Sin educación no hay desarrollo

noviembre 24 /2008

En Salta, el salario mínimo de bolsillo que un docente cobra por una carga horaria frente al aula de cuatro horas reloj es de $1200 pesos para EGB 1 y 2, mientras que $1.400 pesos para EGB 3 y polimodal. Pero el 67% es en negro, según un informe realizado en 2008 por el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), basándose en los datos proporcionados por el Ministerio de Educación de la Nación.

El rumbo del gobierno, anterior y actual, consiste en centralizar la población en la gran urbe de la Ciudad Capital y explotar superficialmente los recursos agrícolas.

Los docentes de la provincia de Salta, semanas atrás estuvieron ejerciendo
su derecho constitucional, solicitando al gobierno un mejor salario, a
través de paros y marchas, con el propósito de obtener un salario de
bolsillo de $2000 pesos, lo cual se justifica por la complejidad del trabajo
docente.

El actual ministro de educación, Leopoldo Van Cauwlaert, contador nacional, sostiene que un docente trabaja solamente cuatro horas por día, tal
aseveración justificaría, a nuestro parecer, que sea separado del
Ministerio. Es inexplicable el motivo por el cual no se puso al frente de
este ministerio a una persona que conozca todo lo que implica ser un
docente, para evitar declaraciones de este tipo, verdaderamente ignorantes.

Por otro lado, el Gobernador Urtubey llego a un acuerdo con los docentes
autoconvocados, el cual cosiste en otorgarles a todos los docentes en
general $100 pesos sólo en noviembre, gracias a la ayuda económica brindada por la Nación, que se estima que fue de $2 millones de pesos, además les prometió adelantarles el medio aguinaldo para el 12 de diciembre.

Por su parte, los docentes deberán recuperar los días de clase perdidos
durante el mes de diciembre y deberán esperar que se cumpla la promesa de
que sus sueldos serán aumentados en 2009.

A días de finalizar el ciclo lectivo, los Jóvenes Desarrollistas pensamos
que la educación es una inversión a largo plazo que debe seguir tres metas
fundamentales: producir ciudadanos, mano de obra calificada y capacitar a
las personas para que puedan ingresar a niveles superiores de educación;
teniendo en cuenta las necesidades que requieren las políticas de estado, o
sea, las metas a las que el país o la provincia desea llegar. Para eso es
primordial un presupuesto acorde a las necesidades de capacitación docente,
a la adquisición de las nuevas tecnologías y al mejoramiento
infraestructural.

En este sentido, la provincia invirtió $1.497 pesos anuales por cada alumno
estatal, de acuerdo al Segundo Informe Anual del Monitoreo de la Ley de
Financiamiento Educativo que analiza los números desde mayo de 2007 a
septiembre de 2008. De este modo, nuestra provincia es la que menos dinero
destinó a los chicos que asisten a estos establecimientos. Sin embargo,
estos fondos son insuficientes para lograr una educación que permita lograr
desarrollar la provincia.

El gobierno debe plantearse primero, que rumbo debe seguir la provincia. El
MID tiene muy en claro sus metas: integración social, el impulso de las
producciones regionales y comenzar a generar focos industriales, que den
valor agregado a lo producido. El rumbo del gobierno, anterior y actual,
consiste en centralizar la población en la gran urbe de la Ciudad Capital y
explotar superficialmente los recursos agrícolas. Para este tipo de
proyecto, la educación no juega un gran papel, lo que explica porque el
presupuesto que se destina para la misma es mínimo.

En lo que respecta al salario docente, vamos a estar muy atentos a los
anuncios oficiales de la gobernación, para ver si se cumplen las promesas, o
si nuevamente se miente al pueblo. Los Jóvenes Desarrollistas, apoyamos la
justa lucha docente, pero a su vez se sugiere que se mejore la calidad
educativa, ya que sin educación no hay desarrollo.

Moisés Fabián Alejandro Benegas
Pablo Daniel Gutiérrez
Johanna Ballón
José Luís Tarifa
Fernando Avalos
Mónica Laura Ursagaste

www.jdsalta.tk
jovenesdesarrollistas@gmail.com