Nuestros candidatos de rodillas

Daniel Tort
agosto 31 /2015

Scioli, Massa y Macri

El denominado “Council of theAmericas” es una entidad norteamericana que responde a los dictados económicos del zar de la economía de los EE UU el banquero-industrial-financista y mafioso David Rockefeller, que acaba de cumplir cien años de vida.

¿Progresismo, sumisión o cambio?

El camino iniciado por los pretendidos líderes que se presentarán en octubre próximo como presidenciables, es exactamente inverso al de la ansiada liberación o el cambio de modelos.

Este engendro de penetración cultural y económica de la inversión extranjera norteamericana en particular en América del Sur, fue creada por ese sujeto en el año 1965 bajo la consigna de que el libre mercado y la iniciativa privada ofrecen los medios más eficaces para lograr el crecimiento económico regional y la prosperidad.

Con anterioridad en el año 1954 el mismo multimillonario financió y dio vida al denominado Grupo Bilderberg, reunido en los Países Bajos con la impronta de “hacer un nudo alrededor de una línea política común entre Estados Unidos y Europa en oposición a Rusia y al comunismo” y afianzar en plena guerra fría la aplicación del denominado “Plan Marshall”

Estos grupos de presión que son presentados como foros de estudio o de investigación, son parte de un escenario de cuanta artimaña legal o ilegal sea necesaria poner en práctica para derrumbar las economías de los países en vías de desarrollo y terminar imponiendo sus propias inversiones.

Claramente las fórmulas enunciadas de una y otra organización han dado un fantástico resultado, pero sólo para los miembros integrantes de esas verdaderas asociaciones ilícitas, pero no para los habitantes de Sudamérica que según el informe de la CEPAL conocido en el mes de Enero de 2015, en la región se registran 167 millones de pobres y 71 millones de indigentes.

A pesar de lo inocultable de esta realidad y de la grosera inequidad creada a instancias del mercado libre y los gurúes de la economía financiados por estas organizaciones, la colonización mental de grandes franjas de la población de los Países a los que pertenecen los pobres y marginados, todavía creen y esperan el efecto derrame que los bañe para cambiar de suerte.

Planteada así la realidad del denominado modelo capitalista occidental, sería lógico y esperable que si la clase dirigente de los distintos pueblos de la América del Sur –entre ellos obviamente nuestra Argentina- tuvieran en mente liberarse de estos mesías del librecambio y abrir una instancia de oportunidades para desarrollarnos internamente y poder decidir nuestro propio destino, obraran combatiendo esas estructuras.

Pero basta echar una simple y llana mirada del panorama político y social de nuestra Nación, para darnos cuenta de que el camino iniciado por los pretendidos líderes que se presentarán al mes de octubre del corriente año como presidenciables, es exactamente inverso al de la ansiada liberación o el cambio de modelos.

El pasado miércoles 26 de agosto en el exclusivísimo hotel Alvear de Buenos Aires, se presentaron en la 12º edición del Council Of The Americas los candidatos Macri, Massa y Scioli, -entre otros funcionarios de segunda línea como el presidente del Banco Central- a quienes la directora ejecutiva Susan Segal les había programado como si fuera un acto escolar, quince minutos exactos a cada uno.

Y ante la mirada escudriñadora de los magnates y millonarios del mundo, a su turno cada uno garantizó seguridad jurídica, gobernabilidad, mercados libres, inversiones y “aindamais”, en un acto obsceno de sumisión y vasallaje intelectual y moral.

Y para que el drama y la desesperanza de quienes soñamos con una nación libre y soberana fuera perfecto, el nuevo libro de Alfredo Zaiat (“Amenazados – El miedo en la economía”) detalla con el análisis de los cables revelados de wikileaks, que los más mediáticos y cipayos opinólogos de la economía liberal, consejeros de los tres sectores que compiten en Octubre, fueron citados a la embajada de EE UU a rendir cada uno su examen de admisión a la futura conducción del ministerio de economía.

En este desfile a domicilio de la cipayería se contaron Cavallo, Dujovne, Frigerio, Kiguel, Melconián, Broda, Lavagna, Redrado, Gonzalez Fraga, Sturzenegger, Artana, Broda, López Murphy, Marx y Blejer, éste último el actual gurú de Daniel Scioli y autodenominado futuro ministro.

Hace casi diez años en la histórica jornada de Mar del Plata, y cuando los vientos del llamado kirchnerismo apuntaban hacia otras latitudes, se rechazaba en la cara de un impávido George Bush la propuesta del ALCA.

Hoy con el panorama que se acaba de describir, se aprecia con tristeza que mucha agua ha corrido bajo el puente del movimiento que se dice progresista, y claramente no ha sido río arriba.

  • Daniel Tort, abogado y periodista
    tdaniel@arnet.com.ar