Pobladores de Tilcara y Humahuaca pierden dignidad y patrimonio

julio 19 /2007
Salomón Casal

Ocaso tilcareño(Especial para Salta Libre) Desde hace dos meses, un grupo de jóvenes matrimonios con hijos, nativos de Tilcara (Jujuy), acamparon creando asentamientos en zonas del Barrio Malka y Cerro Chico del pueblo de Tilcara. Los pobladores originarios de Humahuaca, Tilcara zonas de influencia sufren la invasión de extranjeros inversores y el perjuicio económico. Todo comenzó desde que Humahuaca fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este impacto demográfico significó una alta cotización de las tierras. El mercado de tierras hoy está sobrevaluado. Un terreno que antes salía dos mil o tres mil pesos hoy sale cien mil. Denuncian que el estado tanto municipal como provincial, está ausente y que no existe ningún tipo de control sobre el mercado de ventas de tierras para hoteles y emprendimientos turísticos. Ni el Gobierno provincial y nacional; ni la UNESCO, tuvieron en cuenta el impacto socio cultural que generaría este titulo honorÍfico internacional.

¿Alguien discute porque se siguen habilitando hoteles? No hay control sobre la venta de tierras. Esto es la responsabilidad del Patrimonio de la Humanidad, que pesa sobre la vida de los pobladores originarios.

Los propietarios que tienen papeles venden sus tierras como un recurso económico y se va del pueblo o se margina a las orillas. Los pobladores originarios pierden dignidad y su patrimonio. La zona de la Quebrada pierde su identidad y cultura.

Acampar y generar asentamientos es una forma de protesta. A los pobladores no les queda otra salida a su angustiosa necesidad de un terreno. Cientos de jovenes matrimonios que antes vivían con sus padres, pero al agradar su familia, se vieron en la necesidad de buscar otra alternativa, acampan como una forma protesta y generan asentamientos ilegales.

“Nos hace falta el terreno, nosotros tenemos nuestros hijos somos familia numerosa y necesitamos un lugar para vivir, se nos hace difícil comprar un terreno la plata no alcanza”, se quejó una joven madre.

Un padre de familia aseguró que estas tierras tienen que pertenecer al originario, porque vemos que viene mucha gente de otro lado y enseguida tiene sus terrenos, sus hoteles, y acá no se da prioridad a la gente del lugar, vivimos como sea realmente como Dios nos ayude...”

En las tierras de Cerro Chico se incrementó el conflicto con el asentamiento, ya que en ése lugar pequeños productores tenían pensado llevar a cabo un proyecto de producción vitivinícola.

Por otro lado, en esa zona también se tenía previsto edificar viviendas para docentes. Uno de los jóvenes que vive en el asentamiento dijo “estamos aqui hace dos meses porque somos del lugar y no tenemos un terreno acá, nos quieren mandar a un barrio que esta muy lejos de nuestro pueblo, y allá es muy peligroso por la ruta, por los rios, entonces nosotros queremos un terreno acá en el pueblo de Tilcara".

"No nos quieren dar terrenos porque dicen que no hay lugar, pero sin embargo si le dan a los terratenientes, a gente inversionista, a gente que tiene plata y que no son de acá. Nosotros vinimos y nos asentamos porque somos originarios y porque somos tilcareños de nacimiento queremos un terreno acá no tenemos porque irnos lejos de nuestro pueblo…”
Asentamientos
Los costos de los terrenos se fueron a las nubes. Para el el poblador originario se le hace difícil adquirir tierras en la zona donde nació. Algunos emigran otros vuelven a los cerros, donde no hay agua, ni luz, ni cloacas. Al respecto el joven Moisés opinó: “vemos que con el asentamiento podemos adquirir un terreno, pero sin ello por medio de plata comprándose un terreno, es muy difícil, porque todo esta sobrevaluado, todo se cotiza alto, ahora un terreno vale mucho y para nosotros que no tenemos plata es imposible adquirir un terreno en Tilcara”.

Enrique Oryazabal abogado de ENDEPA ( Equipo Nacional de la Pastoral Aborigen) con respecto al impacto del nombramiento como Patrimonio Mundial a la Quebrada de Humaha comentó: “Creo que nunca se han hecho cargo en el tema del nombramiento de Patrimonio de la Humanidad, sobre el impacto que ha significado a la gente que vive en la quebrada desde hace años. Este impacto significa los altos costos de las tierras".

"Antes la gente cuando las familias jóvenes se casaban, al hijo le podían dar un terrenito, un lugar en el fondo, allá o acá. Este mercado de tierras hoy está quebrado, y esta quebrado porque es Patrimonio de la Humanidad, o sea un terreno que antes salía dos mil o tres mil pesos, hoy sale cien mil. La gente que tienen los papeles lo venden porque es un recurso económico, y hay un estado ausente tanto municipal como provincial, acá no hay ningún tipo de control sobre el tema hosterías, no hay ningún tipo de control sobre lo que es el mercado de la tierra y esto hace que se terminen peleando propios contra propios, y los que deberían hacerse cargo que es el estado, provincial, nacional, la UNESCO no se hacen cargo del impacto que generó este nombramiento.

"Esto es responsabilidad de los que han planteado esto como Patrimonio de la Humanidad”. En cuanto a el asentamiento en Tilcara , Oryazabal dijo que es un reclamo justo y no un capricho de pocos y agregó “yo estuve hablando con los changos allá en el asentamiento de Malka y me dijeron nosotros tenemos dos, tres crios y no tenemos donde vivir, ahora ¿quién le da respuesta a esto?

En épocas políticas obviamente, siempre va haber gente que promete, pero en realidad esto necesita soluciones de fondo. ¿Alguien discute porque se siguen habilitando hoteles? ¿Hay algún tipo de control sobre ésta habilitación? No existe esto, entonces esto es la responsabilidad del patrimonio de la humanidad sobre la vida de la gente, es terrible… y nadie se termina de dar cuenta, porque parece que son cinco loquitos que están pidiendo tierras, que aprovechan políticamente…pero no esto es una realidad que vive la comunidad que termina enfrentando propios contra propios, esto es lo terrible”.

Los que realizan el asentamiento también expresaron que esperan el apoyo del gobierno para poder tener sus propias tierras y vivir con sus familias.

Informe: Red-Com.Chaco