Procesan al empresario Levin por delitos lesa humanidad

octubre 16 /2012
Elena Corvalán

Marcos Levín, empresario

El juez federal Julio Leonardo Bavio, titular del Juzgado Federal Nº 1 de Salta, procesó el lunes 15 de octubre al empresario Marcos Levin por instigación a cometer torturas. El magistrado también dictó el procesamiento de los policías retirados Víctor Hugo Bocos y Enrique Cardozo, en su caso como coautores de tormentos.

El procesamiento de Levin es sin prisión preventiva, por lo que continuará en libertad. Por otra parte, se le trabó embargo por 150 mil pesos, mientras que Bocos y Cardozo el embargo asciende a 50 mil pesos.

El procesamiento es en relación a los delitos denunciados por Víctor Manuel Cobos, quien fue detenido y torturado en diciembre de 1976, cuando era delegado gremial en la empresa de transportes La Veloz del Norte, de propiedad de Levin por entonces.

En la extensa resolución conocida el lunes 15 de octubre de 2010 el juez Bavio da por acreditada “de manera nítida” la presencia de Levin en la Comisaría Cuarta de la Policía de Salta, donde funcionó un centro clandestino de detención durante la última dictadura cívico-militar.

El magistrado consideró probado que, como sostiene Cobos en su denuncia, el empresario se valió de la Policía para valerse de una falsa acusación contra el sindicalista y sacarlo de la empresa. Además de Cobos, otros empleados de La Veloz sufrieron la detención y fueron torturados para que asumieran responsabilidad en una estafa que no habían cometido.

Para el juez el propio Levin concurría a la Comisaría para verificar que los detenidos firmaran las declaraciones en las que asumían la responsabilidad.

El juez Bavio sostuvo que”Levin usó como nexo para reprimir a sus empleados a Víctor Bocos”, quien era subjefe de la Comisaría Cuarta. De esta manera, instigando a la tortura, logró también sus confesiones y justificó de esta manera los despidos de los empleados. Para el magistrado, Levin debe responder como instigador “por cuanto ha logrado que los coautores materiales”, Bocos y Cardozo, “realicen la actividad delictiva mediante su influencia sicológica”.

El procesamiento de Levin es sin prisión preventiva, por lo que continuará en libertad. Por otra parte, se le trabó embargo por 150 mil pesos, mientras que Bocos y Cardozo el embargo asciende a 50 mil pesos.

Por otra parte, el juez decretó la falta de mérito (es decir que no hay pruebas suficientes para procesarlos, pero que tampoco se puede dejarlos todavía fuera de sospecha) a favor de quien fuera jefe de la Comisaría 4º, Víctor Hugo Almirón, y de Jorge Alejandro Grueso, ambos imputados también por las torturas. En el caso de Almirón, el juez consideró que no hay pruebas que demuestren que supiera de estas prácticas en perjuicio de los empleados de La Veloz.

En cuanto a Grueso, que era encargado de la diagramación de los viajes en La Veloz, el juez consideró que los testimonios de los cuatro ex choferes que lo ubican en el lugar de las torturas no alcanzan a demostrar que fuera partícipe de estos hechos.

Los procesamientos son solo por los hechos en perjuicio de Víctor Cobos. Delitos similares fueron denunciados por otros 14 empleados de la empresa pero el juez consideró que se trata de delitos comunes, no de lesa humanidad, por lo que tienen que ser investigados por la justicia provincial.

  • Informe: Elena Corvalán
    elenac75@yahoo.com