Un folclorista chaqueño en sus genes

septiembre 3 /2009
José Acho

Nicolás Frías, el Chaqueñito

Tiene 20 años, diez de ellos de folclorista. Su madre y padre son chaqueños. Nicolás “El Chaqueñito” Frías conoce a su padre pero solo por los medios. Le cuesta nombrarlo porque fama le sobra. En circulos artísticos y de la prensa de Tartagal es un secreto a voces. Serie de tres notas sobre una revelación de lazos familiares y artísticos con entrevistas a los protagonistas.

Un secreto guardado durante 20 años. Con su identidad y un reconocimiento artístico ocultos aun. su canto quiere salir a la luz...

Primera parte de una historia exclusiva para Salta Libre sobre un joven artista de estirpe chaqueña que hoy solo espera ser reconocido por su canto. Serie de tres notas con entrevistas a todos los familiares del "El Chaqueñito" Frías.

Nicolás Frías forma parte de la nueva generación del canto chaqueño que no quiere triunfar por ser el “hijo de…”. Quiere ser conocido con su apellido Frías de su mamá. “Para mí ella es mi madre y padre”, aseguró.

El "tapadito” se llama “Chaqueñito” Frías. El joven cumplió en febrero 20 años. Ya es todo un artista, cantor y compositor de sus propios temas.
Salta Libre recorrió Tartagal y finalmente encontró esta singular historia condimentada de abandonos y carencias con un marco típico del folclor chaqueño. Su padre viene de la estética de un patrón de estancia, un modelo de individuo actual en pertetuo desarrigo.

Sus condiciones artísticas son innatas. Durante la charla dio muestras de ser un excelente compositor. Es autodidacta. Solo un tiempo corto tuvo un profesor particular porque su madre no pudo pagarle más.

Hijo y artista no reconocido

Según los testimonios de familiares, filmados con imagen y audio, Nicolás afirma que no cuenta con la ayuda paternal para lograr éxito, pero piensa que tarde o temprano su origen saldrá a la luz, porque todo el mundo tiene derecho a una identidad.

Afirma que charló con su supuesto papá chaqueño, solo dos o tres veces en su vida. Su padre es hoy un cantor profesional, muy famoso, uno de los más convocantes del país y favorito de los festivales nacionales. Sus abuelos, su madre y sus tíos afirman los mismo.

Nico Frías, hijo de
sangre chaqueña.

Aunque piensan que una revelación pública podría concretar rápidamente los ansiados sueños de Nicolás, debido a cierto temor a lo que pudiera pasar después, prefieren reservar su nombre en la intimidad familiar.

En sus conciencias resuena un secreto guardado durante largos 20 años. Por el momento sólo el artísta oculto quiere salir a la luz. Temen un poco "patear el avispero". Hasta aquí su padre también calla, no lo quiere reconocer como hijo, pero tampoco lo quiso ayudar artísticamente como se lo merece”, sostienen integrantes de su numerosa familia.

"De tal palo, tal astilla"

Todos están conscientes de donde viene ese ímpetu de artista, folclorista, autor y compositor. Temen revelarlo abiertamente por una posible reacción furiosa de su padre. No saben hasta cuando se verán forzados a hacerlo porque el llamado de la sangre artística es cada vez más fuerte.

El telón de fondo es un banner de El Chaqueñito, el patio de tierra de su casa, un altar de San La Muerte, toda la familia junta alrededor de una mesa y un humeante "Charquisillo" en los platos. "Es la especialidad de la abuela..." afirman sus hijos, tíos de Nicolás.

Se ven algo cansados de luchar solos, en silencio y mientras todos comemos, se junta valor para la entrevista que será filmada. Todos dicen que Sobrellevan como pueden las ansias de éxito de Nicolás y les duele el sugestivo cierre de todas las puertas de los grandes festivales.

Su peor verdad

La familia quisiera gritar el nombre de su padre a los cuatro vientos, pero esperan que sea Nicolás quien suelte lo que hoy es su peor verdad. Lo incentivan en forma permanente. Lo apoyan en sus aspiraciones afectivas y le ayudan con lo poco dinero que pueden para lograr su segundo disco, no quieren que deje de hacer lo que le gusta: cantar y componer.

Todos quieren verlo triunfar. Así fue que, con sacrificio y juntando monedas, madres y tíos de sus pocos recursos, le costearon la grabación y producción de su primer CD “El tiempo pasa”. (Solo puede adquirirse en la disquera HyR Maluf de la peatonal Alberdi).

El tiempo pasa y su nombre va saliendo poco a poco a la luz artística. Como ya sucedió hace días actuó en Bolivia. Según fuentes periodísticas de Yacuiba, durante un multitudinario festival y luego de la exitosa presentación de Nicolás, público y prensa boliviana habrían escuchado por los altoparlantes el nombre y apellido de su padre.

Según trascendidos ocurrió durante sus actuaciones del viernes 28 y domingo 30 de agosto en tradicional el “Festival de la Tradición Chaqueña” de El Palmar, realizado este último fin de semana.

Trichaco y Rancho el Ñato

Los abuelos de Nicolás Doña María Eloia Ceballos y Juan Frías son oriundos de Rancho “El Ñato” ubicado en Santa Victoria Este. Ellos saben toda la historia y avatares familiares, que comenzó cuando eran vecinos y amigos de los Palavecino y otras familias aledañas.

Es la misma zona donde en los últimos años se realizó con éxito el famoso "Festival Trichaco". Allí en el 2007, estuvo Nicolás Frías, como un desconocido artista, uno más de la extensa cartelera.

Este año el Trichaco se realiza los días 18, 19 y 20 de septiembre. Esta vez viene una frondosa cartelera de figuras nacionales. La familia de Nicolás dice con cierto dolor que “a Nico no lo llamaron, es una ardua lucha tratar con los organizadores para obtener un lugar. Es así de increible porque nuestro sobrino es por lo menos un genuino representante chaqueño”, reclaman sus tíos.

No tiene palenque...

“El Chaqueñito” como lo llama su abuela, asevera que su nieto tiene la sangre de un cantor. Su abuelo asiente y cuando se le pregunta que le falta para triunfar, agrega en su jerga chaqueña: “Nomás... le falta un paleque donde rascarse”.

En la búsqueda de los nuevos valores de la música del Chaco Salteño, con un dato lejano e alguna vez incierto, tras una investigación de varios meses, Salta Libre logró este triptico de notas reveladoras en Santa Vitoria Este y en la ciudad de Tartagal.

Los Frias son una gran familia de condición humilde y de altos valores humanos. Su lucha es denodada por sacar adelante al cantor chaqueño. Su supuesto padre famoso en sus comienzos peleó por lo mismo y salió del atolladero por su talento con ayuda de muchos artistas, incluso del periodismo que hoy denosta.