Tabacal bajo fuego: violencia frente legitimas demandas gremiales

agosto 25 /2012

Organizaciones políticas y ONGs., expresan aquí, la verdad de la lucha, el repudio y la denuncia. Un informe explica la lucha y el por qué de la cruenta represión perpetrada en la jornada del sábado 25 de agosto en contra de los trabajadores de El Tabacal. La Asociación Encuentro Memoria, Verdad y Justicia de Oran repudió también los hechos de despojo de la empresa, la violencia y explotación a la que son sometidos diariamente los trabajadores y familias del departamento.

Campesinos fueron despojados de sus tierras conformando los cinturones de pobreza en las ciudades de Oran, Pichanal e Irigoyen, este año se desmontaron 5.000 hectáreas para producir mas azúcar, alcohol, bioetanol y energía.

También denunciaron los artilugios que utiliza en estos días de justo reclamos de la clase trabajadora a través del Sindicato de Trabajadores del Azúcar para enfrentar a los trabajadores entre sí. Apoyan la lucha de los trabajadores la Asociación Lucrecia Barquet y la Comisión Mega Causa Salta 2012, Hijos Salta.

El informe de repudio y denuncia expresa textualmente lo siguiente:

"Intentos de manipular y enfrentar a los trabajadores con falsos piquetes que justifiquen la represión en una justa acciones de lucha por las fuentes de trabajo.

La empresa norteamericana Seabord Corporation [1] instalada en el norte de la Provincia de Salta, está llevando a cabo medidas que atentan contra la paz, la justicia, la convivencia y la armonía entre los trabajadores y los pobladores de la zona.

Es de público conocimiento que el día jueves 24 intentó enfrentar a los trabajadores con un corte de ruta paralelo al corte que inició la mayoría de los trabajadores acompañados por el Sindicato de Trabajadores Azucareros.

Este corte de ruta armado por la Seabord Corporation para poner en riesgo la integridad de los trabajadores revela una vieja práctica de los grupos poderosos de enfrentar pobres contra pobres, quedando ellos inmunes y libres de toda responsabilidad ante el conflicto generado por ellos mismos, esta medida fue apoyada por todas las fuerzas de seguridad: gendarmería, policía y civiles informantes, quienes desaparecieron del lugar, dejando la zona liberada para que se cometan actos de violencia, ya que los mismos estaban armados.

Bajo la excusa de pérdidas millonarias la empresa solicita la intervención del Estado en sus diferentes estamentos como por ejemplo: Desde el poder local por ejemplo el intendente de Orán, que desde el año 1996 es un acérrimo defensor de los intereses de esta empresa extranjera, pide represión a los trabajadores, como una forma de acabar con el conflicto.

Por otro lado el Gobierno Provincial en el año 2.007 le otorgó exenciones impositivas en atención a la importancia del incremento de la producción y al alto impacto en la riqueza y en la creación de fuentes de mano de obra en la zona (Decreto 3165/07 bis - Boletín oficial 15 de Noviembre 2.007. También la exención fue otorgada por considerar que el Ingenio puso en marcha el proyecto a desarrollarse entre el 2.004 al 2.012, a través del cual se prevé incrementar un 40 % su capacidad de producción de azúcar que pasaría de 185 mil toneladas anuales a 240.000, de una molienda diaria de 11.500 TN a 16.000.

Lo cierto es que esta empresa que se ha enriquecido año tras año con altísimas ganancias y tiene a su alrededor cada vez más campesinos despojados de sus tierras conformando los cinturones de pobreza en las ciudades de Oran, Pichanal e Irigoyen, este año se desmontaron 5.000 hectáreas para producir mas azúcar, alcohol, bioetanol y energía.

La voracidad puesta de manifiesto se expresa en la presión, persuasión y amenazas que ejercen sobre los campesinos y productores para arrendar o adueñarse a la fuerza de las pocas tierras que quedan, las cuales se destinan hoy para producir alimentos, como protección de la biodiversidad y donde se arrinconan la poca fauna y flora que quedan en las yungas oranenses.

El mentado desarrollo regional o el derrame de las ganancias es hoy un espejismo, ya que mientras ellos destinan millones de pesos a Norteamérica, según informe de la misma empresa para el año 2.009 sobrepasó los 700 millones en ingresos) y la zona va quedando con desocupados, hambre y desnutrición.

La situación de los trabajadores es muy precaria, para dar una idea de los 6.500 trabajadores que tenia trabajando la empresa antes del arribo de los norteamericanos, quedan 1.300 hoy por hoy, la mayoría precarizados. Solo 320 son de planta, el resto es contratado por unos cuantos meses en algunos casos por la misma empresa o a través de empresas tercerizadas y el resto del año vive de un plan social o pasa a engrosar la lista de desocupados, poniendo en riesgo la reproducción de la propia vida y de la familia, quedando para el Estado la tarea de dar contención trasvasando la obligación de la empresa a los municipios, gobiernos provinciales y gobierno nacional, también el sindicato esta obligado a hacerse cargo de la salud de los mismos y otras necesidades.

Sin mencionar los efectos de las fumigaciones aéreas, la contaminación de las aguas y la proliferación de enfermedades tropicales fruto de los desmontes a las que son sometidas diariamente las familias.

Por todo esto, la Asociación Encuentro Memoria, Verdad y Justicia de
Oran repudia estos hechos de despojo, violencia y explotación a la que son sometidos diariamente los trabajadores y familias del departamento, denuncia los artilugios que utiliza en estos días de justo reclamos de la clase trabajadora a través del Sindicato de Trabajadores del Azúcar para enfrentar a los trabajadores entre sí, la manipulación de las fuerzas de seguridad, de los funcionarios públicos y de la población para que defienden sus intereses particulares.

  • Apoyan también la lucha de los trabajadores la Asociación Lucrecia Barquet, la Comisión Mega Causa Salta 2012, Hijos Salta.
  • La represión minuto a minuto por Twitter en: @SaltaLibre