Un arresto en España complica al publicista Javier Matus

octubre 11 /2007
José Acho

Matus y su abogado

La INTERPOL hizo su trabajo y capturó al co imputado Gustavo Enrique Alanis en España. Así el juicio al publicista Javier Matus (ex funcionario del gobierno romerista) tuvo un nuevo giro que lo complica. El Tribunal decidió ayer suspender hasta el martes 16, a las 9, el juicio donde se lo acusa de tentativa de estafa en perjuicio al albañil Pedro Román Salva. De esta forma no se separarán las causas y el proceso continuará en un solo juicio conjunto a Matus y Alanís. Se otorgó esta suspención para que el detenido Alanís llegue al país desde Albacete, España donde fue arrestado.

El abogado René Gómez aseguró que su defendido Matus, debe soportar una "crisis de su núcleo familiar" como consecuencia las publicaciones contínuas del Nuevo Diario.

Un nuevo giro tomó la audiencia debate que se le sigue a Javier Matus. En la jornada del martes los jueces Carlos Pucheta, Angel Longarte y Bernardo Ruiz que entienen en la Cámara del Crimen Nº 1, apenas comenzada la audiencia, informaron a las partes que Gustavo Alanís fue capturado luego de estar prófugo por más de seis años. El informe provino de la Policía Federal, quien dio cuenta al juzgado que desde el lunes se encuentra detenido, tras el pedido de captura internacional ante la INTERPOL de Madrid.

Ante esta novedad el tribunal decidió en una cuatro intermedio que dejar sin efecto la separación de la causa y solicitar a la INTERPOL la disposición de un acta compromiso para que Alanís comparezca a juicio.
Asimismo postergó las declaraciones testimoniales de los peritos calígrafos hasta que se reanude la audiencia.

De esta forma se hizo lugar a la suspensión solicitada por el fiscal de Cámara, Justo Vaca y de los abogados de la actoría civil para que se cumpla con el proceso en el marco de un único juicio a Matus y Alanís.

El defensor de Alanís, Andrés Chibán, había solicitado la excarcelación de su defendido bajo caución personal con el argumento que no existe motivo para esté detenido por el supuesto delito de estafa , ya que es excarcelable.

A través de su abogado se supo que el coimputado Alanis habría dicho que no quiso evadir el accionar de la Justicia, que pudo salir del país porque no tenía antecedentes penales y también porque desconocía su imputación.

Por su pate la posición del defensor de Matus, René Gómez, fue contraria . Había solicitado se concluya el juicio por separado para su defendido, argumentando que esta audiencia fue a requerimiento de su defendido para someterse a una decisión que determine si es o no culpable.

De paso, el abogado Gómez, reiteró su queja contra el Nuevo Diario por las crónicas, paso a paso del juicio a su defendido. De esta forma intentó sostener su argumento para impedir la suspención, basándose en la supuesta "crisis de su núcleo familiar que debe soportar su defendido" por el hecho de la continuidad de la difusión y ante la posible prolongación en el tiempo de las audiencias.

En un tramo de la argumentación sobre su afectación síquica que le provoca las publicaciones del Nuevo Diario, recordó que ya se le envió carta documento y volvió a amenazar al medio, con otro juicio pertinente que según dio a antender "se dirimirá en otra instancia".

El ex secretario de prensa Javier Matus enfrenta de esta forma la audicencia debate por supuesta tentativa de estafa y falsificación de instrumento privado, entre otros delitos, en perjuicio del albañil Pedro Román Salva.

La causa se inicia desde que Salva extravió su DNI en 1994, tiempo más tarde le llegaron cuatro demandas por deudas impagas y embargos judiciales, con sus documentos Gustavo Enrique Alanís, contraía créditos usurpando la identidad del albañil, motivo por el que abría recurrido a Matus para que éste le extendiera certificado de trabajo y sueldos.