Salta en emergencia hídrica

enero 28 /2008

A la vez que fue declarada hoy la emergencia hídrica en toda la provincia, el gobierno nacional y provincial anunciaron que se puso en marcha un aperativo para enfrentar las consecuencias del temporal y contener a los miles de damnificados por las inundaciones en Salta. Los cifras proporcionadas por Defensa Civil indican que ya son 9 mil, las personas aisladas en distintas zonas de la provincia. Las poblaciones del Norte de Salta son las más afectadas. No ha parado de llover en las ultimas 48 horas y ahora pronostican que el mal tiempo se exenderá por diez días más. Ya se habla de desabastecimiento en Santa Victoria Este.

"Hace más de 10 años que venimos sufriendo, debería existir un fondo ya previsto para afrontar esta emergencia".

El titulas de Defensa Civil estimó que son 9 mil las personas incomunicadas a raíz de las inundaciones. Y la situación podría agravarse en las próximas horas, ya que no para de llover en el Sur de Bolivia.

No solo en el Norte de nuestra provincia hay problemas por las lluvias, el panorama de anegamiento y asilamiento y evacuados por las crecidas de los rios, se extendió a las rutas de los Los Valles Calchaquíes, barrios y localidades aledañas a la capital salteña

Se pronosticaron lluvias hasta el jueves. De persistir el mal tiempo, hasta fin de mes se podría superar el promedio histórico de 330 milimetros de lluvia caida en Enero. Hasta ayer domingo cayeron 274 milímetros de lluvia.

Alberto Fernández anunció que el martes viajarán a las zonas afectadas por el temporal, funcionarios nacionales de las áreas social y sanitaria, para colaborar en la asistencia de los aislados. Tanto el gobernador Juan Manuel Urtubey y Fernández anunciaron además que se puso en marcha un operativo de salvaguarda con una serie de obras públicas en la zona con recursos extraordinarios.

La situación de los habitantes ribereños del Pilcomayo pende de la cantidad de lluvia que se registre en Bolivia por el aumento de los caudales de los rios que desembocan en la zona.

La ayuda no llega bien

La asistencia a los damnificados sigue complicado por el mal estado en que se encuentran los caminos y rutas para acceder a Santa Victoria Este. De acuerdo al organismos nacionales, el Este y centro de las provincias de Salta y Jujuy se verían afectadas por la contingencia climática.

El intendente de Santa Victoria Este, Moisés Balderrama, confirmó que la ayuda no alcanza o no llega. Ayer dijo que escasa la asistencia en la zona afectada por el desborde del río Pilcomayo. “No hay ningún funcionario (provincial) acá”, se quejó en una entrevista ofrecida al Nuevo Diario

Balderrama advirtió que puede haber desabastecimiento en Santa Victoria. Ayer faltó carne, las frutas y verduras están agotadas, “casi no hay de los otros víveres” y queda poco combustible.

Consideró además “insuficientes” los cuatro vuelos que se hicieron ayer a Santa Victoria, para aprovisionarla de alimentos. Explicó que la zona afectada por las aguas es de 160 kilómetros de largo por 50 de ancho, por lo que es difícil llevar la ayuda en tractores, que demoran dos horas y media para recorrer 17 kilómetros.

Relató que en Alto La Sierra y Misión La Paz hay cortes profundos que no permiten el paso, incluso con tractores. Hay evacuados en Santa María, Padre Coll y Santa Victoria. Balderrama dijo que no cuentan con plásticos para que estas personas se protejan.

El intendente se quejó también por la falta de obras que eviten las recurrentes inundaciones. “No es el primer año, hace más de 10 años que venimos sufriendo esta problemática y que debería existir un fondo ya previsto para afrontar esta emergencia".

Reconocen el grave déficit

Otros pronósticos meteorológicos afirman que las lluvias continuarán al menos por diez días más, por lo que el Gobierno Provincia anunció que "se está preparando" un operativo y se anuncia la visita de funcionarios nacionales para evaluar los daños y asistir en las contiengencia.

El gobernador reconoció en un despacho de la agencia Telam que "hay un grave déficit de infraestructura para prevenir este tipo de catástrofes, problema que deviene de anteriores administraciones provinciales. Me tocó asumir con las inundaciones, pero creo que los cortes de rutas como el anegamiento de Santa María pueden prevenirse".

Agregó que en Santa Victoria Este "las defensas funcionaron bien, pero el camino principal de Santa María se transformó en un desagüe y el agua arrasa con todo".

Por su parte el Ministro Julio Cesar Lutaif, señaló hoy que la ruta n° 50 se encuentra cortada en varios tramos y que las defensas del río Pescado, construidas el año pasado, presentan roturas de consideración.