Reviven los ideales del padre de la democracia

marzo 31 /2009

El ex presidente Raúl Alfonsín murió hoy a las 20.30, víctima de una neumonía aspirativa derivada de un cáncer de pulmón con metástasis ósea, y será velado mañana en el Salón Azul del Congreso Nacional.

Murió Raul Alfonsín, Presidente de la Nación (1983-1989).

El legado de Alfonsín queda reflejado en sus últimos discursos. El canibalismo político argentino y la crisis no le dejó llegar donde quería.

El ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín murió víctima de una neumonía aspirativa derivada de un cáncer de pulmón con metástasis ósea, y será velado en el Salón Azul del Congreso Nacional. El veterano líder radical, cuyo nombre quedará históricamente asociado a la democracia en la Argentina, tenía 82 años y su estado de salud se había deteriorado ya desde la mañana, cuando recibió la visita de monseñor Justo Laguna.

"Lamentablemente a las 20.30 el doctor Raúl Alfonsín ha fallecido tranquilo en su domicilio, acompañado por sus familiares, con mucha paz", aseguró Alberto Sadler, médico personal de Alfonsín al dar el último parte médico, informando la muerte del ex presidente.

"Estaba dormido, con deterioro sensorio y respirando muy tranquilamente. En este momento sólo puede decirse que ocurrió en un marco de mucha tranquilidad y acompañado por su familia, como él siempre quiso que ocurriera", complementó y finalizó diciendo que "él quería que lo recuerden como una buena persona".

El vicepresidente Julio Cobos fue el primero en llegar, apenas conocida la trágica noticia. “Hemos perdido hoy a un gran hombre de bien. Se ha marchado en paz el gran defensor de los valores democráticos, de las instituciones y del pueblo argentino. La historia nacional recibe con honores al garante de la democracia”, afirmó. Entre un tumulto, el mendocino recordó que "Raúl Alfonsín nos ha dejado un legado: el respeto por la democracia, los derechos y los valores morales, será nuestro deber honrar sus acciones, poniendo en práctica día a día su valiosa enseñanza".

Los restos del primer mandatario de la democracia, Raúl Alfonsín, serán trasladados mañana desde el Congreso hasta el cementerio porteño de La Recoleta, en una cureña que transportará un jeep militar, escoltada por el Regimiento de Granaderos a Caballo "General San Martín".

La ceremonia de despedida del ex presidente Raúl Alfonsín comenzará mañana a las 10 en el Congreso de la Nación, con discursos de distintas autoridades, y una misa de cuerpo presente en las escalinatas del palacio legislativo.

El periodista informó que mañana a las 10 comenzará la "ceremonia de despedida institucional", durante la cual "hablará alguna autoridad del Congreso y el vicepresidente, a cargo del Poder Ejecutivo", Julio Cobos.

López indicó que a continuación se realizará una misa de cuerpo presente en las escalinatas del Congreso, que será presidida por el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo, primo hermano de Alfonsín.

El cortejo recorrerá la avenida Callao hasta la calle Quintana, y de allí se dirigirá al cementerio de la Recoleta, donde los restos de Alfonsín serán depositados momentáneamente en el panteón de los caídos en la revolución de 1890 hasta que se construya un lugar definitivo.

Asimismo, el ex vocero informó que mañana, a las 17, arribará al aeroparque metropolitano el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, para participar de la despedida de Alfonsín, así como los ex presidentes José Sarney y Fernando Enrique Cardozo.

López sostuvo que el legado que dejó Alfonsín quedó reflejado en sus últimos discursos, "invitando al diálogo, con la búsqueda de acuerdos de toda la dirigencia, que está pendiente de respuesta por parte de las dirigencias".