Se derrumbó una pared y un niño muere en el Hogar Escuela

junio 10 /2013

Protesta de padres del Hogar Escuela

Ezequiel Cardozo de 9 años falleció el lunes 10 a las 9.30, cuando una pared se derrumbó aplastándolo, en el Hogar Escuela. El triste desenlace se produjo cuando estaba junto a sus compañeros y al docente de la materia Agronomía confeccionando una huerta. El inicio de las actuaciones estuvieron a cargo del fiscal Penal Nro. 2 Maximiliano Troyano, quien se encontraba de turno, sin embargo por una cuestión jurisdiccional correrá por cuenta de Gabriela González, la investigación para analizar la responsabilidad de las partes.

Analía Berruezo, secretaria de Gestión Educativa, expresó que “los niños estaban sacando ladrillos de la pared con el consentimiento del maestro de grado, encargado a esa hora de los 17 alumnos. Esa pared debería haber estado cercada".

Al lugar llegó la Policía de la Provincia, División Criminalística, y peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, quienes levantaron las primeras muestras, en el lugar donde perdió la vida el nene que concurría al 4to grado en el Hogar Escuela.

Hasta el momento no hay personas detenidas por esta muerte, mientras se recopilan datos científicos, Troyano en sus primeros pasos al llegar al lugar, inició los primeros pasos a fin de habilitar la investigación, que ahora ya está en manos de González quien deberá determinar los autores o responsables, del hecho. La carátula todavía no fue definida, se hará cuando se conozca si hubo irresponsabilidad o negligencia.

En el lugar se consultó a los docentes, directora y a quien estaba en el momento del hecho, sin embargo todas estas declaraciones luego se deben efectuar en sede judicial.

La pared

La pared que se derrumbó formaba parte de una vieja habitación destinada al resguardo de herramientas, del Hogar Escuela, que ya había sufrido años atrás el derrumbe del resto de la edificación y faltaba esa sola pared en pie.

Los pequeños en ese sector realizaban una huerta, y estaban sacando ladrillos para efectuar alguna delimitación, otros compañeritos ya habían hecho lo propio, cuando fue Ezequiel a retirar su ladrillo, se desplomó aplastándolo.

Se deberá determinar si había vallado en el lugar que estaba a unos metros del edificio central, por tanto se deberá convocar para que declaren las direcciones educativas de quienes dependen los edificios y obras.

Los restos del pequeño fueron velados en una sala de sepelios de calle Zuviría, recibiendo sepultura en la jornada del martes 11 de junio. La escuela declaró el duelo para la jornada, estando sin actividad los niños que tienen la modalidad de retiro, mientras los que pernoctan, tienen talleres y asistencia sicológica.

Analía Berruezo, secretaria de Gestión Educativa, expresó que “los niños estaban sacando ladrillos de la pared con el consentimiento del maestro de grado, encargado a esa hora de los 17 alumnos. Esa pared debería haber estado cercada".

Respecto a la pared y el riesgo que la misma ofrecía a los chicos, según pudo saberse las autoridades educativas habría reconocido que el sector ofrecía cierto riesgo, aunque no supieron explicar por qué no se terminó de derrumbar el muro. Este hecho, conformó el lunes 10 de junio la queja principal de los padres e incluso algunos docentes.

Directora suspendida

Amelia Burgos, directora del Hogar Escuela, sostuvo que la pared no había sido controlada porque no hacía falta ya que es un sector de huertas, abierto y al aire libre. Se trata de la única pared que quedaba de una obra demolida que había quedado ahí. Desde el Gobierno provincial, en tanto, se dispuso la suspensión de la directora.

  • Fuente: Nuevo Diario de Salta