informó que fue el ex funcionario quien le dio nombre, DNI y domicilio de Alanís. López entonces aclaró que al tiempo de la investigación se dio cuenta que Alanís es el que había desaparecido de la radio la primera vez.

Sin embargo fue Aída Espinoza, quien relató que también estuvo imputada en la causa y fue sobreseída. En calidad de declaración informativa de una forma valiente relató lo que sucedio en el `98, cuando fue imputada cuando en la moto que manejaba, se encontraron los falsos documentos.

Alanis había dicho a la Policía que la moto era de Espinoza, dado que se descontaron cuotas de su sueldo para comprar el vehículo. La testigo sostuvo que al otro día de la indagatoria fue hasta la casa de Alanís para reclamarle el intento de ivolucarla. En ese acto -relató- escuchó a la mujer de Alanis, que con la puerta entreabierta le manifestó: "le dije al yuto (Alanís) que no se meta en lo que lo mandó Javier Matus y que no use el documento de Salva".

Espinoza entre sollozos dijo que el trance judicial que vivió "le hizo mucho mal a mi familia porque yo no tuve nada que ver". Luego de su ser absuelta se desvinculó de las personas involucradas. No obstante, sugestivamente Matus la llamó por telefono. Ella creyó entender lo que quería, pero el le dijo que era "para preguntarle como estaba y si se acordaba de la moto".

Luego Matus, consultado por el Nuevo Diario, dijo que él llamó a Espinoza "para que venga a declarar..." (¿?).

Compartir: 

2015 © Copyright - Saltalibre.net - Todos los Derechos Reservados